https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los motivos del último arreón del dólar y los bonos estadounidenses Por Kathy Lien

Una de las historias más importantes en los mercados financieros este martes ha sido el aumento del rendimiento de los bonos del Tesoro. Losbonos a 10 años se situaron por encima del 2,5%, aumentando hasta registrar su cota más alta de los últimos nueve meses. Normalmente, un movimiento como éste coincidiría con un repunte del dólar pero las fluctuaciones del billete verde fueron discretas, y la mayor parte de las ganancias tuvieron lugar durante la madrugada de la jornada en Europa.
El par USD/JPY subió ligeramente mientras que el EUR/USD cerró la jornada de Estados Unidos prácticamente donde empezó. Muchos operadores de forex se sienten frustrados por las diferencias entre el rendimiento y las divisas pero esta disociación fue algo habitual el año pasado. Esto es señal de que los inversores dan por hecho que la Reserva Federal (Fed) implementará ajustes y están vendiendo bonos por acciones, lo que explica por qué los precios de los bonos han descendido mientras que las acciones han registrado máximos históricos.
También es importante tener en cuenta que el movimiento de divisas del martes vino determinado en gran parte por las acciones del Banco de Japón (BoJ). La autoridad monetaria sorprendió a los mercados el lunes por la noche reduciendo su programa de compra de bonos por primera vez desde 2016. Aunque la disminución fue modesta, amplía el número de responsables de la política monetaria a escala mundial que se aparta de los mercados.
El yen japonés subió con respecto a las demás monedas principales tras conocerse esta noticia y su descenso no sólo hizo caer el USD/JPY sino también algunas de las demás monedas principales como el EUR y la GBP. Muchos expertos en bonos llaman a esto el comienzo de un mercado bajista, así que el rendimiento va a aumentar y, si están en lo cierto, el dólar reaccionará en algún momento y repuntará.
Hasta entonces, cualquiera que quiera comprar dólares debería permanecer pendiente de las monedas sobrecrecidas que podrían comenzar a corregir su rumbo; creemos que el EUR/USD, el AUD/USD y el NZD/USD.
Sin informes económicos de relevancia pendientes de publicación en Estados Unidos este miércoles, los traders deberían actuar en función del interés por el riesgo y el rendimiento. El par USD/JPY sigue teniendo un apoyo importante entre 111,75 y 112 y creemos que estos niveles se mantendrán.
Mientras tanto, los inversores siguen deshaciendo sus posiciones largas en el euro a pesar de los datos de Alemania, que resultaron mejores de lo esperado. La producción industrial, la cuenta corriente y la balanza comercial han subido más de lo esperado pero en lugar de repuntar, el EUR/USD amplió pérdidas por tercera jornada consecutiva.
La producción industrial de Alemania subió un 3,4% frente a la previsión que indicaba un 1,8%. El superávit comercial aumentó de 18.9 millones a 23.7 millones y el superávit por cuenta corriente aumentó de 18.100 millones de USD a 25.400 millones de USD tras el aumento de las exportaciones y las importaciones. Aunque el EUR/USD ha encontrado apoyo por encima de 1,19, seguimos creyendo que habrá un descenso por debajo de este nivel hacia la región 1,1830-1,1850.
También es digno de destacar que el franco suizo ha sido la divisa que peor actuación ha ofrecido. Tras consolidarse por debajo de 98 centavos desde principios de año, la caída del franco suizo hizo subir considerablemente el USD/CHF. Este movimiento fue impulsado en parte por un aumento mayor de lo esperado del desempleo y una continua disminución de las ventas minoristas.
El GBP/USD por otro lado permanece confinado dentro de un rango de entre 1,35 y 1,36. Los traders de la libra restaron importancia al informe de ventas minoristas BRC, mejor de lo previsto, pero podrían reaccionar finalmente a las cifras del miércoles sobre la producción industrial y la balanza comercial. El GBP/USD va camino de una reversión a corto plazo y con el descenso del PMI del sector manufacturero apunta a un resultado más discreto y, si estos datos sorprenden a la baja, podría darse una mayor corrección hacia el nivel de 1,3450.
Por una vez, hay una consistencia en el rendimiento de las divisas vinculadas a las materias primas. Los dólares canadienseaustraliano y neozelandés han descendido este martes. La subida del dólar ha propiciado la recuperación del USD/CAD a pesar del aumento de casi un 2% de los precios del petróleo, el aumento del rendimiento de los bonos de Canadá y las promociones de vivienda, mejores de lo previsto.
El dólar australiano también restó importancia al aumento de las licencias de obra. Además de verse lastrado por el fortalecimiento del dólar, la falta de subida de los precios del oro, el mineral de hierro y el cobre han retenido el avance del AUD.
Nueva Zelanda no ha publicado informes económicos no se espera nada material por parte de los tres países productores de materias primas el miércoles, aparte del informe semanal sobre las reservas de petróleo.