https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

5 extravagantes predicciones para 2018

Quedan 9 días de mercado para finalizar este año, y muchos son los analistas que publican sus predicciones para el próximo ejercicio. No me parece esto tan interesante, como las previsiones extravagantes que podrían convertirse en el siguiente “cisne negro” de 2018.
Saxo Bank ha hecho este interesante ejercicio de extrañas predicciones. Veamos:
1. El rendimiento de EE. UU. aumenta y el Tesoro del país promulga un límite en el rendimiento del 2.5%.
En este escenario, se terminan los 66 años de independencia de la Reserva Federal después de un derrumbe masivo del mercado de deuda que envía los rendimientos de los bonos al cielo. Esto lleva al Tesoro a asumir poderes de urgencia y tomar las riendas del mercado como lo hizo después de la Segunda Guerra Mundial, promulgando un tope de rendimiento del 2,5%.
2. El Yen se hunde y obliga al BOJ a abandonar el control de la curva de rendimiento.
El año pasado, el Banco de Japón introdujo el "control de la curva de rendimiento" para mantener los rendimientos de los bonos del gobierno a 10 años en cero. Sin embargo, a medida que el aumento de la inflación empuja globalmente los tipos de interés, encabezados por los de EE. UU., en 2018, el banco central tendrá dificultades para defender la "paridad" y la presión se transferirá al yen.
En este escenario, el dólar salta a ¥ 150, lo que obliga al BOJ a capitular en su política monetaria. El yen rebota rápidamente después, dejando al dólar en los ¥ 100.

3. China lanza futuros de petróleo denominados en yuanes y el yuan sube un 10%.
China ya es el mayor importador de petróleo del mundo y muchos productores de petróleo están felices de negociar en yuanes. Eso abre el camino para que la Bolsa Internacional de Energía de Shanghai, lance en 2018 un contrato petrolero denominado en el yuan chino, un movimiento con enormes consecuencias geopolíticas y financieras.
4. El S&P cae un 25% como el flash crash de 1987.
Después de un año de baja volatilidad histórica, los activos globales han alcanzado niveles de burbuja, impulsados ​​por entradas masivas en vehículos de inversión pasiva, fondos beta inteligentes, fondos de asignación de activos de "paridad de riesgo" y estrategias de volatilidad corta altamente riesgosas, según afirma Peter Garnry, estrategia de acciones de Saxo.
Alrededor de $ 800 mil millones se encuentran en estrategias de paridad de riesgo y con bajos retornos en los mercados de bonos, estos fondos tendrán que aumentar el apalancamiento para cumplir con los objetivos de volatilidad.
"En resumen, es un barril de pólvora: cualquier shock político o crash de mercado podría desencadenar una crisis repentina en múltiples mercados con los fondos de paridad de riesgo que actúan como un amplificador a medida que los inversores acumulan efectivo", dijo Garnry.
5. El rendimiento a 30 años de EE.UU. sube por encima del 5% ya que los votantes presionan hacia la izquierda en las elecciones de mitad de mandato.
Trump ha dominado el panorama político de Estados Unidos, pero no se olvide de la revolución de Bernie Sanders que se desarrolló durante las primarias. El impulso de la izquierda se vuelve aún más evidente en las elecciones de mitad del mandato de 2018, donde los “millennials” descontentos otorgan a los demócratas el control de ambas cámaras del Congreso.
Los demócratas alejan el debate de la reforma tributaria y se centran en estimular el gasto social. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. a 30 años superan el 5% .