https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

UN DÓLAR FUERTE PUEDE PONER EN RIESGO A ARGENTINA Y EMERGENTES


Las deudas en moneda extranjera aumentan los riesgos de default. Cuando el dólar aumenta de valor en comparación con las monedas locales (algo que típicamente sucede en los mercados que tienen más inflación que los EEUU), se vuelve casi imposible repagar la deuda. Cuando los flujos de fondos hacia estas economías disminuyen, los bancos centrales locales no pueden imprimir dólares para salvar a los respectivos estados y empresas. Esta ha sido en esencia la génesis de la crisis del Tequila y de tigres de Asia.
Los últimos datos del Institute of International Finance (IIF), indican un crecimiento espectacular de la deuda global de países Emergentes (deuda pública + deuda corporativa + deuda hogareña). El total alcanzó los U$S 56 trillones (U$S 48.5 en moneda local y U$S 7.2 en moneda extranjera). Vale aclarar que esta deuda global era de U$S 16 trillones en 2006 y de U$S 7.4 trillones en 1996. (*)
Screen Shot 2017-11-19 at 1.56.50 AM
Es alarmante el crecimiento de la deuda global como proporción del PBI:
Screen Shot 2017-11-19 at 1.57.05 AM
Public Debt-to-GDP-Emerging
Hoy nada de esto parece importar: luego del lavado de cerebro de años de tasas de interés en 0% perpetrado por los bancos centrales más influyentes del mundo, los inversores parecen no identificar ningún tipo de riesgo en bonos emitidos en dólares por países de dudosa reputación. Apostar en contra del dólar parece ser un deporte practicado en todo el mundo.
Ahora bien, siempre que se habla del riesgo que corren países como la Argentina, se piensa en términos de tasas interés. Sin dudas, si las tasas de interés internacionales subieran, esto dificultaría la capacidad de refinanciamiento de la Argentina (debe quedar claro que Argentina va a necesitar refinanciar su deuda por al menos 50 años más). Pero un riesgo quizá menos visible pero más dramático es que el dólar se vuelva más fuerte como moneda en el mundo, encareciendo el total de deuda denominada en dólares de Argentina (y Emergentes). El valor total de la deuda argentina es de U$S 300.000 millones, de los cuales U$S 200.000 están denominados en dólares.
¿Qué chances hay de tener un período de súper dólar? ¿Qué eventos podrían disparar este escenario? Las chances de tener un dólar mucho más fuerte en el mundo en los próximos dos años son muy altas. Aquí tres posibles disparadores:
#1. La Reforma Tributaria impulsada por Trump (entre muchos puntos, ganancias al 20% para empresas y al 0% para repatriación de dividendos de subsidiarias extranjeras) promete transformar a los EEUU en un imán de dólares. Menos dólares fuera de EEUU harán subir su valor por una simple cuestión de escasez relativa.
#2. El mercado mundial de bonos vive una irrealidad que un día terminará. Y el día en que los bonos de los diferentes países del mundo caigan, el dinero fluirá hacia bonos estadounidenses.
#3. Eventuales crisis crediticias. En esta categoría podrían entrar China (deuda global en 304% del PBI), Italia (deuda pública en 140% del PBI) o Arabia Saudita (tipo de cambio fijo con el dólar con déficit fiscal del 9% y caída sostenida de reservas). Sin entrar en detalles, cualquier cimbronazo internacional de este tipo, promete ser una estampida hacia el dólar.
¿Cómo afectaría a la Argentina un súper dólar en el mundo? Muy negativamente:
#1. Un dólar más fuerte en el mundo, significa típicamente una caída en el precio de los commodities. De producirse este hecho, disminuiría el valor de las exportaciones argentinas que en un 60% dependen del campo. Si bien está claro que un dólar más fuerte también reduciría importaciones, lo más probable es que se amplíe el déficit de cuenta corriente .
#2. Un dólar más fuerte significa que aumenta el valor de lo que Argentina debe (66% de deuda argentina está denominada en dólares). Además un dólar fuerte forzaría la venta de bonos emergentes denominados en moneda local, con lo que aumentaría la tasa de interés implícita de estos.
#3. Si hubiera una apreciación abrupta del dólar en el mundo, esto podría afectar al mecanismo por el cual el BCRA está intentando contener la inflación. Sin embargo, un análisis detallado excede el objetivo de esta nota. (El BCRA podría vender reservas y retirar de este modo pesos de circulación a un costo más bajo que el actual; la cuestión será considerar cuántas reservas serían necesarias para satisfacer esa eventual demanda de dólares. En un punto, si se empezara a quedar con pocas reservas, el BCRA necesitaría subir fuertemente la tasa de interés para volver a estimular artificialmente la demanda de pesos).
¿Hay algo que pueda hacer la Argentina para defenderse de este eventual problema? Parcialmente. Puede defenderse de un eventual aumento del valor de la deuda a través del mercado de swaps, cambiando deuda en dólares por deuda en euros. Después de todo, tener toda la deuda externa en dólares no tiene mucho sentido y parece una apuesta a que el dólar no se aprecie. Y es una apuesta que debería ser diversificada.
¿Hay algo que tenga sentido hacer en base a lo expuesto? Una alternativa es apostar en contra (ir short) en el iShares J.P. Morgan USD Emerging Markets Bond ETF (EMB).
Geographic-Composition-of-the-EMB
Otra alternativa es ir en contra de los bonos de países emergentes pero en moneda local. Para eso se puede ir short en VanEck Vectors JP Morgan Emerging Markets Local Currency Bond ETF (EMLC). Dos puntos a destacar: 1) Este ETF ha duplicado los activos bajo administración en lo que va del año; 2) Si bien este ETF tiene 270 bonos denominados en moneda local, la región a la que está más expuesto es Sudamérica.
Screen Shot 2017-11-19 at 2.12.46 AM
(*) Trillón se está tomando con la denominación estadounidense que equivale al Billón de lengua española (1 Trillion = 1 Billón = U$S 1.000.000.000.000)

Trade destacado en Acciones Argentinas: Compra de Telecom (TECO2): Ganancia de +22%.
En esta semana, les compartimos otro de nuestros trades más exitosos en Acciones Argentinas: la compra de Telecom (TECO2):
teco2 201117