https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bankia gana 744 millones, un 0,6% más, y supera las previsiones

Bankia logró un beneficio neto atribuido de 744 millones de euros entre enero y septiembre de 2018, un 0,6% más que en el mismo periodo del año anterior, debido al incremento de los ingresos por comisiones, la reducción de los costes por la aceleración en la captación de sinergias tras la fusión con BMN y el volumen estable de provisiones y saneamientos. La cifra supera los 739 millones de euros que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg.
Según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio ascendió a 229 millones de euros solo en el tercer trimestre del año, un 1,7% másque entre julio y septiembre de 2017. En el trimestre, los expertos esperaban un beneficio de 226, 4 millones, por lo que el resultado también mejora las proyecciones. 
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que el aumento del beneficio se debe a que el banco ha completado "con éxito" la fusión con BMN, el principal reto que tenía al comienzo del ejercicio, y a que ha aprovechado la oportunidad de hacer negocio en segmentos que había tenido limitados en años anteriores, como la promoción inmobiliaria y los créditos a grandes empresas.
De su lado, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha señalado que el modelo de distribución del banco "ya ha comenzado a dar sus frutos", lo que está permitiendo elevar la base de clientes e incrementar el negocio en áreas rentables como los medios de pago, los fondos de inversión o los planes de pensiones, entre otros, al tiempo que ha reducido los créditos dudosos y los activos adjudicados y ha aumentado la solvencia y la rentabilidad.
El margen de intereses de Bankia se elevó hasta 1.542 millones de euros, un 5,1% más que un año antes, y los ingresos por comisiones aumentaron un 25,8%, hasta 799 millones. A perímetro constante (incluyendo a BMN en todo 2017) el margen de intereses habría caído un 10% y los ingresos por comisiones habrían aumentado solo un 3,1%.
El margen bruto avanzó un 12,8%, hasta 2.706 millones, y los gastos de explotación aumentaron un 21,8% como consecuencia de la integración con BMN, si bien en términos homogéneos cayeron un 2,9% debido a la anticipación del ERE firmado tras la fusión, que se completará en noviembre.
Por su parte, la entidad finalizó el tercer trimestre con una ratio de capital CET1 'fully-loaded' del 12,41%, 46 puntos básicos por encima del cierre de 2017, lo que supone un exceso de capital de 340 millones sobre el nivel del 12% fijado en el plan estratégico del banco. La cifra de capital no incluye las plusvalías latentes de la cartera de deuda soberana, pues de ser así habría ascendido al 12,46%.
El nivel total de solvencia 'fully-loaded' ascendió al 16,21%, 148 puntos básicos más que nueve meses antes, lo que se explica principalmente por el efecto de la emisión AT1 de 500 millones realizada en septiembre. En términos de liquidez, el banco situó en el 93,6% la ratio de créditos sobre depósitos, con un volumen de activos líquidos de 28.745 millones de euros, lo que cubre 1,4 veces los vencimientos mayoristas del grupo.
Por otro lado, las dotaciones a provisiones de crédito y adjudicados se situaron en 334 millones en el tercer trimestre, un 0,3% menos que en septiembre de 2017, gracias a la mejora de la calidad de los activos, y las provisiones sobre crédito (coste del riesgo) descendieron seis puntos básicos desde el final de 2017, hasta el 0,18%.
Cae la morosidad al 7,8%
El saldo de riesgos dudosos descendió un 14,5% en nueve meses, hasta los 10.362 millones de euros, con lo que la tasa de morosidad se redujo hasta el 7,8%, 1,1 puntos por debajo del inicio del ejercicio, con una ratio de cobertura del 54,8% (+4 puntos).
Por su parte, los activos adjudicados descendieron en 561 millones, con lo que los activos improductivos brutos (NPAs) se situaron en 14.541 millones de euros, un 14% menos que en diciembre de 2017.
El banco captó 105.000 nóminas netas en doce meses y los recursos gestionados por clientes crecieron en más de 1.200 millones de euros, especialmente por los fondos de inversión (+1.725 millones) y los planes de pensiones (+157 millones), mientras que los depósitos estrictos de clientes disminuyeron hasta 118.528 (-640 millones).
Además, elevó un 4,7% la concesión de hipotecas, un 9,8% la de crédito al consumo y un 3% la financiación a empresas. Al cierre del tercer trimestre de 2018, el 42,8% de los clientes de Bankia eran digitales, así como el 23,5% de las ventas.



finanzas