https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La transformación empresarial: Cómo el CIO está cambiando el juego.



El futuro pasa por la oficina del CIO. Considerados, durante años, como jugadores menores en el grupo ejecutivo de la C (Chief, por sus siglas en inglés), los CIO o Chief Information Officers, se encuentran ahora en el centro de una de las transformaciones empresariales más profundas de la historia. Podría argumentarse realmente que, en muchos aspectos, al ser la tecnología tan importante para la continuidad y el éxito de una organización, ningún otro ejecutivo tiene más responsabilidad sobre el futuro de una organización que el CIO.

“El papel del CIO está cambiando ahora”, dice Bask Iyer, CIO en VMware y Dell Technologies. “Está evolucionando y creciendo a medida que crece la importancia de la información”.

Minimizando el impacto. Impulsando la transformación
El problema central es que la tecnología se está fusionando con la corriente principal, ya que todas las organizaciones necesitan integrar tecnología, software y aplicaciones en cada aspecto del negocio para poder competir en esta era digital. Es casi un cliché decir que la nube es el gran modificador, pero la realidad es que todas las organizaciones, tarde o temprano, van a tener que funcionar en nubes privadas y públicas. Y se espera que los CIO, como ejecutivos encargados de los sistemas de tecnología de sus organizaciones, guíen la transformación digital de cada aspecto de su empresa.

Pero su función se complica con otro grupo de responsabilidades. Si bien se les encargó dirigir la transformación del negocio, también se espera que los CIO minimicen el impacto de estos cambios en sus organizaciones y mantengan los negocios funcionando.

Un delicado equilibrio de estas dos responsabilidades está cambiando el papel del CIO, así como está cambiando los fundamentos de lo que significa hacer negocios en el siglo XXI.

Esta dualidad significa que los CIO han tenido que expandir su enfoque tradicional más allá de la eficiencia operativa y la mitigación de riesgos. Tradicionalmente, el papel del CIO era casi completamente operativo, y sus responsabilidades primarias tan básicas como mantener el sistema de correo electrónico funcionando, la red activa y los ciclos de aplicaciones de oficina y equipos actualizados. El enfoque era principalmente interno.

Pero ahora las empresas están lidiando con un nuevo conjunto de competidores externos y amenazas a la seguridad. Las organizaciones no pueden permitirse desconocer la curva digital que las hará vulnerables a ambas cosas. Las empresas necesitan estructuras más ágiles y rentables en la red para poder funcionar a la nueva velocidad de los negocios.

Una mentalidad global
Para ayudar a sus organizaciones a abrirse paso a través de estos desafíos, los CIO “deben convertirse en defensores de una cultura de evolución de la tecnología de la información (TI). Deben tomar grandes riesgos”, dice Iyer, incluso cuando el camino a seguir o el valor inmediato del negocio no siempre sea claro.

Para impulsar el negocio a pesar de esta incertidumbre, los CIO deben tener la mentalidad correcta para alcanzar el éxito. Esto significa que deben comprender la estrategia general de su organización en cuanto al negocio y cómo abordar cada tarea de forma innovadora.

El CIO es la persona adecuada para encabezar este cambio de cultura porque la revolución está ocurriendo de lleno en la tecnología de la información.

“Los CIO comprenden las tendencias y hablan la jerga comercial”, dice Iyer. "Se mezclan con los capitalistas emprendedores y, especialmente en Silicon Valley, se conectan con las nuevas empresas”. Debido a sus responsabilidades presupuestarias, los CIO también tienden a ser conocedores de las finanzas y “tienden a tener la mentalidad más global”, dice Iyer, pues fomentan activamente carreras y manejan entre cientos y miles de personas en todo el mundo.

Toda empresa es una empresa de tecnología
Toda esta pericia y experiencia viene al caso ahora, puesto que los CIO se encuentran en la cúspide de una tendencia. “Cada compañía se está convirtiendo en una compañía de tecnología”, dice Iyer. Y la clave del éxito en este mundo nuevo y audaz es que los CIO ayuden a sus organizaciones a transformarse digitalmente.

“La gente dice ‘TI como función' o ‘TI como servicio’”. La realidad, dice Iyer, “es que la tecnología es el negocio”.

Y para Iyer esto significa que los CIO tienen la oportunidad única de diseñar la cultura de sus organizaciones, además de la innovación empresarial, ya que las dos necesariamente van de la mano.

La clave del cambio cultural en la tecnología es usar la transformación digital para transformar la forma que el mundo tiene ahora, en opinión de Iyer. Los CIO tienen el poder de hacerlo más sostenible, más inclusivo, más personalmente saludable, creativo y productivo. Según Iyer, los CIO son los mejores para dirigir esta doble transformación, porque solo ellos están en una posición única de adaptar la transformación tecnológica a la empresa.

Para garantizar el éxito de estos esfuerzos y, en última instancia, el futuro de sus organizaciones, los CIO deben “mantener la cabeza en la nube”, concluye Iyer. "Pero pocas empresas pueden hacer esta transformación de su negocio sin serias preocupaciones acerca de la seguridad, la privacidad y la reducción de las interrupciones. La pregunta principal para un CIO siempre debería ser: ‘¿Cómo ayudo en la transición a este mundo de nube híbrida?’”.

Es una pregunta a la que los CIO de todas partes se enfrentan. Y al hacer cambios significativos para responderla, impulsan la transformación empresarial que está cambiando las herramientas y la cultura de sus organizaciones.


Fuente: VMware.