https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Macri es Fidel Castro al lado de Piñera"

La trayectoria política de Marco Enriquez-Ominami, ME-O como le dicen en Chile, es un deporte extremo. En el 2009 irrumpió en la política grande lanzándose a presidente sin partido ni estructura y logró un impresionante 20 por ciento. Luego, cuando todos lo daban como el próximo presidente, escándalos vinculados a financiación de la anterior campaña -el uso de un avión de la constructora brasileña OAS- lo bajaron de favorito para ganarle al ex presidente Sebastián Piñera hasta casi dejarlo fuera de la competencia, en último lugar y cercano al cero. Pero en las últimas dos semanas inició un inesperado repunte y ya se lo menciona como un actor clave en la articulación de la centroizquierda, ante un ballotage que se prevé casi inevitable. "Duro de matar", es el apodo que le puso la prensa transandina, a este político carismático y muy conocedor de Latinoamérica, que accedió a una entrevista con LPO a 48 horas de las presidenciales de Chile.
La ultima encuesta del CEP le otorga alrededor de cinco puntos, pero su comando de campaña dice que ya están bien por arriba de eso y hasta hbalan de meterse en el ballotage ¿No es un exceso de optimismo?
La encuesta tiene un mes y desde entonces nos fue muy bien, pero en Chile el voto es voluntario así que todo puede pasar.
¿Lo perjudica o beneficia que vote más gente?
Mas allá de que es bueno para la democracia que vote más gente, lo cierto es que si hay menos afluencia Piñera puede ganar en primera vuelta.
Usted anunció que si no entra en el ballotage va a trabajar por la unidad de la centroizquierda ¿Como sería? ¿Cree posible unir a la Nueva Mayoría que postula al senador Guillier con ustedes y el Frente Amplio de Beatriz Sánchez?
Esta primera vuelta es en realidad, como dicen ustedes, una PASO, una primaria. Pase quien pase, va a necesitar la unidad de todo el progresismo para derrotar a la derecha.
Esta primera vuelta es como las PASO de la Argentina, pase quien pase a la segunda, va a necesitar de la unidad de todo el progresismo para poder derrotar a la derecha de Piñera.
Después de la primera vuelta llamaré a uno por uno. Ya como diputado e incluso antes, generé acercamientos de la Nueva Mayoría y el Frente Amplio, no veo problemas para lograrlo ahora. Tengo clarísimo que lo que está en juego es ni mas ni menos que Piñera.
¿Tan malo sería para Chile un triunfo de Piñera?
Macri es Fidel Castro al lado de Piñera.
En este momento Chile debate la decepción que causó el sistema de jubilaciones privadas (AFP) que empezaron a liquidarse después de años de capitalización y pagan salarios muy pobres. Algo similar ocurre con la educación universitaria que sigue inaccesible para amplios sectores ¿Qué respuesta cree que se le daría a estos temas Piñera si es gobierno?
Para que tengas una idea, Piñera inventó el bono más imbécil que se haya imaginado la humanidad: Sólo lo podían cobrar los que llevaban 50 años de matrimonio. Eso es Piñera.
En los diarios chilenos ahora lo tildan de "Duro de Matar" por su inesperada resurrección política sobre el final de la campaña presidencial, luego que el escándalo del avión y de SQM lo dejaran casi retirado de la política...
Todo era falso, fue un montaje para que no fuera candidato. Y no les resultó. Acá estoy de candidato y peleando por el segundo lugar. En su momento yo le ganaba por veinte puntos a Piñera y tuve que enfrentar 25 polémicas inventadas. Me acusaron hasta de ser vocero del terrorismo peruano.
¿Y quien lo hizo?
Piñera.
Pero me imagino que esto no tendría resonancia sin el apoyo de al menos un sector de los medios, más allá de la eventual voluntad de Piñera...
