https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Crece la tensión con el radicalismo: Vidal puso en duda que elija a Salvador como vice

María Eugenia Vidal reunió en La Plata a su bloque de senadores y dejó en claro que la candidatura a vice no está definida. Daniel Salvador estaba sentado al lado de la Gobernadora y agachó la cabeza al escuchar la frase.

Vidal planteó que no existe ninguna candidatura garantizada. "Faltan definir los vices (en referencia a Nación y provincia), los legisladores, concejales y algunos intendentes", dijo y agregó que las definiciones se tomarán sobre el cierre de listas.

Desde el bloque intentaban esta tarde minimizar la frase de la Gobernadora respecto de Salvador. Sin embargo, el planteó -taxativo- cobra relevancia debido a la importancia institucional del cargo de vicegobernador.
El desdoblamiento de Cornejo y Morales impacta sobre Salvador que teme quedar afuera de la fórmula

La tensión se da en el marco de una fuerte tensión que escaló en los últimos días entre el radicalismo y la Casa Rosada. Hoy Ernesto Sanz se mostró a favor de una primaria del radicalismo contra Mauricio Macri.
En paralelo, otros sectores de la UCR instalan a Martín Lousteau como candidato en una jugada que genera tensiones con Marcos Peña. Ayer, la candidatura presidencial de Lousteau recibió una poderosa señal de respaldo de parte del presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo.
El radicalismo en la provincia de Buenos Aires viene atravesando una profunda crisis desde que Vidal empezó a sembrar dudas respecto de la continuidad de Salvador en la vice. Las declaraciones de la Gobernadora en la mesa de Mirtha Legrand planteando que la continuidad del líder radical no estaba garantizada fueron un misil en el partido centenario.

Incondicionales a Salvador como el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, salieron a proclamar al vice. "La vicegobernación es radical y seguirá siendo radical", dijo.

Semanas más tarde, la decisión de los gobernadores Alfredo Cornejo y Gerardo Morales de adelantar las elecciones en Mendoza y Jujuy impactaron sobre el radicalismo bonaerense.

La jugada de los radicales de despegarse del peso que le podía significar unificar la elección con Nación habilitaba un argumento para prescindir de la UCR en la fórmula bonaerense.

Desde el entorno de Salvador habían avanzado en marzo del año pasado en un temprano operativo clamor para proclamar su reelección. Fue en un encuentro de dirigentes radicales realizado en Carhué (sudoeste bonaerense) del que participó el propio vicegobernador.

La jugada del radicalismo no había caído nada bien en círculo de poder de la Gobernadora. Es que por entonces, la crisis económica aún no se avizoraba y Vidal estaba abocada a la gestión.