https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

SBS no cree que se cumpla el déficit 0%

El miércoles, el Ministerio de Hacienda difundió los datos fiscales del primer mes de 2019 y, como siempre, hubo lecturas mixtas. Por un lado, el Gobierno, junto con varios privados, ponderaron positivamente que el resultado primario mostrara un excedente superior a $16.000 millones. Sin embargo, por otro lado, hubo decepción.

En ese campo se anotó el Grupo SBS. “El resultado fiscal de enero terminó siendo peor de lo que anticipábamos, marcando un comienzo de año complicado para la meta de equilibrio primario. Los ingresos siguen sufriendo la recesión y la contención del gasto va perdiendo impulso, en una dinámica que debiera complicarse a medida que comiencen a ajustarse las jubilaciones y asignaciones (por caso, las subas serían de 11,8% en marzo y 10,9% en junio)”, dijeron.

Nuevamente, agregaron, “remarcamos la importancia de monitorear los tres grandes riesgos a la consolidación fiscal: 1) el impacto de la recesión sobre los ingresos, 2) el aumento del gasto social a medida que caiga la inflación y 3) las menores rentas de la propiedad a medida que desciendan las tasas de interés y el Gobierno vaya consumiendo su stock de depósitos en moneda local (algo que podría atenuarse si el Tesoro vende parte de los dólares del FMI)”.

“Alcanzar el equilibrio primario requiere medidas adicionales”, dijeron.

“Más allá del mal comienzo de año, por la mayor inflación mantenemos nuestra proyección de déficit primario para este año en 0,75% del PIB, reiterando que alcanzar el equilibrio primario requiere medidas adicionales”, dijeron desde SBS.

También hubo críticas (debatibles, por cierto) al uso del resultado primario como dato central. “Mirar sólo el superávit primario es como pensar que en tu casa te sobra plata, pero antes de pagar el alquiler y el préstamo prendario del auto”, dijo Alejandro Kowalczuk de Argenfunds. “En 2020, con un superávit primario de 1% del PIB tendíamos un déficit total de 2,7% del PIB”, agregó.

Desde otro ángulo, el asesor agropecuario Salvador di Stefano dijo: “El Gobierno logró superávit fiscal primario en enero, y siempre enero es benévolo, pero los aumentos a jubilados serán muy altos porque reflejan la inflación pasada, los precios de maíz y soja no son buenos y para cobrar el impuesto a las retenciones los productores deberían vender”.


eleconomista