Piñera compró uno de los canales de televisión más grandes, todos los diarios más leídos de Chile estuvieron en manos de gente pinochetista o de derecha, las AFP son de sus amigos, las eléctricas de sus primos, los canales de televisión más vistos de banqueros. A eso me enfrento.
¿Por qué un triunfo tuyo habría de generar tanta inquietud en los sectores que menciona?
Yo planteo una ruptura: Qué Chile vuelva a Latinoamérica, algo que rechazan las elites chilenas. Ellos sostienen que Chile es una buena casa en un mal barrio; y yo digo que es mejor ser buen compañero que mejor alumno. Chile lleva 27 años en democracia dedicado a ser el mejor alumno del barrio y no el mejor compañero. Yo propongo lo contrario: buscar fórmulas de colaboración militar, colaboración energética con Argentina, construir un túnel que nos conecte, buscar alianzas en materia turística, una visión diametralmente opuesta, que implica una ruptura con las elites chilenas.
Por otro lado, dije que al sistema financiero hay que regularlo, que no es razonable que cuatro bancos se lleven el 80 por ciento de las colocaciones bancarias, con utilidades anormales, ganan cuatro veces lo que prestan. El uno por ciento rico de Chile se lleva el 30 por ciento de la economía. Tenemos la universidad pública más cara del mundo. Lo que pasa que lo que digo en Argentina no impacta, pero en Chile decir cosas como estas es ser de izquierda.
Las elites de mi país creen que Chile es una linda casa en un mal barrio. Yo digo todo lo contrario, hay que volver a Latinoamérica, dejar de ser el mejor alumno para pasar a ser un buen compañero.
Chile en efecto es visto como uno de los pocos que ha llevado hasta extremos poco transitados las teorías neoliberales de la Escuela de Chicago...
Chile está a la derecha de Estados Unidos. Ellos tienen trenes estatales, universidades públicas y políticas proteccionistas del sector agrícola e industrial. Mi sueño es, de piso, que nos parezcamos a Estados Unidos. Eso en Chile ya sería una revolución.
Es curioso que en un país muy orgulloso de sus conquistas, usted ponga el acento en el lado oscuro de un modelo, que desde afuera en muchos lugares se ve como exitoso.
Somos el 0,3 por ciento de la economía mundial, no somos parte del G20 como Argentina, no tenemos las reservas energéticas de cien años que tiene Venezuela, no tenemos a Julian Assange protegido en la embajada como Ecuador, no tenemos disputa con la DEA por el uso de la hoja de coca como Bolivia. Hemos decidido ser el mejor alumno. Esto es evidente, cuando vino Obama ¿Desde donde hace su discurso para Latinoamérica? Desde Chile, no lo hizo desde Buenos Aires, ni desde Bolivia, Brasil, Caracas o Bogotá. Somos un laboratorio, pero todo el mundo esconde cifras.
¿A qué cifras se refiere?
Chile es junto a México el país más desigual de la OCDE, lo que no quiere decir que no esté orgulloso de un conjunto de pasos razonables que dimos, como la apertura económica o la audacia de ir a Asia tempranamente. Pero ese ciclo terminó. Las tasas de crecimiento en América Latina fueron cuatro puntos y Chile crece a 1,6 por ciento, cuando en el pasado llegamos a crecer al 6 o 7 por ciento. Chile hizo cosas importantes, pero es una economía muy pequeña con razonamientos correctos, pero incompletos y que además están agotados.
Piñera dice que si gana Chile volverá a crecer como en sus mejores tiempos y ese proceso empezará a nivelar hacia arriba...
Chile no va a volver a crecer como en los 90 por dos razones: Porque se acabó el rezago económico de la Dictadura y porque el modelo exportador llegó a su tope, el salmón, el cobre y la madera llegaron a su tope.
Chile por momentos parece un ejemplo de represión "exitosa". Acaso el país de Latinoamérica en el que con mayor profundidad se revirtió el legado cultural de esos procesos de liberación nacional y de izquierda que en su momento representó Allende. ¿Cree que es posible en este marco que su discurso construya una opción de mayoría?
