https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El rebote se frena en seco a pesar de las esperanzas coreanas | | CapitalBolsa

Las acciones europeas cierran con subidas muy ligeras después de que las fuertes ventas de la semana pasada provocaran que los índices cayeran a mínimos de seis meses. La jornada fue de más a menos a pesar de conocerse que Corea del Norte está dispuesta a mantener conversaciones con Estados Unidos sobre una desnuclearización y suspensión de los ensayos nucleares mientras esas conversaciones estén en marcha.
"Esta es una distensión dramática de la situación", dice el analista de Forex Fawad Razaqzada.
Por otra parte, se ha puesto en marcha una maquinaria de presión para que Trump no apruebe finalmente los aranceles sobre el acero que anunció la semana pasada.
El líder de los republicanos, Paul Ryan, ha pedido que se impongan aranceles "quirúrgicos" a los países que están inundando acero y aluminio en la economía estadounidense.
En declaraciones a los periodistas en Washington, el presidente de la Cámara, Ryan, dijo que Donald Trump tuvo razón al señalar que está ocurriendo "algún abuso".
Algunos países, como China, están inundando el mercado con acero a precios injustamente bajos, dijo.
Pero en lugar de una tasa general, Ryan argumenta que Estados Unidos necesita un enfoque "inteligente". Los aranceles deben ser dirigidos para que se centren en este problema "legítimo", en lugar de abarcar a todos los países, dijo.
En otras palabras, esto podría evitar el riesgo de desencadenar una guerra comercial global, y una represalia por parte de la Unión Europea o Canadá, por ejemplo.
El Euro Stoxx 50 cierra la jornada con un avance del 0,12 por ciento hasta 3.359,25 y el Ibex 35 se deja un 0,04 por ciento a 9.586,8.
"Parece que el apetito por el 'riesgo' está volviendo", dijo el jefe de estrategia de FX de Saxo Bank, John Hardy, quien también señala la debilidad de los activos refugio como el yen japonés y el franco suizo.
El ánimo de Europa también fue respaldado después de que Alemania reformara su coalición de gobierno para terminar más de cinco meses en un limbo político y mientras desciende la inquietud inicial causada por las elecciones italianas.
Los bonos italianos se comportaron mejor que el conjunto del mercado y las acciones en Milán rebotaron casi un 2 por ciento, tras haber caído a un mínimo de seis meses después de las elecciones del fin de semana.
Después de que el S&P 500 subiera ayer más del 1 por ciento, las bolsas de Asia se unieron a la tendencia alcista rebotando durante la madrugada.
El índice MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón subió un 1,5 por ciento, terminando con cinco días seguidos de pérdidas. El Nikkei de Japón repuntó un 1,8 por ciento desde un mínimo de cinco meses, ayudado también por las garantías del presidente del Banco de Japón de que no terminaría repentinamente el estímulo. .
La amenaza de una guerra comercial no es la única fuente de tensión para los mercados financieros mundiales.
A medida que la economía mundial avanza, los inversores se preocupan cada vez más de que la inflación en los Estados Unidos, que ha sido moderada desde la crisis financiera de 2008, finalmente pueda repuntar y provocar un rápido aumento de las tasas de interés.
El Banco Central Europeo se reúne esta semana y parece casi seguro que a finales de este año pondrá fin a su programa de estímulo de tres años y 2,5 billones de euros.
Los rendimientos de los bonos a 10 años de EE.UU. cayeron 2 puntos básicos al 2,86 por ciento y los bonos alemanes ascienden 4 pbs hasta el 0,68 por ciento.
"El BCE va a presentar pronósticos de crecimiento que probablemente sean más fuertes, pero se esforzará por enfatizar que el fin del alivio monetario se hará con delicadeza", dijo Peter Chatwell, jefe de estrategia de tasas del euro en Mizuho.
El euro cotiza a 1,2396, subiendo un 0,50 por ciento y extendiendo su recuperación desde un mínimo de siete semanas de 1,2154.
En el mercado de commodities, los precios del crudo se mantuvieron firmes, respaldados por robustos pronósticos de demanda y perspectivas de contactos informales de la OPEP con los productores de shale oil de Estados Unidos en una reunión de la industria en Houston esta semana.
Los futuros del crudo Intermedio del oeste de Texas caen un 0,3 por ciento a 62,38 dólares por barril, tras el aumento del 2.2 por ciento del lunes.