https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Charlas de quincho

Venezuela en la mira de todo el Gobierno. Protagonismos en pugna hoy en Bogotá. Macri volvió y lo apuran a tomar decisiones. Cumbre en la embajada británica. Un emperador en Madrid. Festejo radical en la Recoleta. P. 2


El Gobierno argentino pasó el fin de semana atado a los televisores siguiendo de cerca la crisis en Venezuela, con recital en la frontera con Colombia y el intento de ingreso de ayuda humanitaria incluidos. Para Mauricio Macri, que aquí atiende el nuevo frente que supone la rebelión de radicales en provincias varias, lo que obliga al PRO a bajar candidatos propios y cerrar listas de unidad, la situación de Venezuela y Nicolás Maduro es una tema clave para reforzar su imagen en el mundo. Por eso llamó la atención que hoy viajara Jorge Faurie a Bogotá, donde el Grupo de Lima analizará hoy todo lo que sucedió en Cúcuta (Colombia) y el puente que comunica con Venezuela. Allí estarán Juan Guaidó, también Iván Duque, hoy más comprometido que nunca con el tema después que Maduro rompiera relaciones diplomáticas con Colombia y el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. De ahí que ayer algunos se preguntaran, por ejemplo, por qué Fulvio Pompeo no había partido también a esa cumbre que, en realidad, le podría haber dado un escenario inmejorable hasta al propio Macri. Quizás sea porque tras el regreso de la India y Vietnam el Presidente quedó metido de lleno en los problemas que tiene que solucionar él mismo y sin intermediarios en la interna de Cambiemos. En ese armado de definiciones en cada PASO y cierre de listas, lo que pareció más evidente en estos últimos días en realidad no fue lo más importante. Las crisis mas duras habían pasado casi desapercibidas hasta que el resultado de las PASO de La Pampa y la protesta de Ramón Mestre en Córdoba dejaron en evidencia que los problemas en Cambiemos van más allá de los berrinches institucionales de Elisa Carrió y tienen real profundidad cuando se va al indispensable armado del PRO con el radicalismo en cada provincia. De hecho, ese ejercicio, más el aporte de los votos del peronismo rebelde de Córdoba y el toque de gracia de María Eugenia Vidal en Buenos Aires, fueron el secreto de la victoria de Macri en 2015. Recién ahora el macrismo parece volver a revisar esa receta completa (y no parcialmente) con las decisiones que tomó el propio Macri de hacer bajar a candidatos oficiales del PRO (puede haber algún rebelde en esas filas que aún pretenda dar batalla contra la unidad que ordena el Presidente) en provincias como Santa Fe o Entre Ríos. En otros casos, como el de Córdoba, habrá que esperar a la interna ya lanzada. Se entiende, por ejemplo, que Mestre esté enojado más allá de la pelea por la candidatura de Cambiemos a gobernador, al haber cerrado el oficialismo nacional un acuerdo que lleva a Luis Juez como candidato a Intendente por Córdoba Capital. Fue el mestrismo el que corrió a Juez en la capital y ahora Cambiemos les pide los votos radicales para consagrarlo intendente de nuevo.
Larga y politemática charla en la embajada británica, en la Isla, donde el dueño de casa, Mark Kent, agasajaba al parlamentario conservador Mark Menzies, un joven de 47 años, miembro del llamativo Club de Amigos de la Argentina, y especialista en agronegocios y alimentos. Por eso, entre las muchas reuniones que le armaron (desde Marcos Peña, a Dante Sica, pasando por Federico Pinedo, entre otros varios), también le organizaron encuentros privados y, uno de ellos, fue el que le permitió compartir la mesa con varios miembros de la Sociedad Rural Argentina, como Carlos Reyes Terrabusi, Juan José Grigera Naón, Dicky Estrada Smith, y Sebastián Dates quienes tuvieron a su cargo contestar la cantidad de preguntas y planteos que Menzies les tenía preparado, lo que apenas les permitió degustar el espléndido ceviche de atún rojo y langostinos que se sirvió de entrada, o el lomo con milhojas de papas asadas y cherríes confitados que se sirvió luego. Parece que el eje de la conversación sorprendió hasta a los propios invitados. Es que Menzies planteó, directamente, la oportunidad de retomar negocios con Argentina, a partir del “brexit”, algo que la diplomacia local no se había animado ni a imaginar, sobre todo considerando la larguísima historia de importaciones de Inglaterra con Argentina, desde carne vacuna, hasta lana, o frutas. Ahora el planteo rondó sobre las posibilidades de que productores argentinos provean de alimentos, directamente a grandes cadenas inglesas que pueden quedar desabastecidas (o liberadas) a partir de la separación de Europa.
