https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La actividad industrial cayó 8,5% en enero, arrastrada por derrumbe automotriz, según FIEL

Las números que miden la actividad de la industria argentina dan cuenta de una crisis que no da signos de aminorarse.
Este miércoles, la consultora FIEL publicó su Índice de Producción Industrial, que da cuenta de un retroceso interanual de 8,5% en la industria en enero de 2019. Esta fuerte caída es similar a la que se produjo en diciembre de 2018, cuando el sector fabril retrocedió 8,8%.
En enero, de acuerdo a información de FIEL, se observó una fuerte caída de actividad en el sector automotriz (-32,6%) a partir de la realización de paradas de planta.
Además, la producción de minerales no metálicos se retrajo 15,7%, la producción de insumos químicos y plásticos 13,9%, y la producción metalmecánica 13,4%.
En tanto, mostraron un retroceso interanual de la producción inferior al promedio de la industria la siderurgia (-0,7%), la producción de alimentos y bebidas (-3,3%), la producción de insumos textiles (-,4,6%), la refinación de petróleo (-4,7%) y los despachos de cigarrillos (-7,7%).

Un 2018 negativo

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró el año pasado un retroceso acumulado de 2,8% respecto al año anterior.

Tres ramos de la
 industria mostraron una contracción inferior al promedio, comenzando con la producción automotriz (-1%), y siguiendo por la de insumos textiles (-1,9%) y de minerales no metálicos (-2,3%).En 2018 el ranking de crecimiento sectorial lo encabezó la producción siderúrgica (7,6%)
, seguida de la producción de papel y celulosa (+1,9%) y la de alimentos y bebidas (+0,4%).
Las restantes ramas de la industria registraron una caída de la producción mayor al promedio, incluyendo los despachos de cigarrillos (-3,2%), procesos de petróleo (-5,9%), la producción de insumos químicos plásticos (-7%) y la metalmecánica (-8,7%).
 
En síntesis, en 2018 todos los grupos de bienes mostraron una caída, siendo más profunda para los bienes de capital y consumo durable. En enero el desempeño sectorial dio continuidad a lo observado en la última parte del año.

Perspectivas para 2019

"Una mejor cosecha gruesa, alguna recuperación de ingresos reales y recorte de tasas de interés junto a la tracción de Brasil, sustentan una expectativa de recuperación en los próximos meses", señala el informe de FIEL.
Sin embargo, concluye que "transitoriamente, no es posible anticipar una inmediata salida de la presente fase recesiva de laindustria".


iprofesional