https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Nouriel Roubini: "Los bitcoin son la madre de todas las burbujas"

El famoso analista financiero Nouriel Roubini afirma sobre los bitcoin: "Como en cualquier típica burbuja financiera, los inversores están comprando criptomonedas no para usarlas en las transacciones, sino porque esperan que aumenten su valor. De hecho, si alguien realmente quisiera usar el bitcoin, le sería muy difícil hacerlo".
"Es tan intensivo en energía (y por lo tanto tóxico para el medio ambiente) que producirlos conlleva costos de transacción tan elevados, que ni siquiera las conferencias de bitcoins los aceptarían como una forma válida de pago.
Hasta ahora, el único uso real del bitcoin ha sido facilitar las actividades ilegales como transacciones de medicamentos, evasión de impuestos, evasión de controles de capital o lavado de dinero. No es sorprendente que los estados miembros del G20 estén trabajando juntos para regular las criptomonedas y eliminar el anonimato que supuestamente permitían, al exigir que se comuniquen todas las transacciones que generen ingresos o ganancias de capital.
La supuesta ventaja de Bitcoin es también su talón de Aquiles.
Después de una ofensiva de los reguladores asiáticos este mes, los valores de las criptomonedas cayeron en un 50% desde su máximo de diciembre. Se habrían derrumbado mucho más si no hubieran implementado rápidamente su vasto plan para apuntalar su precio mediante la manipulación directa. Pero como en el caso de la burbuja sub-prime, la mayoría de los reguladores de EE.UU. están todavía al volante.
Desde la invención del dinero hace miles de años, nunca ha existido un sistema monetario con cientos de monedas diferentes operando unas al lado de las otras. El objetivo principal del dinero es que permita a las partes realizar transacciones sin tener que realizar trueques. Pero para que el dinero tenga valor y para generar economías de escala, sólo unas pocas monedas pueden operar al mismo tiempo.
En los EE.UU., la razón por la que o usamos euros o yenes además de dólares es obvia: hacerlo sería inútil y haría que la economía fuera menos eficiente. La idea de que cientos de criptomonedas podrían funcionar juntas de forma viable no solo contradice el concepto mismo del dinero, sino que es simplemente idiota.
Pero también lo es la idea de que incluso una sola criptomoneda podría sustituir al dinero fiduciario. Las criptomonedas no tienen un valor intrínseco, mientras que las monedas fiduciarias ciertamente sí lo tienen, porque se pueden usar para pagar impuestos. Las monedas fiduciarias también están protegidas de la degradación del valor por los bancos centrales comprometidos con la estabilidad de precios; y si una moneda fiduciaria pierde credibilidad, como en algunos sistemas monetarios débiles con alta inflación, se intercambiará por monedas fiduciarias extranjeras más estables o activos reales.
Da la casualidad de que la supuesta ventaja de Bitcoin es también su talón de Aquiles, porque incluso si realmente tuvieran una oferta estacionaria de 21 millones de unidades, eso las descalificaría como una moneda viable. A menos que la oferta de una moneda rastree el producto interno bruto nominal potencial, los precios sufrirán deflación.
Eso significa que si la oferta estable de bitcoin realmente reemplazara gradualmente a una moneda fiduciaria, el índice de precios de todos los bienes y servicios caería continuamente. Por extensión, cualquier contrato nominal de deuda denominado en bitcoin aumentaría en valor real con el tiempo, lo que llevaría al tipo de deflación de la deuda que, según el economista Irving Fisher, precipitó la Gran Depresión. Al mismo tiempo, los salarios nominales en bitcoin aumentarían por siempre en términos reales, independientemente del crecimiento de la productividad, lo que se suma a la probabilidad de un desastre económico.
Claramente, los bitcoin y las otras criptomonedas representan la madre de todas las burbujas, lo que explica por qué cada ser humano que conocí entre Acción de Gracias y Navidad de 2017 me preguntó si deberían comprarlas.


capitalbolsa