https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Exclusivo: El plan de USD 10.000 millones para aprovechar Vaca Muerta

El boom de Vaca Muerta es una de las pocas noticias positivas en materia económica que tiene el Gobierno para ofrecer. El crecimiento viene superando las expectativas y avanza a un ritmo tan rápido que ya se están evaluando proyectos de infraestructura que hasta hace pocos meses parecían de ciencia ficción.
En agosto la producción de shale gas se incrementó un 233% en relación al mismo período del año anterior y el no convencional ya representa el 36,4% de la producción total. En cuanto al petróleo, si bien su dinamismo no llega al récord gasífero, en agosto registró un aumento nada despreciable que estuvo motorizado por una suba de la producción shale oil del 60,6% interanual.
Semejantes números demandan una inmensa inversión para poder ser transportados tanto dentro del mercado interno como hacia el exterior para colocar los excedentes que ya empieza a registrar el consumo local.
El Secretario de Planeamiento Energético Daniel Dreizzen expuso los planes del Gobierno en materia hidrocarburífera en la Conferencia Argentina 2018 de la calificadora Moody´s y trazó el ambicioso objetivo de alcanzar al sector agropecuario en cantidad de exportaciones.
Esto fue ratificado por el Vicepresidente de la oficina de análisis crediticio de Moody´s Gabriel Torres, quien afirmó que en el mediano plazo el sector de hidrocarburos puede eliminar el déficit comercial que en el 2017 alcanzó el récord de 8.471 millones de dólares y en lo que va del 2018 ya lleva 6.993 millones.
En miras a ello, en los próximos días se comenzará a exportar gas a Chile como había anticipado LPO en exclusiva- y en el corto plazo también se despachará este fluido al sur de Brasil, otra primicia de LPO. Estas ventas externas tendrán un precio de 5 dólares por millón de BTU, lo que desató una serie de críticas, ya que el valor es inferior a los 7,5 dólares que se paga a los proyectos de la Resolución 46 de Vaca Muerta y a los 10 dólares que Argentina paga por la importación de GNL en los meses invernales.
Al respecto, Dreizzen explicó a LPO que dado que la capacidad de transporte del gas de la cuenca neuquina está desbordada, el único lugar donde se puede colocar ese excedente es del otro lado de la cordillera y por lo tanto, hasta construir un nuevo gasoducto será necesario seguir importando gas. Y en cuanto al subsidio de la Resolución 46, la producción resultante tiene como destino únicamente el mercado doméstico.
Este gasoducto -que a su vez llegaría a Rosario para abastecer al sector industrial y a las diversas centrales termoeléctricas de la zona- no es el único que se está planificando. El gran plan del Gobierno es poder exportar gas más allá de los países limítrofes y para eso se construirá un gasoducto de Neuquén a Bahía Blanca, el famoso tren de Vaca Muerta y una planta regasificadora de Gas Natural Licuado (GNL) para poder transportarlo vía marítima desde el puerto de aguas profundas de esta localidad bonaerense hacia todo el mundo.
Se trata de un mega proyecto de más de 10.000 millones de dólares en el que ya se está trabajando para ponerlo en marcha inmediatamente después de las elecciones del año próximo. Se trata de un procedimiento muy complejo donde se reduce el volumen del gas natural en 600 veces y se transporta como líquido a presión atmosférica y a 162 grados bajo cero. Esto encarece el precio de venta y por lo tanto es necesario tener muy bajos costos para poder competir con mercados como Qatar, Trinidad y Tobago y en el corto plazo con Estados Unidos que está desarrollando proyectos similares en varias zonas de su país.
Dreizzen asegura que "estamos en perfectas condiciones para competir a nivel internacional" ya que los costos han bajado notablemente y en estos momentos el "break even" se ubica en 2,5 dólares el millón de BTU, sin contar con los aproximadamente dos dólares adicionales que implica el proceso de regasificación.
En este momento se están escuchando las ofertas de varias empresas interesadas, a las que se les está ofreciendo una licencia por 25 años para transportar el fluido mediante el gasoducto mencionado y exportarlo libremente. En el caso de no conseguir ninguna propuesta que satisfaga a la Secretaría de Energía, se llamará a licitación pública luego de sancionar una ley que brinde un marco de seguridad jurídica a largo plazo.
En cuanto al famoso Tren de Vaca Muerta que está contemplado en los proyectos PPP y requiere una inversión de entre 900 y 1300 millones de dólares, la novedad anunciada por Dreizzen es un proyecto de la Unión Industrial Argentina (UIA) para montar un cordón industrial en la provincia de Neuquén. De esta manera, las empresas podrían acceder a una energía mucho más barata, a una logística más eficiente y al mismo tiempo, permitiría que el tren vuelva no solamente con barriles de petróleo, sino también con una serie de productos industriales que se exportarían desde Bahía Blanca.
"Este proyecto se hace cada vez más necesario. Ustedes no saben el tráfico de camiones que hay en Vaca Muerta. Es un caos, es otro planeta. La mayoría traen la arena que se necesita para extraer los hidrocarburos desde Entre Ríos y eso encarece muchísimo el costo de transporte", indicó el secretario.