Gobierno lanzó RER, la mega obra de u$s 2300 millones que unirá los trenes metropolitanos



El gobierno nacional anunció la licitación de la Red de Expresos Regionales (RER), la mega obra de infraestructura ferroviaria que conectará entre sí las líneas metropolitanas de trenes, a través del sistema de Participación Público Privada.
La obra, que implicará la construcción de 20 kilómetros de túnel y nuevas estaciones subterráneas, beneficiará a más de 10 millones de personas; la primera etapa se llevará adelante a través del sistema de PPP con una inversión de más de 2300 millones de dólares.
“Además de transporte público de calidad, la RER implica extender la frontera de trabajo, darle la posibilidad a millones de personas de llegar a lugares que antes no lo hacían por falta de medios de transporte rápido y cómodo”, sostuvo el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. 
Con la RER en marcha, sostienen desde Nación, mejorarán las frecuencias y los tiempos de viaje. Hoy el tiempo de espera entre un tren y otro es de hasta 15 minutos y con la RER estiman se reducirán a 3 en hora pico.
Además prometen que se cuadruplicará la capacidad de transporte del sistema que hoy traslada a más de un millón de personas por día para transportar más de 5.000.000 en 2023. Los ahorros de tiempo de viaje también serán significativos, de al menos entre 30 y 40 minutos hasta 1 hora en algunos casos.
Dietrich, en el lanzamiento del RER
La presentación oficial del proyecto se realizó hoy en el Centro Cultural Kirchner, estuvo a cargo de  Gustavo Lopetegui, vice jefe de gabinete de ministros; Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación; Luis Caputo, ministro de Finanzas de la Nación; Horacio Rodriguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Manuela López Menéndez, secretaria de Obras de Transporte, German Bussi, secretario de Planificación de Transporte; y José Luis Morea, subsecretario de Participación Público Privada.
La audiencia incluyó representantes de más de 300 empresas, entre constructoras, desarrolladoras de proyectos de ingeniería, entidades financieras y consultoras, de 20 diferentes países: Argentina, Suiza, Estados Unidos, Reino Unido, España, Corea, Rusia, Portugal, Canada, Alemania, Mauritius (Africa), Alemania, Malasia, Austria, Japon, Venezuela, China, Francia, Brasil e Italia. También asistieron representantes de organismos internacionales de crédito y de otros organismos públicos y privados.

Trenes conectados

En esta primera etapa de la RER, las 3 líneas ferroviarias con mayor cantidad de pasajeros en el AMBA quedarían conectadas entre sí en forma directa, sin necesidad de hacer trasbordos con otros medios de transporte: se trata de los trenes Roca, San Martín y Mitre, que hoy tienen cabecera en Constitución y Retiro.
Esto será posible gracias a un túnel de 11 kilómetros debajo de la avenida 9 de Julio más 2 nuevas estaciones subterráneas en Constitución y debajo del Obelisco. Esta etapa incluye también el tendido de vías ferroviarias y todas las instalaciones e infraestructura necesarias para que los trenes puedan circular (señalamiento, tendido eléctrico, etcétera).
Con la RER en marcha, antes de llegar a Constitución, el tren comenzará a descender, se detendrá en una nueva estación subterránea y seguirá su paso hacia la zona de Retiro a través de un túnel debajo de la avenida 9 de Julio, pasando por otra nueva estación subterránea a la altura del Obelisco.
En la zona de la Facultad de Derecho, el tren volverá a salir a la superficie para llegar hasta las estaciones de La Paternal (tren San Martín), Colegiales o Núñez (tren Mitre, ramales José León Suárez y Tigre).
Desde estos puntos, a su vez, se podrá hacer combinación en el mismo andén hacia Pilar, Tigre o José León Suárez. Este sistema permitirá que los vecinos de los puntos más extremos de los conurbanos sur y norte del AMBA queden conectados entre sí con el tren, sin necesidad de combinar con ningún otro medio de transporte.

Próximas etapas

En etapas sucesivas, se irán sumando progresivamente las líneas Sarmiento, Belgrano Sur y Norte, mediante nuevos túneles que conectarán a las actuales cabeceras entre sí, más nuevas estaciones subterráneas. De esta manera, más de 800 kilómetros de vías actuales quedarán interconectadas entre sí.
Los proyectos PPP se financian fundamentalmente a través del impuesto al gasoil, un gravamen que en su origen estuvo destinado a la realización de obras. El nuevo esquema garantiza la seguridad jurídica y financiera al adoptar como mecanismo para abordar posibles controversias entre las partes la intervención de paneles técnicos como paso previo a recurrir a los procesos formales en tribunales judiciales.
Además, la nueva modalidad genera incentivos para que las empresas finalicen las obras en el menor tiempo posible porque implementa un sistema en el que se le reconoce a la empresa contratista la eficacia y la rapidez.

cronista