https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Cómo sé si mi estrategia es rentable?

Hay una fórmula que te dice si tu sistema de trading sirve o hay que tirarlo al tacho. 
Imagino que alguna vez te pasó que acertaste 3 o 4 trades y, al instante, te sentiste el sucesor de George Soros o la viva encarnación de Gordon Gekko, el protagonista de la clásica película Wall Street.

Pero después una mala operación evaporó las ganancias que habías acumulado y tiró por el inodoro tu ilusión de sentirte un experto especulador.

Para tu tranquilidad, es algo muy normal que eso pase. De hecho, seguramente vayas saltando de estrategia en estrategia de trading, yendo de la ilusión al desencanto en numerosas ocasiones. Pueden pasar meses o años hasta que encuentres tu sistema de trading. Ese que se adecúe a tus objetivos de ganancias y riesgos y sea compatible con tus emociones. 
Los sistemas rendidores
Hace unas semanas te conté acerca de un sistema de trading que involucraba el oscilador de Klinger. Es un indicador sintético que mezcla tendencia, tiempo y volumen. Es muy efectivo para identificar tramos alcistas y para indicarte cuándo es el momento propicio para vender.

En otra ocasión también te dije que otra forma de operar consistía en distinguir los canales alcistas y comprar cuando el precio esté en el piso del canal y vender en el techo.

Y recuerdo que una vez te subrayé la capacidad del cruce de medias móviles para predecir la tendencia de corto plazo de una acción. Cuando la media móvil de corto plazo cruza de abajo hacia arriba a la de mediano plazo, tenemos una señal de compra. En cambio, cuando el cruce se produce en sentido contrario, vemos una señal de venta.

Lo cierto es que hay un sinnúmero de estrategias o sistemas de trading.Algunos son más efectivos y más riesgosos que otros.

Pero, ¿cómo sé si el sistema que adopté es el correcto?

Es fundamental que lo veas en el saldo de tu cuenta. Quizás pueda resultarte obvio, pero nunca está de más decir que tu capital debe crecer al ritmo que esperabas de acuerdo al riesgo y a la estrategia que estás asumiendo.

Si no estás de acuerdo con cómo viene tu cuenta, tenés que indagar en la performance del sistema. Cuántas veces me rindió y cuántas no. Cuánto gane en los trades bueno y cuánto perdí en los malos.

Hay una fórmula que te sirve para medir la efectividad de tu sistema. Se llama la esperanza matemática. Calcula el rendimiento medio de tu cartera tomando el resultado promedio de las operaciones ganadoras y el de las perdedoras y los pondera por los porcentajes de aciertos y de fallos.

Esp. Matemática = (Retorno Prom Op Ganadoras)x (%de aciertos) + (Retorno Prom Op Perdedoras)x (%de fallos)
Tomemos como ejemplo los resultados que obtuvieron las operaciones cerradas del servicio Argentina Contra-Reloj, sugeridas por el Radar Computarizado de Ganancias, un programa de trading que combina datos matemáticos, estadísticos e indicadores de análisis técnico y fundamental.


En total, de las 16 operaciones que el Radar recomendó, 12 fueron positivas y sólo 4 terminaron con pérdidas. El porcentaje de aciertos es del 75 por ciento, mientras que el de fallos llega al 25 por ciento.

El retorno promedio de las operaciones ganadoras es del 1,63 por ciento por día, mientras que la pérdida diaria promedio de las malas operaciones es del 1,18 por ciento. Ahora calculemos la esperanza matemática del sistema:

Esp. Matemática = 1,63% x 75%+ (-1,18%) x 25% = 0,9275%
Esto implica que el Radar Computarizado de Ganancias ofrece recomendaciones de trades que rinden por día un 0,9275 por ciento. En términos anualizados, el retorno promedio es del 338 por ciento, entre 8 o 9 veces más que un plazo fijo. 

Hay sistemas que tienen un porcentaje de aciertos menor al 50 por ciento y que aun así siguen siendo rendidores. Eso es porque los retornos promedio de las operaciones ganadoras son sustancialmente mayores a las pérdidas.

De la misma manera, existen otros sistemas donde abundan los aciertos y escasean los fallos, pero no son tan rendidores porque las pérdidas promedio son superiores a las ganancias en términos absolutos y porcentuales.

En definitiva, es fundamental encontrar la estrategia de trading que se adapte a nuestras preferencias de riesgo y ganancias y nos permita tener la estabilidad emocional y la seguridad para saber cuándo debemos dejar correr las ganancias y frenar las pérdidas.

Hasta la semana que viene.

Bruno Perinelli

Para CONTRAECONOMÍA