https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"El corralito, que los gestores no quieren ver… - " Mar Revuelta de La Carta de la Bolsa

"El riesgo, un posible crash, de iliquidez a nivel planetario, a pesar de los sucesivos QE lanzados por los bancos centrales, sigue latente. Sí, unos mercados de activos financieros cada vez más dominados por la expansión monetaria desde los bancos centrales. Y no solo en los países desarrollados, claro está. En China, con un mercado estimado en más de 4 tr. $ de deuda corporativa, tipos al alza y caídas en las emisiones están presionando con fuerza la liquidez. Y desincentivando la demanda desde inversores, tanto domésticos como internacionales. No podemos olvidar que la liquidez es uno de los factores más relevantes a considerar a la hora de tomar posiciones en el mercado. Incluso se puede considerar más relevante que la posición direccional que se busque con la operación. Hay varias emisiones de otros tantos activos, en fin, que no cuentan con demanda suficiente. Y lo que es más, con escasas posibilidades de encontrarla en el momento del vencimiento. Pero no solo es China. El riesgo es a nivel planetario. Es un corralito, que los gestores y entidades financieras no quieren ver", me dice Peter H. gestor londinense, que añade:
"Recuerden que el Brexit ya ocasionó fuertes destrozos dentro y fuera del Reino Unido. La incertidumbre provocada en los mercados por la victoria del Brexit  desencadenó una avalancha de solicitudes de reembolso por parte de los inversores, lo que se tradujo en la suspensión de la negociación de tres fondos inmobiliarios, incluyendo los de las aseguradoras Aviva y Standard Life, así como el de la gestora M&G Investments. Y lo que es peor, no hay acuerdos sobre el Brexit, lo que alarma a los supraorganismos, empresarios, familias e individuos.."
"Liquidez divino tesoro. Sí, el fundamento principal de los Mercados: nunca deben olvidar o subestimar la liquidez, porque es su mejor arma. Sí, la liquidez entendida como la capacidad que tiene una persona, una empresa o una entidad bancaria para hacer frente a sus obligaciones financieras. La capacidad de un bien de ser fácilmente transformado en dinero efectivo. Lo peor: la iliquidez, porque conduce al colapso o al hundimiento del precio del activo intercambiado. Hemos pasado en los últimos meses de hablar, oir y leer que el mundo nada en un mar de liquidez, gracias a los apoyos de los Bancos Centrales, a lo contrario. Al miedo de un colapso por la falta de liquidez de muchos activos. Ya se observa en el mercados de bonos a nivel global ¿Cómo explicar esto a mis clientes?..."
¿Qué podemos decirles a nuestros clientes cuando nos piden explicaciones teóricas, unas veces, tangibles, las más, acerca de sus CoCos (deuda perpetua), preferentes, bonos patrióticos, cédulas territoriales, pagarés de empresas, bonos, convertibles y otros instrumentos que han emitido los bancos y cajas de ahorro en los últimos tiempos para tapar agujeros y poder sostener unos insostenibles recursos propios. El corralito que afecta a miles de ahorradores españoles no es otro que la pérdida de valor de los instrumentos elegidos para colocar su dinero, porque la demanda en los mercados secundarios, si es que este ahorrador necesita su dinero antes del vencimiento, es raquítica y, además, mucho peor que la manifestada por los fondos buitre: los descuentos sobre precios teóricos son atroces, similares, incluso superiores, a los que ofrecen las preferentes. Y esto es así, porque en los últimos cuatro años, a golpe de apertura y cierre de los mercados de financiación a bancos y empresas españolas, se ha creado la mayor Bolsa ilíquida de instrumentos financieros.."
"Incluso los inversores que yo consideraba que tenían los nervios de acero han caído en la Gran Trampa, en la que yo denomino Bolsa de iliquidez. A la sombra de tipos cero, que se han mantenido durante meses y meses, unos y otros han emitido títulos de renta fija hasta la saciedad aprovechando, precisamente, la desazón de muchos ahorradores, que han visto cómo las letras del Estado apenas rendían algo, que la Bolsa es una ratonera, mucho humo, y que el tiempo pasa sin que su ahorro merezca mejor trato. Hay que tener, digo, nervios de acero y esperar con el dinero en la cuenta corriente sin recibir remuneración alguna. Es más, el dinero en el banco cuesta dinero. Pero es lo que hay. Ya vendrán otros tiempos, que vendrán. La avalancha de emisiones de bancos, cajas de ahorro y empresa con bonos convertibles, preferentes, cédulas hipotecarias...no tienen precedentes. Han dejado el mercado exangüe ¿Qué pasará a continuación? La experiencia demuestra que muchas de estas emisiones registrarán caídas de precios en picado, porque no habrá demandantes en los mercados secundarios, pero sí muchos oferentes. Se ha creado la Madre de Todas las Bolsas líquidas. Compras hoy un pagaré al 100% y mañana, si necesitas el dinero, te lo recomprarán al 70% o menos..."
“...Algunos me dicen que esperan al vencimiento. Llegado el vencimiento, les digo yo, muchas empresas te van a dar un abrazo. ¡Y date por satisfecho! Otras te darán papel por papel, es decir, te renovarán el que tienes. Y algunas ni siquiera llegarán al vencimiento. A la gente le cuesta mucho enfrentarse a la realidad y reconocer que no hay dinero para todos. Les cuesta reconocer, además, que hay empresas cotizadas en Bolsa que llevan mucho tiempo con la cotización suspendida, lo que confirma que el tejido empresarial español no es tan sano como se pregona. Por eso, el aluvión de emisiones reciente va a dejar muchos cacareando y sin pluma. Nadie hay seguro y la renta fija, como todo el mundo debería saber, ni es renta ni es fija…”