https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Miércoles Negro de Facebook

La caída de Facebook empezó a arrastrar al sector tecnológico en general, pero en los contextos pesimistas encontramos las mejores oportunidades de inversión.
El miércoles 25 de Julio, mientras volvía a mi casa miraba en el celular los números de los resultados trimestrales de Facebook.

Obviamente vi que los números no llegaban a las expectativas del mercado y pensé por dentro “Esta acción va a caer”.

Lo que no sabía era qué tanto iba a caer…

Una vez que llegue a mi casa vi que en mi teléfono tenía unas cuantas notificaciones de las diferentes aplicaciones de finanzas que tengo.

Me estaban avisando que Facebook había caído un 20% después de que cerrara el mercado…

Ya sabía que las ganancias no habían llegado a las expectativas y que la cantidad de usuarios tampoco habían llegado a lo que esperaban los inversores.

Sin embargo no me esperaba esto…

Así que me senté en mi computadora y empecé a investigar un poco más.

Muchos habremos escuchado decir “Se compra con rumores y se vende con noticias”. Es decir que el mercado siempre se anticipa a los hechos.

Y el mercado se estaba anticipando a las nuevas expectativas de crecimiento de Facebook.

El CFO, David Wehner, dijo que a partir de los próximos trimestres las ganancias no crecerían al ritmo que venían creciendo hasta ahora.

Entonces los inversores que esperaban un Facebook con un crecimiento a un ritmo cada vez mayor, o al menos un ritmo constante, se toparon con una pared.

El contexto había cambiado, las cosas estaban empezando a verse mal.

Si sos un lector constante de CONTRAECONOMÍA, te habrás dado cuenta que a mediados del mes de Julio escribí la nota “Redes sociales, un negocio problemático” criticando al modelo de negocios de las redes sociales y el problema que éstas tienen.

Alguno de nosotros pudimos ver que el modelo de negocios no iba a persistir en el tiempo, sin embargo, las repercusiones fueron más pronto de lo que estábamos esperando.

Por este mismo motivo esta caída fue tan abrupta. Un 20% en un día, es algo que llamó la atención de todos los inversores.

A partir del miércoles negro de Facebook, al menos hasta principios de la próxima semana en todas las noticias se hablaba de esto.

Hasta mi mamá, que no tiene idea del mercado financiero, me vino a preguntar qué había pasado con Facebook.

Ahí es cuando me di cuenta que el tema se había hecho muy masivo.
¿Por qué fue tan popular la caída de Facebook?
En principio porque una caída de 20% en una de las empresas más grandes del mundo no es algo que pase desapercibido.

Además, en la historia de Wall Street esta baja significó la mayor pérdida de capitalización bursátil.

La capitalización bursátil representa la dimensión económica que tiene la empresa. Se calcula multiplicando el precio de la acción por la cantidad de acciones de la empresa.

En solo un día, Facebook perdió USD 119 mil millones.

Y Mark Zuckerberg quién ocupaba el cuarto puesto dentro de la lista de los hombres más ricos perdió casi USD 16 mil millones, bajando a sexto en la misma lista.

Pero las redes sociales recibieron otro golpe muy fuerte exactamente el próximo día de esta caída abrupta.

Se trató de Twitter, lo más sorprendente es que las ganancias de la empresa y las ganancias por acción habían superado las expectativas del mercado.

Sin embargo había perdido usuarios. Nada menos que 1 millón de usuarios menos en este último trimestre.

El resultado fue que las acciones de Twitter bajaron un 20,5% el viernes.

Estamos hablando de los días más oscuros para las redes sociales.

Y lo peor es que estás caídas empezaron a arrastrar a las acciones tecnológicas en general llevándose consigo a los índices tecnológicos.

El índice tecnológico de Dow Jones bajó un 5% en 3 ruedas. El índice del S&P 500 bajó un 4,7%. Y el tecnológico de Nasdaq bajó 2,6%.

Sin embargo, como inversor tecnológico no estoy preocupado por esta situación.

Me atrevo a decir que es un buen momento actualmente para inversiones en empresas tecnológicas.

Citando al gran gurú de inversiones Warren Buffet: “Sé codicioso cuando los demás son miedosos y miedosos cuando los demás tienen los ojos inyectados en la codicia”.

Estamos viendo ventas de pánico que está generando la caída de estos importantes índices, no te estoy hablando solamente de Facebook y Twitter.

Otras empresas que tienen buenos fundamentos caen simplemente por el contexto de venta generalizada.

Entonces, vamos al shopping de Nasdaq para que podamos ver los mejores descuentos que ofrece el mercado.

Atento a las grandes oportunidades.

Saludos virtuales

Kyong seob Cho

Para CONTRAECONOMÍA