https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿DÓNDE ESTÁ EL ARA SAN JUAN? Silencio en la Casa Rosada y, según la Armada, los medios provocan angustia (?)

Desde la Armada Argentina se encuentran esta tarde 23/11 dando el último parte oficial del día sobre la desaparición del submarino ARA San Juan. La última información oficial que se supo es que hubo una explosión el mismo día que se desapareció el submarino con los 44 tripulantes. Los familiares están consternados, el ambiente en el lugar es tenso y las probabilidades de encontrar con vida a los tripulantes es mínima. El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi culpó al periodismo del manejo de la información y pidió prudencia, la tensión crece y hasta el momento, no hay novedades.

El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, brindó una nueva conferencia de prensa en la que culpó al periodismo del mal tratamiento de la información que se ha tenido desde la desaparición del submarino ARA San Juan, tratando por supuesto de excusarse del pésimo manejo oficial que incluso, la misma familia de los 44 tripulantes a bordo han expresado a través de los medios, además rechazó las críticas y aseguró que "ninguna unidad zarpa si no está en condiciones operativas de hacerlo", enfatizó.  Ratificó además la información que se supo esta mañana 23/11 sobre una explosión en el trayecto que hacía el navío rumbo a Mar del Plata.
 
"No descartamos nada, porque todavía no sabemos dónde está el submarino", sostuvo Balbi, es decir, no huno ninguna novedad sobre el caso.  En cuanto a la críticas,  sostuvo que "ninguna unidad de la Armada zarpa si no está en condiciones operativas" y cuestionó a los medios que "brindan informaciones imprecisas que afectan a los familiares" de los tripulantes.
 
En la Casa Rosada sigue el silencio. No habrá declaraciones hasta que se conozca con certeza cuál es la situación del submarino ARA San Juan. Por ahora sigue hablando la Armada Argentina, cuya conducción se descuenta será modificada como consecuencia de estos acontecimientos.
 
Justo horas antes, Jaime Durán Barba había entregado la encuesta más reciente de imagen pública presidencial, que afirmaba que la del presidente Mauricio Macri creció 17 puntos, rozando el 62% de aprobación.
En julio, la imagen presidencial positiva era del 45% y "este mes registró su 4ta. alza seguida, más pronunciadas, por primera vez desde el 2do. semestre de 2014", cuando Macri todavía era jefe de Gobierno porteño.
La estimación incluye una estimación de imagen negativa que varía "entre el 35% y 38%", un cálculo que, desde el punto de vista del Gobierno, representa al "núcleo opositor más duro e impenetrable, compuesto por el kirchnerismo y la izquierda".
Sin embargo, luego de todo este asunto habrá que volver a estudiar todo.
 

     
    "Se mantienen unos vientos regulares, respecto a la cantidad de buques s ehan incorporado más al área de búsqueda en total hay 6 buques (internacionales y extranjeros) haciendo el mapeo del fondo, así mimso en otra área hay sensores para hacer una detección activa respecto a la aeronaves se cumplió el plan de vuelo. Hay 3 que se están relevando en el área el P3 de Brasil y el P8 de la Marina Norteamericana", comenzó diciendo el vocero en la Conferencia de Prensa.
     
    "En cuanto a al precisión de infromacion les pedimos que no brinden información incorrecta que afecta totalmente a las familias", dijo el vocero
     
    "La armada posee toda la información totalmente documentada para cuando se necesite", remarcó.
     
    "Ninguna unidad de la armada zarpa si no está en condisiones", declaró.
     
    Imagen de euge1212_164283
    "Es un momento crítico los entendemos los acompañamos en la precocupación, en la incertidumbre, pero la Armada está haciendo lo posible para escucharlos", se refirió el conferencista acerca de los familiares de las víctimas.
    Imagen de sofianunes7_164284
    El vocero de la Armada Argentina Enrique Balbi durante la segunda conferencia de prensa: "nos falta saber donde está el submarino", "es una situación crítica y estamos trabajando para localizar el submarino". A ocho días de que se perdió la comunicación con el submarino ARA San Juan, lo único que se sabe es que se generó una explosión. 
    Imagen de euge1212_164283
     
    Enrique Balbi explicó que cuando se trata de una explosión en algo sumergido se produce como una imploción que es hacia dentro. El caso resistente contiene esa explosión.
    Imagen de sofianunes7_164284
    "cuando se trata de una explosión en algo sumergido se produce como una implosión, que es hacia adentro, basicamente es eso, el casco resistente contiene esa explosión", dijo Balbi cuando explicaba a los periodistas de qué se trata una anomalía hidroacústica. 
    Imagen de euge1212_164283
     
     
    Imagen de sofianunes7_164284
    "Entendemos a la familia, es un momento crítico, pero estamos haciendo un gran esfuerzo por encontrar el Submarino ARA San Juan", dice Balbi.
    Imagen de euge1212_164283
    "El submarino es un arma estratégica que trabaja independientemente,el tránsito de los Buque es totalmente independiente", explicó el vocero.
    "No fue una emergencia fue un principio de falla eléctrica", continuó.
    Imagen de euge1212_164283
    Imagen de euge1212_164283
     