Soy hijo de un revolucionario que murió en combate por sus ideas, pero la única revolución que se hizo en Chile fue la de Pinochet: privatizar todos los servicios públicos, un sistema previsional basado en la capitalización individual, privatizar las universidades, eso fue Pinochet.
Soy hijo de un revolucionario que murió en combate por sus ideas, pero en Chile la única revolución que se hizo fue la de Pinochet. Sin embargo, el modelo exportador ya llegó a su tope y no vamos a volver a crecer como en los 90.
Lo que hay en Chile efectivamente es una lucha muy difícil contra esta normalización del sentido común. Pero yo creo que es posible avanzar, porque la economía chilena tiene una solvencia fiscal y una capacidad de deuda que le permiten ir mas lejos y la derecha en América Latina no tiene proyecto, gana elecciones por la ineptitud nuestra, nosotros las perdemos ellos no las ganan. Cristina perdió las elecciones, no las ganó Macri.
Tuvimos una de las épocas de mayor éxito de los últimos 50 años. En Argentina con la soja, la carne en Uruguay, el petróleo en Venezuela y Ecuador, el gas en Bolivia, el cobre en Chile. Nunca América Latina había estado mejor. Y después de ese tremendo éxito ¿Quién ganó? Temer, Carstens, Macri, Piñera aparentemente, PPK, Lenin Moreno, Santos, Peña Nieto.
En efecto, pero también es un dato que algunos de los gobiernos que mencionó terminaron con enormes desajustes fiscales y alta inflación...
Creo que es otra cosa, el Consenso de Washington y las recomendaciones del FMI entramparon a América Latina en un círculo perverso de desindustrialización, endeudamiento e inseguridad.
La derecha no tiene un proyecto económico original de reactivación. Su única metáfora es la autoridad, el orden. El desafío de la izquierda es conquistar esa metáfora, que es la que nos hace perder las elecciones. Es una metáfora falsa, porque no existe EL orden, existen dos órdenes: el que conocemos y el que no conocemos. Ellos instalan la idea que van a ordenar el fisco y es falso. Hagamos un balance de Collor de Melo, Sánchez de Lozada, Menem, hablemos de la disciplina fiscal de estos, pura caricatura.
¿Cómo sería su relación con Macri si ganara un eventual ballotage?
Sería aliado, porque lo necesito. Esos cuatro mil kilómetros de frontera hacen que lo necesite.
En la Argentina tenemos un caso similar al suyo que es el de Sergio Massa, un político que estuvo muy cerca de ser presidente y por errores políticos o mala suerte -o ambas- hoy tiene que volver a empezar desde abajo.
Conozco mucho a Sergio, me considero su amigo. Creo que Sergio al igual que Pablo Iglesias en España, quieren construir terceras vías y eso nunca funcionó. Yo fui el candidato independiente más exitoso en la historia de Chile, pero mi domicilio es la izquierda. Lo que corresponde es la conquista de tu domicilio. Sergio, a mi juicio, debió conquistar su domicilio, que es el peronismo.
La tercera vía nunca funcionó, Sergio Massa, de quien me considero amigo, debió primero conquistar su domicilio que es el peronismo.
¿Qué espera para este domingo?
En dos días Chile tiene que definir si retrocede con la retroexcavadora de Piñera o avanza con el legado de Bachelet y el más preparado para defender su legado soy yo.
Es notable que reivindique a Bachelet en un momento que las encuestas no la acompañan y hasta en su coalición la critican...
Bachelet termina su gobierno mucho mejor que todos nosotros juntos, la reivindico absolutamente. Si fuera candidata nos gana a todos, como dicen ustedes, nos lleva puestos.
¿Qué opina del senador Guillen, el candidato de la fuerza de Bachelet?
Una buena persona a la que le pasan cosas malas todos los días.