El jefe de JP Morgan está preocupado porque "la próxima corrección del mercado será dolorosa"

El gigante de las finanzas mundiales JPMorgan Chase, líder indiscutible en Wall Street, está reforzando la gestión de riesgos y se mantiene conservador antes de lo que anticipa será una dolorosa corrección del mercado de acciones que no tardará mucho en producirse.
La cantidad de complacencia en los mercados está provocando señales de alarma para Daniel Pinto, el jefe del banco de inversión de JPMorgan Chase, quien recientemente se reunió con analistas de investigación de Keefe, Bruyette and Woods (KBW).
La volatilidad se ha mantenido cerca de mínimos históricos, con unos mercados que se mantienen anormalmente calmados incluso frente a los turbulentos eventos geopolíticos, como la escalada de las tensiones de Estados Unidos con Corea del Norte y la grave crisis en España.
Un riesgo significativo que podría poner patas arriba todo eso, según Pinto, es la inflación.
Pinto dijo a KBW que si la inflación excede las proyecciones de los inversores y los banqueros centrales, eso podría interrumpir el largo mercado alcista que hemos disfrutado y detener el ciclo económico, extendiendo las turbulencias a los mercados emergentes.
"La dirección está preocupada por la cantidad de complacencia en los mercados y por eso la próxima corrección del mercado será dolorosa", escribieron los analistas de KBW en una nota de investigación.
Los analistas de KBW no creen que vaya a haber una corrección pronto, pero JPMorgan está tomando medidas proactivas para reducir el riesgo, como rechazar operaciones de préstamos apalancados, a pesar de que son aprobados por el OCC.
Si se presenta una corrección de mercado desagradable, KBW dice que JPMorgan está situada para beneficiarse, ya que tendrá más capacidad para desplegar capital que sus pares y podría capturar más cuota de mercado.
Mientras que las acciones de Estados Unidos han subido a niveles récord este año, los inversores están descuidando un aspecto muy importante de los mercados financieros, según los analistas de Bank of America Merrill Lynch.
Ese aspecto es la existencia del riesgo, dijo Nikolay Angeloff, analista de acciones de Bank of America Merrill Lynch. "El mercado parece descontar actualmente que no hay forma de que pueda ocurrir un desplome de las acciones", dijo.
"Los mercados descuentan muy poco potencial de shock a pesar de los riesgos geopolíticos y de política aún elevados en todo el mundo", dijo Angeloff.
Hace cerca de un mes, el vice embajador de Estados Unidos en Corea del Norte dijo que la situación en la península de Corea ha "alcanzado un punto de convergencia y una guerra nuclear puede estallar en cualquier momento".
Mientras tanto, en Europa, el Gobierno ha reducido los poderes parlamentarios de Cataluña. Cataluña ha estado tratando de independizarse de España, y la situación ha sumido al país en una crisis geopolítica.
De todos modos, las acciones de Estados Unidos continúan subiendo en medio de la creciente esperanza de que los republicanos puedan avanzar con la legislación de reforma tributaria.
"No puedo decirte cuándo llegará a su fin este mercado alcista, pero sí, como todas las cosas, esto también terminará", ha dicho Gina Sanchez, directora general de Chantico Global.
"La preocupación que tengo es que, si miras esa complacencia, en gran parte se ha visto alimentada por una gran caída en las correlaciones. Básicamente, estás diversificando todo el riesgo, lo que significa que las acciones subyacentes tienen mucho más riesgo de lo que parece el agregado", dijo Sanchez.
Pero Angeloff y su equipo ofrecen unas posibles operaciones en opciones para que los clientes lo consideren "si no está de acuerdo con la creencia implícita del mercado de que el riesgo no existe”.
La operación consiste en comprar puts "at the money" y financiar la compra mediante la venta de puts de mayor plazo y menor strike que vencen junio de 2018. Al vender esas acciones de strike más bajas, el operador en esta estrategia abre una posición larga a ese precio de ejercicio, o en este caso 2.275 para el S&P 500.
En otras palabras, esta estrategia ofrece protección a corto plazo a cambio de estar largo en el mercado en 2.275 del S&P.
Carlos Montero - Lacartadelabolsa