La Fed podría ser menos agresiva en sus ajustes de política monetaria Por IG (Sergio Ávila)

  • Caídas en bolsas asiáticas
  • Más que probable subida de tipos en diciembre por parte de la Fed
  • Preocupaciones por la baja inflación durante más tiempo de lo esperado en EE.UU.
  • Apreciación de las materias primas por caídas en el billete verde
  • El SPD está dividido sobre la posibilidad de formar una nueva "Gran Coalición" con Angela Merkel
Los movimientos en los mercados de acciones asiáticos fueron en su mayoría bajistas: los mercados japoneses cerraron por vacaciones y los de Estados Unidos se retiraron para Acción de Gracias. China corrige con fuerza.
El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón alcanzó un nuevo máximo de diez años con un aumento del 0,15%, al igual que el principal índice de Hong Kong.
El dólar se mantuvo a la defensiva ayer, después de sufrir su peor derrota en cinco meses, mientras que los bonos celebraron un regreso por la especulación de que la Reserva Federal podría no ajustar la política de Estados Unidos tan agresivamente como se pensaba.
La derrota del dólar se produjo minutos después de la última reunión de la Fed, que mostró que "muchos participantes" estaban preocupados de que la inflación se mantuviera por debajo del objetivo del 2% durante más tiempo de lo esperado. Eso se hizo eco de las declaraciones de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, de que no estaba segura de las perspectivas inflacionarias.
Esto llevó a los mercados a recortar los precios por la idea de más aumentos el próximo año, mientras que en diciembre las probabilidades de aumento rondan la certeza de que se subirán entre el 1,25% y 1,5%.
El dólar se mantuvo en 93,184 puntos frente a la canasta de divisas, habiendo perdido un 0,75% durante la noche. Contra el yen, se desplomó hasta 111.27, cerca de su nivel más bajo desde el 20 de septiembre. El movimiento de la noche fue la caída más grande en un día frente al yen desde mayo. El giro moderado de la Reserva Federal ayudó a romper la venta inexorable en los bonos del Tesoro de los EE.UU., a corto plazo, con los rendimientos del bono a dos años cayendo casi cinco puntos básicos hasta el 1,727 por ciento. Esa fue la caída diaria más pronunciada desde principios de septiembre.
Wall Street había estado muy calmado en comparación con el Dow Jones, que caída un 0,27%, mientras que el S&P 500perdía un 0,08% y el Nasdaq sumaba un 0,07%
El euro cotizaba en 1,1834 dólares después de subir desde 1,1731 dólares el miércoles.
Las materias primas se vieron impulsadas por los recortes en el dólar, con el oro en 1.290,02 dólares la onza después de haber sumado un 0,9% durante la noche.
Los precios del petróleo se pararon tras haber tocado su máximo en más de dos años después de que el cierre de uno de los oleoductos más grandes de Canadá redujo el suministro a Estados Unidos. Los futuros del crudo estadounidense retrocedieron 12 centavos hasta 57,90 dólares el barril, después de subir un 2% el miércoles hasta niveles de mediados de 2015. El crudo Brent bajó 18 centavos a 63,14 dólares el barril.
Una pista sobre el próximo Gobierno de Alemania podría llegar durante el día de hoy, en el que el líder socialdemócrata, Martin Schulz, se reunirá con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. El SPD está dividido sobre la posibilidad de formar una nueva "Gran Coalición" con Angela Merkel. Schulz avivó las especulaciones al decir que está seguro de que se puede encontrar una solución para terminar con la amenaza de repetir las elecciones.