https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LOS MERCADOS SE CAEN: POR QUÉ TAMBIÉN ES CULPA DE UN ROBOT QUE "BAJÓ LA PERSIANA"

La tecnología avanza pero eso no significa que no haya traspiés. Lo que sucedió ayer con los robo-advisors, en el medio de una caída sostenida de los índices más importantes del mundo, es prueba de esto. Ayer, cuando el S&P 500 caída 4,1%los sitios que automatizan inversiones mediante algoritmos decidieron "bajar la persiana". 
Algunas de las empresas de robo-advisors más grandes del mundo --como Wealthfront Inc y Betterment LLC aunque también en sitios "mixtos", de trading automático y tradiconal como Vanguard y Charles Shwab-- dejaron de funcionar ayer. Lo reportaron usuarios, según Bloomberg, cuando quisieron entrar a sus cuentas a operar y vieron que habían mudado sus operaciones offline. 

El problema

Hay muchas definiciones de lo que significa exactamente "robot-consejero" de finanzas. En pocas palabras, un robo-advisor es un método para automatizar la asignación de activos de inversiones a través de un algoritmo de computadora. En un sentido más amplio, un asesor robot también puede incluir asesores financieros humanos, pero solo para servicios que requieren asistencia humana (por ejemplo, impuestos, jubilación o planificación patrimonial). Acá te contamos un poco más a fondo cómo funcionan. 
Un beneficio de los robo-advisors está en su capacidad para seguir tendencias sin necesidad de hacer un análisis fundamentalEso, que crea oportunidades rentables y permite que los inversores se "relajen" y dejen en manos de algoritmos lo que hasta hace poco hacía un agente de bolsa, es también parte del problema que ocurrió ayer. Es que desde su aparición en el mercado, muchos analistas pusieron en duda la capacidad de los robo-advisors para poder actuar bien en momentos de tendencia bajista. En otras palabras, cuando todo va bien, los robots funcionan bien; cuando hay correcciones, no tanto
Al haber una tendencia bajista como la de ayer, los sitios web que manejan esta clase de inversiones se volvieron "misteriosamente" offline. Muchos especularon que puede tener que ver con "salvarse las espaldas": al ver que la tendencia es "vender", podrían haber impulsado aún más la baja, ayudando en el ciclo vicioso de baja que experimentaron los mercados en la última semana. 
Los fondos de inversión tradicionales pelean para ganarle a los robo-advisors, que buscan desplazar a la gestión pasiva. Se espera que para 2020, manejen una cartera de US$ 2 billones. Aunque, claramente, la tecnología es, todavía, perfectible. 


infotechnology