https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cambio climático: ¿Puede ayudar el Girolando u otra raza rústica a la lechería argentina?

 

La producción lechera de Argentina sigue golpeada por la intensa ola de calor. Algunos asesores de tambos comienzan a pensar en opciones más rústicas de razas lecheras que no caigan tanto como la Holando. Tres experiencias con cruzas en Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco, ayudan a entender


En las mesas de café o en el papel, diversos asesores de tambo comienzan a pensar en opciones, que sostenidas en determinadas razas o cruzas lecheras ayuden a los productores en sistemas de baja inversión en infraestructura desde el paralelo 33 hacia el norte, donde las olas de calor arrecian y pegan duro en los sistemas lecheros.

Es claro que, a pesar del intenso calor, si le brindan condiciones (refrescado, sombra, instalaciones de ordeño que atienden al bienestar, etc.) el Holando sigue siendo una gran opción, y lo han comprobado aquellos que tienen establos con ventilación y refrescado de vacas (quizás el mejor ejemplo en bloque lo constituyan los menonitas de Campo 9 en Paraguay), pero en sistema de baja inversión aparecen otras herramientas. 

La opción del Girolando con miradas contrapuestas
El ingeniero Eduardo Weidmann es docente de la Facultad de Veterinaria de la UNL y productor lechero. Su familia posee un tambo al norte de Esperanza con 180 vacas en ordeñe, todas cruzas y la gran novedad es un plantel de 30 vacas cruzas Girolando por Kiwi Cross (esta última es una raza cruzante que vincula al Jersey neocelandés por el Frisio neocelandés). 

En el diálogo con TodoAgro se lo notó muy optimista con la performance de la F1. “Tenemos 30 vacas cruzas, media sangre Girolando, cruzada con kiwi cross. El Girolando es de origen brasileño que la compramos a través de un centro de inseminación argentino. Mi padre Pedro Weidmann, hace mucho tiempo que pregona que hay que buscar más rusticidad en los rodeos, sin perder producción de sólidos, en función del cambio climático. Hace 20 años predecíamos que íbamos a tener el clima de Reconquista, y hoy ya lo tenemos”.

A juicio de Eduardo Weidmann, la inserción del Girolando en su sistema de producción le ha proporcionado más rusticidad, mejor reproducción y también más producción: “Estamos un litro, o litro y medio arriba del kiwi cross, con la misma producción de sólidos, aunque el animal es un poco más grande porque los brasileños eligieron el Holstein europeo y americano para cruzar con el Gir”, indicó.

La producción en el tambo de los Weidmann en el lote de cruza Girolando alcanza los 21 litros, con un animal de 430-450 kilos, -nuestra vaca adulta no llega a 500 kilos-, apunta.

El sistema Weidmann es sencillo: fuerte base pastoril, 5 kilos de balanceado, y “un chorrito de silo” cuando hace falta, pero en primavera solo es alfalfa y balanceado. La fuerte apuesta por los sólidos (promedio anual de 4% en grasa y 3,65% en proteína) tiene premio, ya que la usina a la que entrega le paga unos 50 centavos más por litro.



A juicio de Weidmann, “el Girolando o la inclusión de Girolando en cruzas es una herramienta válida aunque hace falta seguir probándolo. Visualmente y en lo productivo hemos comprobado que la F1 anda muy bien, y el miedo más importante era que la Girolando me haga problemas en el tema ubre, pero fue superado. Creo que la clave está en la elección del toro, hasta ahora las ubres son perfectas”, dice; y añade que muchos productores están esperando números y datos para replicar la experiencia en sus sistemas pastoriles.

Subrayó que una pasante de Agronomía está haciendo un trabajo y que en breve lo publicará. “Es distinto cuando existen evidencias científicas”, y que hacia adelante tienen dudas respecto a la separación del plantel cruza Girolando, del resto del rodeo para seguir monitoreando la performance.

Una  vaca Girolando es record mundial de producción de leche
En la exposición Megaleite 2014, la exposición del sector lechero más importante de Brasil llevada cabo en Uberaba, estado de Minas Gerais la vaca Indiana, de raza Girolando fue record mundial en producción de leche, al producir 325,290 kilogramos de leche en 3 días.

