https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Macri busca evitar que el documento final del G20 irrite a Trump

El próximo sábado los presidentes reunidos en el G20 harán público un documento con los consensos a los que se arribó durante el año de trabajo y Mauricio Macri busca que se diferencie del extenso escrito del año pasado en la Cumbre de Hamburgo, en el que imperó la posición de Europa y Donald Trump quedó arrinconado y humillado frente a una abrumadora mayoría que rechazó sus puntos de vista.

El objetivo de Macri es llegar a un documento somero que suavice tanto como sea posible el posicionamiento del conjunto de los líderes respecto de tres puntos que irritan al presidente de los Estados Unidos: cambio climático, proteccionismo y migración.

El año pasado en Hamburgo, en la votación respecto a la necesidad de tomar medidas frente al cambio climático, Trump fue el único que votó en su contra. Perdió la votación de manera humillante, en un aplastante diecinueve a uno. Y esto es precisamente lo que el sherpa argentino, Pedro Villagra Delgado, quiere evitar por instrucción directa de Macri.
Así lo ratificó este jueves el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al asegurar: "Tenemos una responsabilidad en la búsqueda del máximo consenso". Lo dijo en un breve encuentro con periodistas en el Centro de Medios del evento que se desarrollará desde mañana en Costa Salguero.

El objetivo de Macri es llegar a un documento somero que suavice tanto como sea posible el posicionamiento del conjunto de los líderes respecto de tres puntos que irritan a Trump: proteccionismo, cambio climático e inmigración.

Este gesto con Trump puede obedecer a varios intereses. En primer lugar que el G20 termine sin el epílogo de una lluvia de tuits furiosos de Trump desde el Air Force One, que opaquen momentos de relevancia histórica, como la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre los líderes de Estados Unidos, Canadá y México, o una probable treguaen la guerra comercial entre el presidente norteamericano y el líder de China, Xi Jinping.
Trump corre con ventaja para el encuentro con Xi Jinping, la cumbre más importante del G20

Pero también es una forma de Macri de devolver el apoyo que Trump le brindó no solo para el primer acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, sino para el segundo, que le adelantó el 87% del total de los desembolsos del préstamo de USD 57 mil millones, para que termine el 2019 con las necesidades financieras cubiertas. Al fin y al cabo, Macri había respaldado a Hillary Clinton en la campaña presidencial estadounidense y la asunción de Trump significó un fuerte golpe no solo en materia diplomática, sino también comercial por el cierre de las importaciones de biocombustibles.

En este sentido, Peña rescató que: "En estos tres años, donde hemos reestablecido una relación de amistad y confianza con los Estados Unidos, primero con Obama y luego con Trump, se han podido avanzar en muchas cosas concretas, por ejemplo, del comercio", afirmó el funcionario antes de citar la reanudación de las exportaciones de limones y de carne vacuna al mercado estadounidense, resuelta por Trump apenas un par de días antes del inicio de la cumbre.



Luego, por si hiciera falta, Trump realizó otro gesto y su gobierno anunció que la Argentina tendrá disponible una línea de finanjciamiento para obras públicas de hasta USD 20 mil millones, que comenzarán con un primer desembolso inmediato de USD 250 millones para el corredor C de los hasta ahora empantanados PPP de Dietrich. Tanta generosidad no es desinteresada:  Trump logró que la constructora estadounidense Astris se quede con una parte de la sociedad que ganó la licitación.
El sherpa argentino Pedro Villagra, es quien conduce las negociaciones para suavizar el texto final de la cumbre.
La primera reunión que los presidentes mantendrán este viernes a partir del mediodía, no se ajustará estrictamente a los temas que aborda el documento a firmar, sino que la agenda será abierta y los presidentes podrán tener un diálogo abierto, mientras los sherpas -sus delegados personales para la elaboración del documento-, lo pulen en un recinto distinto. Recién el sábado, será sometido a votación entre los líderes.
La cumbre está signada por la reunión Trump-Xi Jinping, que tienen en vilo al mundo con la guerra comercial que tensiona al mundo. Europa no quiere quedar como el pato de la boda de un acuerdo entre ambas superpotencias. Por eso buscan hacer hincapié en la cuestión del multilateralismo y el libre comercio y Macron convocó a todos sus pares europeos a una reunión a primera hora de la mañana para acordar una posición conjunta previa a la reunión principal de la jornada. Merkel, por una avería en su avión, sin embargo, se perderá toda la primera jornada de debate. 
Consultado al respecto del punto del libre comercio, Peña sostuvo que: "Cuanto mayor integración se pueda generar, mayor posibilidad de empleo y desarrollo, particularmente, para países como el nuestro, que tiene mucho que hacer en materia de generación de empleo y salida de la pobreza. Siempre defenderemos esa postura, como la defendimos el año pasado en la cumbre de la OMC, aunque obviamente ahora tenemos una responsabilidad como presidencia del G20 en la búsqueda de cuál es el máximo consenso posible que se puede generar en esa discusión", concluyó en un guiño a Trump.