https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las acciones europeas extienden las subidas de la mano de un Wall Street imparable

Las grandes bolsas de Europa y Asia extendieron la racha alcista de las acciones mundiales aunque un dólar más estable detuvo el repunte del euro, el yen y el yuan y provocó una fuerte corrección en los mercados de metales. Los inversores rotaron hacia sectores defensivos, que han sufrido ventas en las últimas semanas, gracias a un descenso en los rendimientos de los bonos.
Wall Street marca nuevos máximos después que el índice mundial MSCI alcanzara su tercer mejor registro consecutivo de todos los tiempos tras una subida de la Bolsa de Japón, donde el índice Nikkei alcanzó su nivel más alto desde 1991.
El Euro Stoxx 50 sube un 0,17 por ciento a 3.617,88 apoyado en los sectores más defensivos. El sector de eléctricas mejora un 1,3 por ciento y telecomunicaciones avanza un 0,7 por ciento. El sector de minería sufre un descenso del punto porcentual por la caída de los precios de los metales. El Ibex 35 avanza un 0,51 por ciento a 10.520,4.
El cobre se deja un 2,2 por ciento, mientras que el níquel pierde casi un 4 por ciento. Para ambos fue la mayor caída desde principios de diciembre, después de lo cual aumentaron un 10 y 20 por ciento, respectivamente.
"Los mercados de productos básicos se han movido este año al son del dólar", dijo el estratega de FX de Crédit Agricole, Manuel Oliveri.
"Ha cotizado independientemente de las expectativas de tasas, independientemente de las perspectivas de crecimiento", agregó, y dijo que esperaba que la divisa comenzara a estabilizarse.
El dólar más estable también puso fin a la racha de cuatro días del euro, aunque también hubo otros factores en juego.
La moneda única se vio perjudicada en las primeras operaciones europeas por informaciones que señalan que partes del principal partido opositor de Alemania se resistían a reformar una "gran coalición" con los conservadores de Angela Merkel.
Luego dio un paso atrás después de que fuentes en el Banco Central Europeo dijeran a Reuters que, a pesar de las conversaciones crecientes que detendrán su estímulo masivo a finales de septiembre, es poco probable que las autoridades pongan fin al programa.
El euro cae hasta $1.2233 desde el máximo de tres años del lunes de casi $1.23. El yen japonés, que también se ha revalorizado sensiblemente, cotiza plano frente al dólar.
Los rendimientos de los bonos del gobierno de la zona euro también cambiaron de dirección, con la rentabilidad del Bund alemán saliendo de los máximos recientes y la deuda italiana, española y portuguesa comportándose mejor que el conjunto del mercado, ya que los inversores volvieron a algunas de las operaciones más rentables de 2017.
"Necesitamos un análisis más exhaustivo antes de realizar cualquier cambio", dijo una de las fuentes del BCE.
Los precios del petróleo crudo también corrigieron después de haber tocado los niveles más altos desde diciembre de 2014 esta semana por la debilidad del dólar y las señales de que los recortes de producción de la OPEP y Rusia están reduciendo los suministros.
Los futuros del crudo Brent caen 30 centavos, o un 0,4 por ciento, a 69,94 dólares por barril después de tocar un máximo de 70,37 dólares el barril el lunes. El oro cotiza con descensos muy ligeros a $1.334 la onza, después de alcanzar un máximo de casi cuatro meses.
El otro movimiento llamativo del día fue la caída de las criptodivisas.
Bitcoin se derrumbó un 18 por ciento a casi $11,000, después de que informaciones señalaran de la prohibición de comerciar con criptomonedas en Corea del Sur aún era una opción. El bitcoin se deja un 10,7 por ciento en estos momentos a 12.120 dólares.