https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

UN EMPLEADO TOCÓ EL BOTÓN EQUIVOCADO Y UNA ALERTA DE MISIL ATERRORIZÓ HAWAII

El sábado por la mañana, toda la población de Hawaii recibió una alerta de misil. Pero no solo resultó ser falsa, sino que fue debido a un error humano: un empleado tocó el botón equivocado.
A las 8:07, los ciudadanos y turistas que estaban en el lugar recibieron un mensaje en sus teléfonos celulares. “Amenaza de misil balístico entrando aproximándose a Hawaii. Busquen refugio de inmediato. Esto no es un simulacro”, decía. Luego, la alerta llegó a los televisores y en sus pantallas aparecieron explicaciones sobre cómo actuar ante la emergencia.
Fueron 38 minutos de caos y pánico. A las 8:45 llegó un segundo mensaje que indicaba que todo había sido un error.

 

El precio de un mal diseño

Esa mañana, la Agencia de Gestión de Emergencias de Hawaii tenía agendada una prueba de su sistema de alertas. Es algo que vienen haciendo regularmente desde noviembre, pero esta vez una falla de diseño provocó un error por parte del operador.
¿Quién no se equivocó al mandar un mensaje por WhatsApp y se lo envió a otra persona o pegó un emoji equivocado? Lo que pasó en Hawaii fue algo muy similar. Según informó el medio estadounidense Chicago Tribune, el sistema tiene un menú desplegable con dos opciones: “Probar alerta de misil” y “Alerta de misil”. Quien debía realizar la prueba le erró al botón y tocó el segundo.

 

"Absolutamente inaceptable"

En el contexto de un sistema de emergencias, la falla es grave. Ahora, el director de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, dijo que una falsa alarma como esta es “absolutamente inaceptable” e inició una investigación completa. En un comunicado, explicó: “Basándome en la información que recolectamos, parece que el gobierno de Hawaii no cuenta con las medidas de seguridad y los controles necesarios para prevenir la transmisión de una alerta falsa.”
El vocero de la agencia, Richard Rapoza, comentó que parte del problema fue que era muy fácil que cualquiera se equivoque de esa forma. “Tenemos que asegurarnos de que no estamos buscando venganza, sino que deberíamos estar arreglando los problemas del sistema. Debe haber sido una situación muy difícil para el trabajador”, agregó.

¿Y Trump?

Por su parte, Trump no apareció. No fue visto el sábado y, siendo un usuario activo de Twitter, tampoco publicó sobre el tema.

infotechnology