https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

A la renta variable le sienta muy mal que le aparezca por fin competencia

Fuertes descensos al cierre de las bolsas europeas, y en lo que llevamos de sesión en Wall Street, con un fuerte volumen de contratación, y la sensación entre los inversores que podríamos encontrarnos ante un movimiento bajista de mayor calado que el que hemos sufrido en los últimos años.
“Hay un sentimiento mixto en el mercado, generado por un aumento de los tipos de interés y un mayor grado general de dificultad en la inversión”, afirmaba esta tarde Terry Sandven, estratega de US Bank Wealth Management, en una nota a clientes.
“Los bonos son importantes, la guerra comercial sigue estando vigente, y las elecciones de mitad de mandato en EE.UU. están a menos de un mes. A medida que los tipos de interés tienden a subir, los bonos se convierten en una alternativa más viable a las acciones, y los múltiplos de valoración tienden a comprimirse”.
Y como decíamos ayer, son estas últimas afirmaciones de Sandven la que un día más han afectado a los mercados de valores. “Los bonos se están convirtiendo en una alternativa más viable a las acciones”.
La rentabilidad del 10 años del Tesoro de EE.UU. ha roto resistencias y se encamina hacia el siguiente objetivo sobre de las cercanías del 3,45%. Esto provocará más presión sobre la renta variable. El Eurostoxx 50 ha pasado de cotizar de los 3.450 puntos a los 3.280 puntos en nueve sesiones. Wall Street podría sufrir hoy su quinta caída consecutiva, en lo que es la mayor racha bajista en cerca de dos años. Evidentemente, el giro en el mercado de bonos está preocupando a los inversores.
Los bonos simplemente están desarrollando una razonable reversión a la media.
¿Los motivos? Leemos a algunos analistas hablar de miedos por posibles aumentos salariales que incrementarán las presiones inflacionistas, otros hablan de mayores subidas de tipos por parte de la Fed de las inicialmente previstas. A nuestro juicio, las ultra políticas expansivas que han desarrollado los principales bancos centrales, llevaron a los tipos de interés de la deuda a niveles artificialmente bajos. Ahora simplemente se está produciendo una razonable reversión a la media.
Los lectores podrían pensar que, si nuestro escenario es continuación de las alzas de tipos a largo, las bolsas deberían seguir cayendo. Sí y no. Sí creemos que en el corto/medio plazo los mercados de valores van a sufrir una paulatina presión vendedora. Pero no creemos que se vaya a instalar una tendencia bajista mayor en los mercados de valores hasta que la expansión económica finalice, y esto podría no pasar hasta 2020.

¿Entonces, qué deben hacer los inversores?De hecho, históricamente se ha demostrado que, a pesar de la fase inicial en la que nos encontramos, cuando las subidas en las rentabilidades de los bonos provocan caídas en las bolsas, posteriormente conviven subidas de tipos y subidas en la renta variable. Esto es lógico dado que las subidas de tipos vienen por un mejor entorno económico que favorece también a la renta variable
Vayamos por partes. Es probable que en el corto plazo las bolsas europeas sigan bajando entre el 3 y el 5 por ciento adicional, hasta alcanzar zonas de acumulación anterior. Pasado este primer tramo bajista el rebote volverá a los mercados, para posteriormente volver a bajar para intentar hacer un doble o triple suelo. Será en ese movimiento correctivo posterior en el que podremos tomar posiciones largas en valores con elevada beta (correlación con el mercado), pues pensamos que noviembre, y sobre todo diciembre, serán buenos meses para las bolsas europeas.
En cuanto al mercado de bonos, creemos que se mantendrá la corrección en precios -subida de rentabilidades-. A no ser que la situación política en Italia se descontrole, dicha corrección será de grado menor.
Ese es nuestro escenario para los próximos meses. Un escenario que iremos ampliando y concretando en tiempo real en estas páginas.
Hoy las bolsas europeas cierran con fuertes descensos, con el Eurostoxx 50 cerca de romper importantes zonas de soporte, y con la sensación entre los gestores con los que hemos hablado que las caídas continuarán en el corto plazo. Así lo creemos nosotros también.


capitalbolsa