https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Quien más quien menos tiene ganas que el año se acabe"

Cierre moderadamente alcista en las bolsas europeas, a excepción de la bolsa española que se ha visto penalizada por el mal comportamiento del sector bancario.
La jornada comenzaba con ligeros descensos en las bolsas asiáticas por un lado por la toma de beneficios tras las últimas subidas, y por otro por malos datos macro publicados como la inflación de Japón en noviembre que subió una décima frente a la previsión de caída de una décima.
Pocos movimientos en el mercado de divisas en la preapertura de la sesión europea, y subidas importantes del petróleo (+0,82% a 65,22$ barril brent), en un movimiento que empieza ya a preocupar a los analistas por el efecto inflacionista que tendrá las alzas en esta materia prima.
El oro se mantenía plano en los 1.247 dólares por onza, mientras que los bitcoin hacían un máximo esta noche en los 17.700 dólares aunque luego caían hacia los 16.500 dólares. El objetivo, según algunos analistas, es que alcance los 20.000 dólares en las próximas sesiones.
Las bolsas europeas abrían con moderados ascensos, y un volumen de negocio por encima del de los últimos días.
“Hoy se ponen las cosas más interesantes”, señalaban los analistas de ETX Capital esta mañana refiriéndose a los datos macroeconómicos que conoceríamos en la jornada. El principal era el índice ZEW de confianza inversora en Alemania en diciembre que caída de forma inesperada a 17,4 puntos frente 18,7 anterior y 18,0 esperado. El subíndice de situación actual fue positivo (89,3 vs 88,8 anterior), pero el de expectativas decepcionó claramente (29,0 vs 30,9 anterior).
Mañana la Fed podría determinar la evolución de los mercados de aquí a final de año.
Las bolsas europeas se tomaron este dato de forma ligeramente negativa. El Eurostoxx 50 cotizaba plano tras su publicación, frente a una ligera subida antes del mismo. El euro/dólar también cotizaba plano a 1,1775.
“La jornada está siendo muy tranquila. Esperábamos con atención el dato en Alemania (ZEW), pero la verdad es que no ha movido mercado a pesar de que ha salido claramente peor que lo esperado. Yo creo que el que más y el que menos está esperando que se acabe el año lo más tranquilo posible. Las revalorizaciones han sido importantes en 2017, y todos queremos mantener esas rentabilidades a final de ejercicio que es cuando hay que dar cuentas”, nos comentaba un importante gestor nacional a media sesión. En esos momentos el Eurostoxx 50 cotizaba con una subida del 0,16%, mientras que el Ibex 35 perdía un 0,43% por el mal comportamiento del sector bancario tras la colocación de Bankia.
En Wall Street la preapertura venía prácticamente plana, con los inversores a la espera de los datos de precios a la producción en EE.UU. que en noviembre subía un 0,4% frente +0,4% esperado y anterior. En tasa interanual la subida fue del 3,1% frente 2,9% esperado y anterior. El IPP subyacente fue del 0,3% frente +0,2% esperado y +0,4% anterior. Datos en línea con las estimaciones que no tuvieron efecto en el mercado.
Los índices de Wall Street abrían con ligeros avances y bajo volumen de negociación. Los inversores estadounidenses están a la espera de que finalice mañana la reunión de la Fed, y en la que según todos los analistas, subirá tipos en 25 puntos básicos. Lo más interesante vendrá en el comunicado posterior a dicha subida. Los analistas de Goldman Sachs esperan de dicha reunión:
- El Comité parece confiar en que se está acercando a su mandato de pleno empleo, pero será algo más cauteloso con respecto a la inflación.
- Esperamos que la Fed mantenga el rumbo en el endurecimiento de las políticas el próximo año, e incluso podría acelerar el ritmo en cierta medida desde nuestro escenario de referencia de dos subidas de tipos.
- Los mercados laborales están evolucionando mejor de lo esperado, y los miembros del FOMC están tratando de ponerse al día con sus proyecciones de la tasa de desempleo.
- Es probable que el FOMC esté preocupado de que un período prolongado de política monetaria extraordinariamente acomodaticia genere desequilibrios en los mercados financieros, y esté algo preocupado por los riesgos de estabilidad financiera.
- Finalmente, con los recortes impositivos que probablemente impulsarán la demanda pero no aumentará el crecimiento potencial. Es probable que el FOMC también esté preocupado por un exceso de inflación en el medio plazo.
Poco más que señalar de la jornada de hoy. Las bolsas europeas finalmente cierran al alza a excepción de la bolsa española por el mal comportamiento del sector bancario.
Quizás finalizar con las palabras del gestor financiero al que hacíamos antes referencia: “El que más y el que menos está esperando que se acabe el año lo más tranquilo posible”

capitalbolsa