https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los mercados entran en una nueva fase de turbulencias

Rebote de las bolsas europeas por el tono más conciliador sobre Italia
  • Fuerte subida del sector bancario español por el cambio de rumbo del Tribunal Supremo
  • Las primas de riesgo de Italia y España se dispararon esta mañana
  • Los inversores aún creen que estamos en una fase económica expansiva
Cierre alcista en las bolsas europeas, en una jornada en la que los inversores del viejo continente han vuelto a centrar su atención en los resultados empresariales, y en la incertidumbre económica en Italia. En el plano nacional, el hecho más importante ha sido el cambio de criterio del Tribunal Supremo sobre el pago de impuestos hipotecarios.
Respecto a los resultados empresariales, estos siguen superando las expectativas a ambos lados del Atlántico, mientras que las previsiones para los próximos trimestres también son optimistas. Las compañías siguen mostrando una importante fortaleza en sus cuentas, y aunque se vislumbre algo de ralentización, la solidez de los beneficios sigue siendo alta.
En cuando a la situación en Italia, la Unión Europea ha enviado una dura carta al gobierno del país rechazando el borrador presupuestario del país. Los inversores están ahora a la espera de la contestación por parte de Italia el próximo lunes. Lo que se ha filtrado es que dicha contestación será dura. La rentabilidad de los bonos italianos subía con fuerza, y la prima de riesgo italiana alcanzaba el mayor nivel en 5 años y medio.
La sorpresiva decisión del TS ha condicionado la evolución de la bolsa española.
Respecto a la incertidumbre bancaria en España, el tema ha sido gran protagonista hoy en la sesión nacional. Ayer los bancos españoles sufrían fuertes caídas tras la decisión del Tribunal Supremo de obligarles al pago del impuesto AJD de las hipotecas. Hoy, sin embargo, el presidente de la sala Contenciosa Administrativa del mismo tribunal, afirmaba qué tras el impacto profundo de esta medida, el pleno de la sala decidirá si el pago tiene que hacerlo los bancos o los consumidores. La reacción del sector fue brusca, abandonando las fuertes caídas que sufrían hasta ese momento, y decantándose por las alzas. Al cierre, el sector bancario español ha cerrado con importantes ascensos en promedio.
Los datos macro no han sido excesivamente importantes en la jornada de hoy. El número de grandes compañías que han presentado sus cuentas tampoco han sido excesivos.

En este comentario de cierre, nos gustaría traer el escenario actual de mercado que establece el analista Nicolás López de M&G A.V., y cuyas conclusiones compartimos plenamente. Veamos:A pesar de estos factores, y la sensación entre los inversores que un brusco movimiento en las bolsas puede llegar en cualquier momento, la jornada ha transcurrido con tranquilidad, y sin grandes movimientos en los índices. El Eurostoxx 50 cierra cerca de máximos intradía, con una subida de tres décimas porcentaules.
Los mercados entran en una nueva fase de turbulencias. Octubre ha hecho honor a su fama de mes propicio para las caídas y desde principios de mes las Bolsas han entrado en una fase de intensas caídas similar a la que vivimos en el mes de febrero. Al igual que entonces, el inicio de las caídas se ha asociado al repunte de la rentabilidad de los bonos en EEUU, pero una vez la corrección va tomando fuerza, el motivo es un sentimiento más difuso sobre el conjunto de incertidumbres y la posibilidad de un próximo deterioro del escenario económico.
Como siempre que hay una corrección, es difícil saber hasta qué punto estos temores van a concretarse en próximos meses, lo que nos situaría en un escenario muy negativo para los mercados, o bien van a resultar infundados y la economía va a continuar su fase expansiva en los próximos años, en cuyo caso estaríamos ante una corrección más o menos importante pero que tendría una rápida recuperación cuando finalice.
El motivo de las caídas es un sentimiento difuso sobre el conjunto de incertidumbres.
Los sectores de crecimiento y “small caps” son los más afectados por la corrección. La caída de las últimas semanas se ha originado en EEUU y ha arrastrado a la mayoría de índices de países desarrollados que han tenido retrocesos similares, del orden del 7-8% hasta ahora. Por sectores han sido en general los que habían mantenido un tono más alcista hasta ahora los que más han caído esta vez: tecnología, industria, consumo, small caps…Por el contrario, alguno de los sectores más débiles en los últimos meses como las Telecos se han mantenido mejor en la tormenta. Podríamos interpretar este comportamiento como que estamos en la fase final de la corrección que se inició a finales de 2017 en Europa y principios de 2018 en EEUU. La caída de los líderes del mercado que habían seguido marcando nuevos máximos en los últimos meses sería el factor necesario para completar la fase correctiva y preparar el mercado para la reanudación del mercado alcista de largo plazo más adelante.
No es fácil anticipar la llegada de una recesión. Normalmente durante una fase expansiva siempre hay incertidumbres sobre su continuidad y fases de desaceleración que sitúan los indicadores en niveles casi de recesión. Muchas veces la economía se recupera de esa situación hasta que eventualmente se entra en una recesión. En el momento actual los indicadores de la economía americana están más bien en máximos y su economía crece a un fuerte ritmo por lo que no parece razonable temer una recesión en el plazo de 1-2 años. En Europa los indicadores se han desacelerado y podría haber más dudas pero la probabilidad de momento sería muy baja.