https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

BBVA gana €4.323 millones en los primeros nueve meses

  • Transformación: continúa el aumento de los clientes digitales y móviles, y de las ventas digitales, en todas las geografías donde opera BBVA, con un impacto positivo en eficiencia. El conjunto de clientes digitales supone ya un 49% del total, muy cerca del objetivo de acabar el año con la mitad de los clientes del Grupo interactuando por canales digitales
  • Márgenes: el buen comportamiento de los ingresos recurrentes y la contención de los gastos de explotación explican la mejora del margen neto (+5,8% a tipos de cambio constantes). El ROE alcanza entre enero y septiembre el 12,2% y el ROTE, el 14,8%
  • Riesgos: la tasa de mora se sitúa en septiembre en el 4,1% (versus un 4,4% en junio) y la tasa de cobertura, en el 73%
  • Capital: a pesar de la complejidad del entorno, el ratio CET 1 fully-loaded se ubica en el 11,34% y, en los primeros nueve meses del año, el valor tangible por acción más dividendos crece un 7,2% hasta 5,95 euros por acción

BBVA: los resultados de enero a septiembre en cinco claves

BBVA ganó 4.323 millones de euros entre enero y septiembre de 2018, un 25,3% más que en el mismo periodo de 2017. Al margen del beneficio atribuido, éstas son las claves de los resultados de BBVA en los nueve primeros meses del año:
  1. Casi la mitad de los clientes de BBVA ya son digitales. La entidad ha acelerado su proceso de transformación y suma 26 millones de clientes digitales, un 23% más que un año atrás. Estos clientes suponen el 49% del total. Por su parte, los clientes que eligen el móvil para relacionarse con la entidad han aumentado un 37%, hasta 21,7 millones.
  2. El aumento de la base de clientes digitales y móviles impacta positivamente en la eficiencia. ¿Por qué? Estos clientes disparan las ventas por canales digitales, con un menor coste. De esta forma, las unidades vendidas por canales digitales en lo que va de año representan ya casi el 40% del total, frente a tan sólo un 15,3% hace dos años. Y la eficiencia se sitúa así por debajo del 50%, en el 49,6%.
  3. Crecen los ingresos más recurrentes (margen de intereses más comisiones), sin el efecto de los tipos de cambio. El margen de intereses alcanzó 12.899 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018 (+10,2% a tipos de cambio constantes) y los ingresos por comisiones fueron de 3.653 millones de euros (+9,4%). La suma de ambas líneas –los ingresos recurrentes– se situó en 16.553 millones (+10,1%), lo que impulsó el margen bruto hasta 17.596 millones (+4,3%). Esto, sumado a la contención de los gastos de explotación explican la mejora del margen neto.
  4. BBVA tiene unos sólidos indicadores de riesgo. Por ejemplo, la tasa de mora se sitúa en septiembre de 2018 en el 4,1%, desde el 4,4% en junio de este mismo año.
  5. Se mantiene la fortaleza del capital, por encima del objetivo. El ratio CET 1 fully-loaded – el ratio de referencia para medir la solvencia de una entidad- se sitúa en el 11,34%. En el tercer trimestre de 2018, la venta de la participación en BBVA Chile generó un impacto positivo en este ratio de 50 puntos básicos.