Macri dijo que "lo peor ya pasó" y fijó la agenda para "crecer 20 años"

Defendió el "gradualismo" para avanzar en reformas económicas y sociales, y pidió "no acordarnos de la educación sólo en las paritarias", en la Asamblea Legislativa



El presidente Mauricio Macri pidió hoy al Congreso que apruebe una ley para poder difundir los resultados de los estudios de calidad educativa de cada colegio, al considerar que "la única manera de mejorar es partir de la verdad".

"Hoy está prohibido difundir los resultados por escuela, eso no tiene sentido. Avancemos para cambiar esta norma", reclamó al inaugurar las sesiones ordinarias en el Congreso.

A la vez, advirtió: "No podemos acordarnos de la educación solo en el momento de las paritarias".

Macri aseguro que las transformaciones propuestas por su Gobierno empiezan a dar frutos. Y puso como ejemplo la ampliación de la red de cloacas, la expansión del crédito hipotecario que acercó a muchos argentinos “el sueño de la casa propia” y mejoras de infraestructura, como calles asfaltadas. También habló de la creación de empresas pymes.

“Iniciamos un camino distinto que nos está sacando de repetir los mismos errores. Estamos en un camino de desarrollo que nos va a permitir combatir la pobreza sin que nadie se quede atrás.” Macri insistió en que la lucha contra la inflación será constante. Y reiteró el compromiso de reducir el déficit fiscal para frenar el endeudamiento.

De paso, criticó a los que dicen que el Gobierno va demasiado lento o demasiado rápido.

“Nos piden un shock de ajuste, a ellos les decimos que vinimos a reducir la pobreza y asegurar que ningún argentino pase hambre”.

“Otros nos piden que nada cambie. Si nada hubiese cambiado estaríamos como otro país hermanos en desintegración social”, dijo, eligiendo no nombrar taxativamente a Venezuela.

“Elegimos el cambio con gradualismo, unidos por el esfuerzo. Tenemos metas para bajar la inflación y el déficit. Y como la vamos a cumplir dejaremos de endeudarnos y se van a multiplicar las inversiones en un país confiable.

“Tenemos que evitar los diagnósticos apocalípticos. Necesitamos coherencia, templanza y recorrer el camino de acuerdo a los tiempos que vivimos”.