https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las bolsas están "raras"...esta es una opción alternativa para invertir | | CapitalBolsa

Para analizar la situación, tomamos algunos ejemplos de mercados de consumo de tierras raras, de metales que son más susceptibles de que sus precios varíen, como el neodimio, el disprosio, el praseodimio, el terbio, y otros metales de tierras raras pesadas (en contraposición con las tierras raras ligeras).

El mercado de los smartphones, las tabletas, los phablets es por sí solo un gran consumidor de metales de tierras raras.
Se calcula que en 2016, hay aproximadamente 2 mil millones de usuarios de smartphones en el mundo, y se prevé que en 2020 habrá 6 mil millones. Nos referimos a usuarios, no al número de smartphones.
Hoy en día, aunque este mercado todavía no está saturado, está en fase de renovación y de crecimiento según las regiones del mundo (como es el caso de los grandes fabricantes, como Samsung o Apple, que luchan por lanzar el último producto estrella de la marca antes de que la competencia se haga muy evidente y genere un consumo excesivo en los países ricos, donde a menudo el smartphone es también un símbolo de distinción o de bienestar económico).
Otro ejemplo de consumo excesivo son los recientes acontecimientos relativos a la obsolescencia programada, donde el usuario está obligado a cambiar de dispositivo, ya que el anterior se vuelve demasiado lento o pierde prestaciones (como Apple recientemente, con los problemas de las baterías).

Indudablemente, existen mercados en auge, donde el número de ventas de smartphones está aumentando considerablemente, como es el caso de la India. Algunas marcas consideran a este país como un nuevo Eldorado para la venta de smartphones y de productos relacionados.

Lo que sí sabemos, es que estos teléfonos funcionan con las redes 3G y 4G, y hay actualmente miles de millones de smartphones en circulación, y todos contienen imanes de neodimio, disprosio, terbio y pantallas táctiles repletas de óxido de indio. También sabemos que el reciclaje de los metales raros que componen estos teléfonos es complicado y costoso.  
¡Actualmente, sopla un nuevo aire de prosperidad para los fabricantes con la llegada de la 5G !
Y esos mismos fabricantes evitan hacer publicidad sobre ella y sabemos por qué.
¿Qué es la 5G ?, sin entrar en explicaciones técnicas, se trata simplemente de una nueva red que permitirá una transferencia de datos mucho más rápida que la 4G, pero sobre todo, la conexión será mucho más rápida, con menos «tiempo de espera», lo que aumenta considerablemente la velocidad de acceso a la red.
Está previsto que esta tecnología se comercialice en 2019, y como cualquier tecnología nueva, se volverá indispensable. El problema es que los smartphones actuales no están adaptados para la 5G…
Es un mercado casi virgen de miles de millones de smartphones el que se va a abrir a los fabricantes, ansiosos por fabricar nuevos dispositivos con pantallas más grandes, con un sistema de audio cada vez más potente, con baterías que duran más tiempo y con muchos metales de tierras raras en el interior.
El futuro de las tierras raras está prosperando con respecto a los smartphones, las tabletas y otros productos derivados de esta tecnología.

Disponemos de energías renovables que a menudo acaparan las noticias. Hasta hace poco tiempo (apenas 5 años), las energías renovables todavía estaban en las conversaciones durante las cenas de los responsables de la economía o de las autoridades locales.
El deterioro del sistema político y la burocracia de algunos países ha sido un gran obstáculo para el desarrollo de parques eólicos en las zonas rurales o de parques solares. Sin embargo, algunos países han hecho frente a estos obstáculos y se encuentran en la línea de mira de los que van a la zaga.
Sin hablar de revancha, algunas regiones han tenido que desafiar al Estado soverano para poner en marcha sus proyectos de parques eólicos o solares.
En Estados Unidos, se han suprimido los presupuestos asignados por el gobierno federal para el desarrollo de las energías renovables. Pese a ello y contra todo pronóstico, las energías renovables se han convertido en la principal fuente de producción de energía adicional, por delante del carbón y de otros combustibles fósiles, debido al coste inferior de producción.    
¡Sí, ya es un hecho, la producción procedente de energías renovables es más barata!
Hoy en día, los parques eólicos marinos son enormes y cubren superficies inmensas en alta mar, hasta tal punto que el personal de mantenimiento vive en islas artificiales creadas en el interior de esos parques gigantescos.
Recientemente se ha construido en Marruecos el mayor parque eólico del mundo, en pleno desierto y a pleno sol; por supuesto, proyectos de este tipo, incluso más grandes, se van a poner en marcha en los Emiratos Árabes Unidos y en otros países del Golfo.
Hasta hace poco tiempo, esta repentina locura por las grandes instalaciones de producción de electricidad a partir de energía solar o eólica todavía era una posibilidad, en todo caso, más lejana de lo previsto.
Hoy en día, todo va rápido y cada vez más rápido.
Hablamos de parques eólicos de varios cientos de aerogeneradores, cada uno de los cuales contiene imanes permanentes de más de una tonelada.
El consumo de tierras raras de este sector es enorme y está aumentando. De ahí nuesto interés por el neodimio, el disprosio, el praseodimio y el terbio, que componen estos imanes permanentes. La demanda puede sufrir problemas y las existencias reales de estos metales pueden ser de pronto de una gran utilidad en un momento determinado.
El apoyo de la opinión pública también tiene algo que ver en ello.

