https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Se agrava la crisis de las economías regionales: "La rentabilidad es nula"

Los representantes de las 400 entidades adheridas al sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se mostraron preocupados por el agravamiento de la crisis de los distintos complejos productivos.



"En los sectores productores de legumbres, leche, vino, tabaco, miel, yerba, cítricos, frutas finas y verduras, entre otros, se registra un nulo nivel de rentabilidad en plena época de cosecha que impide cualquier planificación", advirtieron.



En un comunicado al que accedió LPO, la CAME aseguró que en el sector de peras y manzanas -localizado en Río Negro y Neuquén- los costos de producción superan por amplio margen los precios finales que recibirán los productores.



Es que mientras el costo de producción de ambas frutas ronda los $ 12, los productores percibirán $ 6 por kilo en el caso de la manzana y $ 4 por la pera (este complejo frutícola emplea alrededor de 28 mil personas transitorias para levantar la cosecha).




"Hay que tomar medidas acordes a la importancia que tenemos en términos económicos y sociales porque las PyMES somos las principales generadoras de empleo", señalaron los productores de economías regionales nucleados en CAME.



El escenario de rentabilidad también es crítico en el caso de las uvas de mesa, procedente de la región de Cuyo, donde los productores reciben unos $ 8, mientras que en góndola el precio ronda los $ 80 por kilo (10 veces más).



La situación también es negativa en el sector olivícola -proveniente de las provincias de La Rioja y Catamarca- donde el costo de producción de las aceitunas se ubica en $ 20, al tiempo que los productores perciben apenas $ 22 por kilo.



"No se visualiza una recuperación del consumo que pueda reactivar a las economías regionales. Los precios de nuestros productos se encuentran completamente desacoplados frente a los altos índices de inflación vigentes", apuntaron los productores.



Cae la participación del productor



El último índice IPOD que elabora todos los meses la CAME mostró que en diciembre pasado la participación promedio del productor agropecuario en el precio final de los alimentos fue de apenas un 22,7%.



Es decir, el mes pasado los consumidores pagaron en góndola un 426% más de lo que cobró el productor. Si bien no hubo cambios respecto a noviembre, la cifra creció en comparación a diciembre de 2017 cuando los productores recibían un 24,8%.



La manzana roja fue el producto que mayor brecha de precios registró en diciembre: el productor cobró apenas $ 4,20, mientras que los consumidores pagaron $ 66,60 por kilo, con una diferencia del 1.498% entre las dos puntas de la cadena comercial.



El caso de la naranja también fue significativo dado que la participación del productor en el precio final fue de solo un 8,4%. El valor en góndola se ubicó en promedio en $ 38, al tiempo que el primer eslabón de la cadena recibió $ 3,20 por kilo.



En la pera, por ejemplo, el precio en origen en diciembre fue de $ 6,20, mientras que en las cadenas de supermercados y verdulerías se encontró a un valor medio de $ 46,90 por kilo, con una diferencia del 660% o de 5,66 veces.



Los productores de arroz, por su parte, cobraron el mes pasado $ 6,80, mientras que los consumidores lo pagaron unos $ 41,40 por kilo (+508%). La cebolla, en tanto, costó $ 22,40 y al productor se le pagó $ 5,20 por kilo (+347%).



Uno de los casos más paradigmáticos por la importancia en la canasta básica es la leche. En diciembre los tamberos cobraron $ 9,20, al tiempo que los consumidores pagaron un promedio unos $ 37,90 por litro (la brecha fue del 311%).



El estudio midió también los distintos tipos de carne. En el pollo el productor recibió $ 28,90 y los supermercados lo vendieron a $ 75 por kilo. El kilo de novillito, en tanto, costó para los consumidores $ 198 y los productores cobraron $ 47,20.



En el cerdo, la diferencia entre el valor en origen y el precio en góndola fue de 374% en diciembre dado que se vendió al público general a $ 196, mientras que los chancheros cobraron $ 41,50 por kilo.



Del otro lado, según la CAME, los productos con menores brechas de precios el mes pasado fueron la acelga y el huevo. En la verdura la participación del productor fue del 35,9% y en el huevo ascendió al 40,5%.