A ESTE TELÉFONO INTELIGENTE SOLO LO TENÉS QUE CARGAR LOS FINES DE SEMANA


A este teléfono inteligente solo lo tenés que cargar los fines de semana

Si bien la moda es hacer los nuevos modelos de smartphones cada vez más finitos y con pantallas sin bordes, no todas las empresas los fabrican así.
Un ejemplo es el Oukitel K10000 Pro, el sucesor de 2017 de un modelo similar que salió en 2015, cuya característica más destacable es una batería de 10.000 mAh. Con esta capacidad, la carga permite que el aparato soporte hasta cinco días sin requerir conectarse a la electricidad (el fabricante dice entre 10 y 15 días, pero es una apreciación exagerada).

Esta batería, dicen desde la compañía (Shenzhen Yunji Intelligent Technology), puede cargarse en solo tres horas gracias a un sistema de carga rápida de 12V/2A. El smartphone fue presentado en la feria Mobile World Congress del año pasado y puede conseguirse en los retailers electrónicos locales desde $6.000 y si se trae con el regimen puerta a puerta puede conseguirse por menos de $4.000.
¿Inconvenientes? Algunos. El primero para mencionar es el peso, 300 gramos(contra los 174 del iPhone X o los 145 del Moto G5, por citas dos populares ejemplos). Además, es grande: 157 por 76 milímetros. Y, si bien tiene 3 gigas de RAM y 32 de almacenamiento, el chip de ocho núcleos es de 1,5 GHz de MediaTek. La cámara es de 13 megapíxeles pero sus prestaciones no son las mejores.
El más grande problema, sin embargo, es que en la Argentina solo funciona el 2G, porque no incluyen las bandas de frecuencia que se utilizan en el país para 3 y 4G (o sea que es posible que la batería dure un poco más que los cinco días mencionados más arriba). Pero, si se está cerca de una conexión wi-fi la mayor parte del tiempo, esto no es necesariamente un problema.

Diseño robusto

El Oukitel K10000 Pro es un "teléfono blindado", porque viene con bordes de aluminio bien gruesos (sin embargo, el marco arriba y abajo es el plástico pintado).
En el lateral derecho se ubican los botones de encendido y control de volumen: son teclas grandes y solidas. Además, en los costados aparecen dos piezas de diseño que parecen ser remaches (no lo son, claro está).
Cabe mencionar, sin embargo, que el smartphone no tiene ninguna característica extra que lo proteja frente a golpes.



infotechnology