El mercado de los coches eléctricos ha tenido un comienzo difícil, la escasa autonomía de los primeros coches eléctricos y la falta de estaciones de recarga ha sido un obstáculo hasta que Elon Musk (Tesla)  cambiara las cosas. Comenzando por los Estados Unidos, supo demostrar que el coche eléctrico como vehículo del ciudadano de a pie es una realidad, y es más económico que el vehículo de motor y combustible. Naturalmente es necesario el vehículo, pero también la infraestructura que permita viajar con él, esta es la razón por la que Tesla pone estaciones de recarga a disposición de los propietarios en toda California para empezar y posteriormente en otros estados.
Han surgido otras iniciativas en Europa, Dinamarca es el país con la mayor proporción de vehículos eléctricos del mundo, tal es el entusiasmo y el compromiso por las energías limpias.
El mayor fondo de pensiones del mundo, el danés, se ha comprometido en la desinversión de acciones de empresas petroleras. Los parques eólicos marinos daneses son unos de los más importantes del mundo.
Hoy en día hemos llegado a una alternativa energética a nivel de los Estados.

Por este motivo, creemos en una evolución positiva de los precios para el año 2020, por una simple cuestión de aumento en la demanda, que es cada vez menos previsible debido a los mercados de consumo  en plena efervescencia.

La cuestión es la siguiente, ¿hay suficientes metales raros para toda esta demanda?
A priori sí, teniendo en cuenta el consumo actual.
Pero el problema es el consumo dentro de 3, 5 o 10 años.
Existen muy pocos productos alternativos para el neodimio, por ejemplo, a menos que se creen imanes a partir de energía eléctrica, por ejemplo, pero es contraproducente en la mayoría de los casos.
Actualmente, tenemos, por así decirlo, un único proveedor de estos metales, China.

China está atravesando una situación muy difícil, los problemas de salud causados por la contaminación son enormes y son necesarias soluciones urgentes.
(vías respiratorias, cáncer y otros).
China es, con mucho, el primer productor de tierras raras del mundo, con el 95 % de la producción mundial de tierras raras pesadas.

No obstante, aunque China sea el mayor productor de tierras raras del mundo, debido a los problemas medioambientales que existen allí, el país también se ha convertido en el primer consumidor de tierras raras del mundo, hasta tal punto que se enfrenta a varios desafíos, como el de garantizar su abastecimiento a nivel nacional, y el de exportar importantes cantidades de metales para las necesidades de Japón, Corea, Estados Unidos, Europa y otros países, como la India.
La urgencia es tan grande que obviamente se da prioridad al mercado interior. A comienzos de año se creó o está en vias de crearse un stock estratégico en China que naturalmente va en detrimento de las exportaciones.
Además, desde hace varios años, China ha mantenido deliberadamente los precios bajos, anormalmente bajos con el fin de impedir cualquier proyecto de puesta en marcha de explotaciones mineras fuera de sus fronteras.
Pero este mantenimiento de los precios más bajos de lo que la situación real lo permite ya no puede ser una política de mantenimiento de su monopolio. En efecto, China se ha convertido en importadora de metales de tierras raras (algunos de ellos en todo caso).
Esta es una situación nueva, y no es reconfortante en el sentido de que puede mantener los precios de importación a niveles interesantes, ya que se ha transformado en propietaria o copropietaria de muchos proyectos mineros fuera de sus fronteras, con el fin de asegurarse un abastecimiento para sus crecientes necesidades.
China gastará más dinero en extraer los metales que necesita, pero los necesita cueste lo que cueste.

Así que sabemos que tanto desde el punto de vista físico, técnico y comercial, los precios de los metales aumentarán en los próximos años, quizás muy pronto. Los mercados de los que hemos hablado son los instrumentos de medida que necesitamos para saber cuándo aumentarán los precios      realmente.

Por lo tanto, tenemos mucha confianza en el aumento de la demanda de metales frente a una oferta que no siempre se ajustará, creando situaciones de escasez.
Las previsiones se ven afectadas por una evolución del mercado al alza, a veces más rápida de lo previsto.