Un sordo conflicto está dando en La Matanza donde hay una de las principales universidades del país. El asunto es que el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que nunca ocultó su interés por competir por esa estratégica intendencia bonaerense, fue muy receptivo a las demandas de la casa de altos estudios. Pero lejos de ser este un tema absolutamente favorable (tanto para los estudiantes como para la propia universidad), fue considerado extremadamente negativo por el gremio que nuclea a las universidades que, en el caso de Matanza, esta comandado todavía por el cristinismo más puro. De ahí a plantear casi una conspiración contra la kirchnerista, Verónica Magario, que hoy lidera el distrito, un solo paso. Y es parte de los que se desprende del larguísimo comunicado que surgió como resultado del Congreso de la Federación de Docentes de las Universidades, pero que es particularmente difundido desde La Matanza. Allí, desde los reclamos salariales, hasta al adhesión al paro educativo del 6-7 de marzo próximo, el planteo de un Plan de Lucha a la CGT, o la adhesión a los reclamos de docentes de Ecuador, aparece un vale todo junto con la “conmemoración” por los 70 años de la Universidad Gratuita, y se plantea “resistencia en las calles” y la “denuncia al Gobierno nacional, por la duda externa.
Visitando el fastuoso estadio Wanda Metropolitano, el miércoles 20 de febrero, para ver, en palco presidencial, el triunfo del Atlético de Madrid sobre la Juventus por 2 a 0, se llega a una conclusión: Diego Simeone es en ese club un verdadero emperador. El dueño, guía, faro y comandante de la nave del Atlético que vive, con el argentino como estandarte, el mejor momento de su historia, dicho en persona por el presidente del club, Enrique Cerezo. No sólo por el triunfo (que cayó en los últimos minutos del partido). Simeone impone con su presencia y su comunicación casi simbiótica con la platea del Atlético, el ritmo de todo lo que pasa fuera del match. Si se enoja, todos se enojan con él. Si festeja, todos lo siguen. Si tiene una noche tranquila, todos miran el encuentro como si fuera un partido de ajedrez. Si, por el contrario, (y como sucedió el miércoles), Simeone tiene una jornada exaltada hasta bordear (o pasar el límite) del buen gusto, todo el Wanda lo acompaña y celebra. Y los últimos 20 minutos del partido con la Juventus se vivieron así, a puro Simeone exaltado y, para mejor, con dos goles llegados al final que pusieron al estadio en éxtasis. Simeone no será el primero ni el último argentino que triunfa en el futbol mundial y se convierte en ídolo fuera de su país, pero lo de su deidad en el Atlético sorprende. Lo sabe Cerezo, que es el primer hincha del club que lo festeja en todo lo que pida. El español es, además, un gran anfitrión cada vez que un argentino lo visita al palco VIP del Wanda. El hombre se define como “un amante de la Argentina y de los argentinos”, y pregunta casi todo el partido (especialmente en la previa) cómo está el país. Asegura no entender cómo el Gobierno de Mauricio Macri “se golpeó” en 2018 y, otros invitados del palco afirmaron a continuación que uno de los errores que cometió es no atender con mayor profesiona- lidad y objetividad las potenciales inversiones españolas. Aclaran que la afirmación se debe a que las empresas de ese país tienen disponibles miles de millones de euros para destinar a la Argentina, y que se esperaba el final del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el levantamiento del cepo para comenzar una especie de segunda tanda (o tercera) de llegada de capitales de ese origen. Nada de eso ocurrió. En gran parte porque la situación económica nunca terminó de despegar, pero fundamentalmente porque Macri no se tomó el trabajo de seducir particularmente a estos inversores. Al menos esto es lo que se interpretaba en el palco más importante del Wanda, donde la mayoría de los opinadores eran empresarios vinculados a la construcción. Se mencionaba, por ejemplo, la negativa de Macri a abrir el mercado del cuádruple play para que Telefónica desembarcara con más de u$s1.500 millones que ya tenía disponible para ese mercado. Datos similares se mencionan para la construcción privada y hasta para el mercado energético, uno de los pocos expansivos en los años de gestión de Cambiemos. Cerezo siempre se despliega como gran anfitrión y asegura que la Argentina volverá a tener un gran tiempo de expansión a la brvedad. Se trata en realidad de un empresario millonario, pero conocido por ser el mayor productor de cine de la industria española, y el principal sostenedor de los proyectos más disruptivos y creativos de los útimos años. Es, entre otros, el hombre detrás de Alex de la Iglesia y de Dario Argento, y ya lo había sido de Jesé Luis Garci. Para la Argentina produjo “El lado oscuro del corazón”, de Eliseo Subiela; “Antigua vida mia”, de Héctor Olivera y “La soledad era esto”, de Sergio Renán.
La ola de calor y los estragos que está causando el clima, tanto en la ganadería como en el estado de los cultivos, fueron puestos sobre la mesa, incluyendo los “baños” que se les está dando a la hacienda en Liniers para refrescarlos después de viajar hasta el Mercado, o los temporales y tormentas que jaquearon nuevamente a varias localidades en los últimos días, como ocurrió en Sauce Viejo, en Santa Fe, o en La Plata donde, entre otros daños, se perdió buena parte del estratégico Cinturón Verde. Más interés aún despierta la situación de muchas industrias relacionadas con el sector, tal el caso de la exNidera, ahora en manos de la productora y proveedora de alimentos a China, Cofco, que terminó de desactivar la planta de Velentín Alsina lo que, para muchos, es reflejo de la crisis por la que atraviesan las aceiteras por la falta de materia prima (superan el 50% de capacidad ociosa en los últimos años), la reinstalación de las retenciones, y la eliminación de reintegros y diferenciales que impulsan a la exportación directa de grano sin procesar. Para otros, sin embargo, en este caso, la decisión final vino de la mano del enfrentamiento con los poderosos gremios aceiteros y terminó dejando unos 200 operarios libres.
