Draghi enfría los ánimos y deja que el euro caiga bajo los datos macro de EE.UU.

Los datos macroeconómicos de Estados Unidos, mucho mejor de lo esperado por el mercado, han conseguido imponerse en el ánimo de los inversores a la revisión al alza de las perspectivas de crecimiento e inflación anunciadas hoy por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.
A pesar de esta mejora en las proyecciones de la economía del Viejo Continente, el patrón de la banca europea logró abortar cualquier conato de euforia en relación con la evolución de la inflación, achacando la naturaleza de las mejoras a un puntual avance de los precios, al tiempo que remarcó la ausencia de señales convincentes de un cambio de tendencia al alza.
De este modo, la moneda común europea pierde su pulso con el dólar estadounidense y el EUR/USD, que llegó a marcar un máximo intradía en los 1,862 dólares en los primeros compases de su comparecencia, se contrajo a continuación más de 60 pips para entrar de nuevo en terreno negativo y acariciar los 1,1801 dólares.
Por el contrario, el índice dólar, que una primera instancia llegó a caer hasta los 93,28 puntos, supo rebotar con decisión para escalar por encima de los 93,60 puntos, respaldado por un fuerte avance de las ventas minoristas y las buenas nuevas que sigue enviando el mercado laboral estadounidense.
En concreto, las ventas al por menor en el país del Tío Sam repuntaron en noviembre un 0,8% en relación con el mes de octubre, frente al 0,3% esperado por los expertos y al avance del 0,5% registrado en el mes anterior.
Por su parte, el número de nuevas peticiones de subsidio por desempleo se contrajeron por cuarta semana consecutiva hasta caer hasta las 225.000, frente a las 239.000 demandas que esperaba el consenso del mercado.


investing