Se trata de un ejemplar de la raza lechera tropical Girolando (3/4 de sangre) perteneciente al productor Delcio Tannus Filho, de la ciudad de Uberlandia (MG), el cual durante los tres días que duró el torneo lechero de Megaleite, produjo 325,290 kg/leche.

Indiana produjo 115,020 kg/leche en un día, superando en 4,12 kg la producción  registrada en 1982 por la vaca Holstein Ubre Blanca, de Cuba, que mantuvo el record por 32 años.

La contracara del Girolando: Una experiencia fallida en Chaco
Como contracara de esta visión positiva sobre el Girolando en Santa Fe, está la experiencia de Manuel García Sola, del Centro Genético Litoral, empresa con base en Margarita Belén (Chaco), quien indicó que le gustan otras opciones para las zonas tropicales y subtropicales de Argentina como las razas Jersey, Pardo, Normando o la raza venezolana Carora, y sus cruzas con Holstein.

García Solá fue uno de los primeros profesionales que compró y comenzó a testear, vaquillas, terneras y toros Girolando, que generaron mucha expectativa en Chaco y Formosa, pero la experiencia no funcionó: “Tuvimos mucha irregularidad de pezones, la bajada de leche debía darse con el ternero al pie, y además había problemas de carácter, ya que los machos son muy agresivos. Hoy en Brasil veo que el Girolando es una buena herramienta en algunas zonas, pero en otras está en franca remisión”, sentenció.

Otra herramienta es un nuevo biotipo de Holando
Con una aquilatada experiencia para producir en ambientes hostiles, el ingeniero Roberto Gagliardi, asesor tambero en el sudeste de Santiago del Estero y noroeste de Santa Fe destacó: “Hace 15 años comenzamos con el plan que denominamos Genial (que refiere a Genética Inseminación Artificial Alpina), con el asesoramiento del doctor Nicolás López Villalobos quien revista en la Universidad de Massey en Nueva Zelanda como investigador y docente. Y hemos logrado un biotipo de Holando, más chico, aunque no menos productivo y es más rústico, pero logramos 7.000, 8.000 y 9.000 litros por lactancia”. 

El profesional y asesor, en diálogo con TodoAgro, puntualizó: “En realidad el indicador que más miramos es eficiencia de conversión y litros de leche por hectárea. Decidimos ir por un nuevo biotipo en una raza definida, ya que las cruzas, si bien son útiles en determinados sistemas, tienen mucha variabilidad y complejidad. Nuestro concepto central ha sido buscar una vaca funcional que nos ayude a posibilitar sustentabilidad en los sistemas lecheros para competir con la soja, y hemos dejado de lado la elección de la genética solo por la propaganda”.

Gagliardi destacó que toda la investigación y la tarea es realizada a pulmón, por decisión de los propios productores. “Hoy lo continúan un grupo de productores, porque lamentablemente la Cooperativa de Tamberos Nueva Alpina abandonó el plan, pero los productores y los técnicos continuamos”. Cabe destacar que la cooperativa, con base en Colonia Alpina (Santiago del Estero) cedió a este grupo en comodato el Centro de Inseminación, el material y las instalaciones para que continúe el proyecto, que incluye un plantel de ejemplares resistentes a leucosis, entre otras líneas de trabajo.

Un informe de la formoseña Cabaña Milenium, la única cabaña argentina que ofrece Girolando en su propuesta comercial destaca lo siguiente:

La raza Girolando es producto del cruzamiento de la Holstein con la Gir, pasó por diversos grados de sangre, pero se ha estandarizado en el siguiente patrón racial: 5/8 Holstein + 3/8 Gir que la convierten en un raza bovina lechera muy productiva, indicada para climas cálidos.

El origen del primer Girolando se remonta a la década del ´40, cuando criadores brasileños comenzaron a practicar intensamente el cruzamiento del Gir con el Holandés, buscando el complemento de ambas razas: rusticidad y productividad. La multiplicación de estos animales, aunque desordenadamente, fue acelerada por la alta adaptabilidad  y la eficiencia reproductora.

A través de los años, esta raza se ha convertido en una alternativa para mejorar la producción de leche en climas cálidos. Gracias a su rusticidad, resistencia y adaptabilidad al medio tropical es deseada por los ganaderos que quieren obtener una alta producción.



TODOAGRO