https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El BCE debate nuevas formas de acabar con el "dinero fácil"

Las autoridades del Banco Central Europeo (BCE) están debatiendo formas de sacar a la zona del euro de años de "dinero fácil", analizando ideas como un nuevo tipo de préstamo a varios años y alzas espaciadas de los tipos de interés, dijeron fuentes a Reuters.
El BCE tiene por delante una tarea difícil en los próximos años: desmontar su programa de estímulo sin precedentes sin dañar a un sector bancario que aún está profundamente dividido a lo largo de líneas nacionales.
Conversaciones con cinco fuentes que forman parte o son cercanas al organismo encargado de política en el BCE indicaron que los responsables de fijar los tipos están empezando a presentar ideas para aliviar la transición, incluido un aumento de los tipos a los depósitos bancarios en un principio y la oferta de préstamos a varios años a tipos flexibles sobre una base permanente.
Estas ideas están diseñadas para evitar el problema de liquidez temido por banqueros e inversores en el sur de Europa. Un portavoz del BCE rechazó hacer comentarios sobre esta información.
El debate está en una fase inicial y es improbable que se trate en la reunión que celebrará el Consejo de Gobierno del BCE el 13 de diciembre, en la que los responsables de política se centrarán sobre todo en cómo reinvertir el dinero procedente de los bonos por valor de 2,6 billones de euros (2,95 billones de dólares) en manos de la institución.
Otras decisiones serán aplazadas para 2019, centradas en torno al asunto de la liquidez, que se extiende de manera desigual en la zona euro.
Los bancos en Alemania y Francia cuentan con cientos de miles de millones de euros de reservas en exceso, mientras que entidades de Italia, España, Portugal y Grecia reciben prestado más del BCE de lo que depositan, sobre todo a través de operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO, por su sigla en inglés).
Esto implica que estos bancos escasos de dinero necesitarían recurrir a las subastas semanales del BCE -u operaciones principales de refinanciación- para conseguir dinero una vez que expiren las TLTRO. Esto impulsaría aLas autoridades del Banco Central Europeo (BCE) están debatiendo formas de sacar a la zona del euro de años de "dinero fácil", analizando ideas como un nuevo tipo de préstamo a varios años y alzas espaciadas de los tipos de interés, dijeron fuentes a Reuters.

El BCE tiene por delante una tarea difícil en los próximos años: desmontar su programa de estímulo sin precedentes sin dañar a un sector bancario que aún está profundamente dividido a lo largo de líneas nacionales.

Conversaciones con cinco fuentes que forman parte o son cercanas al organismo encargado de política en el BCE indicaron que los responsables de fijar los tipos están empezando a presentar ideas para aliviar la transición, incluido un aumento de los tipos a los depósitos bancarios en un principio y la oferta de préstamos a varios años a tipos flexibles sobre una base permanente.

Estas ideas están diseñadas para evitar el problema de liquidez temido por banqueros e inversores en el sur de Europa. Un portavoz del BCE rechazó hacer comentarios sobre esta información.

El debate está en una fase inicial y es improbable que se trate en la reunión que celebrará el Consejo de Gobierno del BCE el 13 de diciembre, en la que los responsables de política se centrarán sobre todo en cómo reinvertir el dinero procedente de los bonos por valor de 2,6 billones de euros (2,95 billones de dólares) en manos de la institución.

Otras decisiones serán aplazadas para 2019, centradas en torno al asunto de la liquidez, que se extiende de manera desigual en la zona euro.

Los bancos en Alemania y Francia cuentan con cientos de miles de millones de euros de reservas en exceso, mientras que entidades de Italia, España, Portugal y Grecia reciben prestado más del BCE de lo que depositan, sobre todo a través de operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO, por su sigla en inglés).

Esto implica que estos bancos escasos de dinero necesitarían recurrir a las subastas semanales del BCE -u operaciones principales de refinanciación- para conseguir dinero una vez que expiren las TLTRO. Esto impulsaría al alza los tipos a los que los bancos se prestan dinero entre ellos y encarecería también el trámite para el resto de la economía.l alza los tipos a los que los bancos se prestan dinero entre ellos y encarecería también el trámite para el resto de la economía.


reuters