https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Sin "sustos" los inversores seguirán comprando

Sólidas alzas al cierre de las bolsas europeas, en una sesión con pocos movimientos durante gran parte del día, hasta que surgieron en el mercado las filtraciones que sugerían avances en las negociaciones entre la UE y el Reino Unido, y que incrementaron la presión compradora.

La jornada comenzaba con fuertes avances de cerca del punto porcentual en las bolsas asiáticas. ¿El motivo? De nuevo las esperanzas de los inversores en un cercano acuerdo comercial entre EE.UU. y China.
Ayer un prestigioso gestor afirmaba, “si finalmente no hay acuerdo, o el acuerdo es insatisfactorio, los mercados van a sufrir y mucho”. Habrá que esperar, pero en las circunstancias actuales, el riesgo de que dicho acuerdo decepcione al mercado es alto. Recuerden, “compren con el rumor, vendan con la noticia”.
Las bolsas europeas abrían prácticamente planas. Los factores que jugaban a favor de las compras esta mañana eran: Avance en las negociaciones comerciales China vs EEUU, el cierre alcista ayer de Wall Street y esta mañana de Asia, la tranquilidad en el mercado de bonos y divisas, y buenos resultados del sector minorista estadounidense.
En el lado negativo se encontraban las noticias que apuntan a un escenario cada vez más probable de Brexit sin acuerdo, malos resultados del sector bancario europeo, y subida en la prima de riesgo italiana.

Poco a poco la presión compradora se fue incrementando, y tras la primer ahora de negociación, el Eurostoxx 50 subía un 0,20% y el Ibex 35 +0,45%. Los sectores defensivos (eléctricos, constructoras, telecos), lideraban los ascensos.En resumen, equilibrio entre factores positivos y negativos que hacían que los inversores se mantuvieran al margen de los mercados en un primer momento.
“No hay apenas referencias en el plano macroeconómico, tan solo la confianza consumidora de la Eurozona. Estaremos atentos a la publicación de las actas de la última reunión de la Fed”, comentaban los analistas de Renta 4 Banco.
El dato de confianza de la Eurozona lo conocíamos a las 16:00: Febrero -7,4 frente -7,2 anterior.
A media jornada el Eurostxx 50 mantenía las ganancias de dos décimas porcentuales, mientras que el Ibex 35 subía un 0,49%. En el mercado de materias primas veíamos caídas cercanas al punto porcentual en el brent, mientras que el oro subía un 0,11%.
En el mercado de divisas el euro/dólar plano en los 1,1336. La libra perdía terreno frente al dólar y al euro ante los rumores de renuncias de miembros del partido conservador británico. Un inciso, cada vez se ven menos salidas a un acuerdo negociado del Brexit. La probabilidad de un Brexit caótico se incrementa día tras día. Empresas, organismos estatales, instituciones varias, están advirtiendo que hay que prepararse para un Brexit sin acuerdo. Este escenario sería muy negativo para los mercados financieros europeos. Es el escenario, a día de hoy, que consideramos más probable.

Volvamos a la sesión. Wall Street confirmaba en los primeros minutos de contratación los movimientos de preapertura. El Dow Jones abría sin cambios y un bajo volumen de negociación. La falta de datos macro y microeconómicas de relevancia, dejaban a los inversores sin referencias, por lo que se centraban un día más, en las noticias y filtraciones de las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China. Y a este respecto, nada nuevo hoy.
Ese comportamiento plano en la bolsa estadounidense se mantuvo durante las siguientes horas. En Europa, sin embargo, tras las filtraciones que hablaban de avances en las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europa, la presión compradora se incrementó notablemente. El Eurostoxx 50 pasaba de ganar dos décimas porcentuales, a superar el 0,75%. El Ibex 35 superaba los ascensos del medio punto porcentual.
Como nos señalaba un operador a cierre de mercado: “Los inversores tienen ganas de comprar, y estas no van a desaparecer hasta que algún indicador les muestre que la desaceleración económica es más grave de lo que esperan hasta ahora”.
Lo que percibimos del mercado es que efectivamente, hay ganas de comprar. Si no hay noticias, o las noticias de los principales frentes de incertidumbre son positivas, seguiremos viendo alzas en las bolsas europeas. Todo ello a la espera de que avance el ciclo, y que se empiece a descontar con más seriedad una recesión económica global.
Este planteamiento puede venirse abajo si la salida del Reino Unido de la Unión Europea se convierte caótica, que como venimos repitiendo una y otra vez, a día de hoy nos parece el escenario más probable.


capitalbolsa