También malhumorados quedaron los cooperativistas de Coninagro por el plantón del ministro de la Producción, Dante Sica. que debía recibirlos el jueves a la tarde, entre otras cosas, para que le presentaran el nuevo Indice de Competitividad que seguirá la entidad a partir de ahora, y que mide la evolución (o involución) de 36 productos, en general, de economías extrapampeanas. El caso es que tanto el mendocino Carlos Ianizzotto, como su vicepresidente, el norteño Norberto Niclis, se tuvieron con contentar con presentarle sus carpetas al secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Meyer, quién se quedó con todos los papeles, que eran varios. Es que en las carpetas había temas de retenciones, reintegros, financiación, Banco Nación (hoy por hoy, aparentemente, sin plata), corresponsabilidad gremial, y el citado Indice que, para colmo, dio negativo para 32 de los 36 ítems evaluados, en el 4º trimestre del 18 vs. el del 17... ¡Se salvó Sica!, “¿solo intuición, o información?”, se preguntaban los cooperativistas para justificar la ausencia.
Bajo una tenue llovizna estival, radicales que amparan en la Fundación Alem, que lidera el CEO de la UCR Jesús Rodriguez, se congregaron en el cementerio de la Recoleta junto al monumento y panteón de los caídos en la Revolución de 1890 para celebrar que hubiera sido el cumpleaños número 107 de la legendaria feminista Florentina Gómez Miranda, única mujer cuyos restos descansan junto a los próceres del misógino partido: Alem, Yrigoyen e Illia, entre otros. El acto revistió particular interés ya que la mencionada fundación, el think tank de la UCR acaba de conseguir que el comité nacional que preside el gobernador mendocino Alfredo Cornejo le ceda en comodato la casa que fuera de la exlegisladora que ella misma donó a su partido para que allí funcionara la Casa de la Mujer Radical. La decisión fue polemizada en las redes sociales por mujeres radicales que no adscriben al mismo sector interno. El acto en la Recoleta contó con la palabra de la albacea testamentaria de FGM, Leticia Apfelbaum; la presidenta de la Fundacion Alem, Lilia Puig, y el mismo Rodriguez. Participaron, entre otros, Diego Barovero, titular del Instituto Nacional Yrigoyeneano (que tiene la guarda del cenotafio y es responsable de la inhumación de la homenajeada en ese santuario radical), la parlamentaria del Mercosur María Luisa Storani; la exdiputadoa Cristina Guevara; la funcionaria del GCBA, Ines Parry; el presidente del Comité Catedral al Norte Ruben Veiga,; la exlegisladora porteña Irma Gersch,; la directora de la necrópolis, Sonia del Papa, entre otros dirigentes partidarios. Otro aniversario que movilizó radicales fue el 57° del fallecimiento de Crisologo Larralde, notable pensador autodidacta de formación anarquista que lideró el radicalismo luego de la escisión del frondizismo y murió en la tribuna en un acto en Berisso con los obreros de los frigoríficos de la zona. El Parque de los Derechos del Trabajador, ubicado en Villa Dominico, fue el marco del acto en torno del monumento del prócer radical.
Vamos a terminar con un chiste de comunidades, importado de los EE.UU. Un hombre amish, esa comunidad que jamás abandona su aldea y no conoce los avances del mundo moderno, se siente preso de la curiosidad y una mañana, junto a su familia, decide visitar un shopping mall de su zona. Cuando llega al lugar no puede creer lo que ve: las galerías con ofertas de todo tipo de artículos, los carteles luminosos, la marcha de la gente haciendo las compras. Con los ojos maravillados, en un momento de su recorrida, se detiene, junto a su hijo, frente a uno de los ascensores:
- ¿A dónde llevan estas puertas? - pregunta el chico.
- No lo sé... es todo muy extraño, le responde.
Mientras están en esta charla se les acerca una cincuentona apurada, con el rostro ya curtido por los años, y les pregunta:
- ¿Van a subir o no?
El hombre se vuelve hacia ella, la mira extrañado sin respon- derle, y la mujer, nerviosa, se abre paso entre ellos, toca el botón de apertura e ingresa en el ascensor. Padre e hijo, intrigados, la ven de pie en esa pequeña cabina iluminada que cierra sus puertas dejándola adentro, y luego observan cómo un tablero luminoso va encendien- do una serie de números en orden ascendente, se detiene en el último, y luego los ilumina en orden inverso hasta llegar nuevamente a la planta baja, donde suena una campanita. Se abren las puertas y ven cómo una rubia espectacular, de curvas increíbles, abandona el ascensor y pasa al lado de ambos con una sonrisa. Al cabo de un instante de tenso silencio, el hombre le dice a su hijo:
- Querido, andá a llamar a mamá.


ambito