    "Las profundidades en la zona varían 200 metros y del límite Este 1000/2000", concluyó Balbi.
    Imagen de sofianunes7_164284
    Imagen de sofianunes7_164284
    Imagen de sofianunes7_164284
    Balbi: se cumplió el plan de búsqueda y rescate en tiempo y forma, siguiendo el protocolo de las normas internas homologadas internacionalmente.
    Imagen de sofianunes7_164284
    Efectivos de la Armada Argentina y de la Marina estadounidense coincidieron en que los datos sobre una posible explosión en la zona de búsqueda no alteraron el plan de trabajo y que ambos equipos esperan una fecha de zarpada para sumarse al operativo.
    Imagen de sofianunes7_164284
    Sobre el ARA San Juan: ¿Quién tiene la culpa?
    La desaparición del submarino ARA San Juan ha conmocionado al mundo, y a casi 9 días de la última comunicación que se tuvo con los 44 tripulantes a bordo, ninguno de los cientos de equipos, más de 10 países y casi 4 mil personas destinadas a su búsqueda lo han podido localizar. Los familiares ya apuntan a la Armada Argentina, "los mandan a navegar con alambre", mientras que otro grupo culpa al Gobierno de CFK, nadie asume que fue accidental, y que el mal estado del submarino era un secreto a voces. ¿De quién es la culpa?
    Con la confirmación de la Armada Argentina de que el mismo miércoles 15/11 hubo una explosión en el submarino ARA San Juan tres horas después del último contacto con la tripulación, las esperanzas de los familiares de los 44 argentinos a bordo quedaron reducidas a cero. "Son unos perversos", gritaba una de las esposas de una de las víctimas del accidente al conocerse la noticia de las fallas en las baterías de la embarcación. 
    Las probabilidades de que exista algún sobreviviente es casi imposible, esto por múltiples factores, los metros de profundidad a los que descendió el submarino, los gases tóxicos que emanan las baterías, una posible hipotermia, o el más probable: la falta de oxígeno. En fin, ya ni siquiera los familiares se muestran optimistas, pero lo que sí están buscando es un responsable por el trágico hecho. 
     
    Imagen de euge1212_164283
    El 29/09/26, en el Artículo N°2 de la Ley N° 11.378 de Adquisiciones Navales, se autorizó a la compra de 2 grupos de 3 submarinos cada uno y a iniciar la construcción de los talleres, varaderos y cuarteles necesarios para su reparación y mantenimiento en el Puerto de Mar del Plata. Por ello, en octubre del año siguiente, el Presidente de la República autorizó por decreto al Ministerio de Marina a construir en Italia 3 submarinos de 800/900 toneladas cada uno. En la actualidad, la Argentina posee dos submarinos a medio terminar almacenados en un galpón a la espera de presupuesto y una decisión política que no llega. 
     
    La empresa que tuvo la responsabilidad de convertir en realidad tan ansiado proyecto fue la Compañía de Trabajos Públicos de París y el 12/02/28 a las 16:00 con la presencia del entonces Presidente de la República Marcelo T. de Alvear y del propio Ministro de Marina, Manuel Domeq García se inauguró el muro de ataque de la Dársena de Submarinos.
     
    Los submarinos se construyeron en los Astilleros Tosi, de Tarento, Italia, donde fueron recibidos por la Armada Argentina,el 25 /01/33 y bautizados como ARA Santiago del Estero, ARA Santa Fe y ARA Salta. Llegaron a las proximidades del Río de la Plata el 5/04/1933, luego de una larga navegación, con una única escala en Las Palmas de Gran Canaria, demostrando con ello, la bondades de las unidades y su dotación. Desde allí fueron escoltados hasta el Puerto de Buenos Aires, por la Fragata Sarmiento y la Escuadrilla de Exploradores.
     
    Imagen de euge1212_164283
    Los submarinos ARA Santa Fe (S-21) y ARA San Luis (S-32) aportaron la experiencia en combate en el conflicto del Atlántico Sur.
     
    La Armada Argentina tiene una larga historia y ha logrado un prestigio internacional en el planeamiento, alistamiento y ejecución de operaciones submarinas. Hasta 1984 formaba parte del Comando de la Flota de Mar, llamándose Fuerza de Submarinos. Por Disposición N° 612/84 "C" del Estado Mayor General Naval, la Fuerza pasó a depender orgánicamente del Jefe del mismo y operativamente del Comando de Operaciones Navales, pasando a ser el Comando de la Fuerza de Submarinos a cargo de un Capitán de Navío.
     
    La Armada Argentina contó a lo largo de su historia con 11 de estos navíos. Estos se pueden clasificar en 2 grupos, ya que los primeros 7 eran sumergibles mientras que los 4 últimos son realmente submarinos.
     
    Submarinos clase Santa Fe en Mar del Plata
    Los tres buques de esta clase, fueron adquiridos a Italia y recibieron los siguientes nombres: ARA Santa Fe (S-1), ARA Salta (S-2, luego S-3) y ARA Santiago del Estero (S-3, luego S-2); llegaron a Argentina en el año 1933 prestando servicios hasta el año 1960. Eran de la clase Cavallani y localmente se los llamó "Tarantinos", estaban armados con 8 tubos lanzatorpedos de 530 mm (4 a proa y 4 a popa), 1 cañón de 100 mm (luego montaje doble AA [Bofors]] de 40 mm) y eran tripulados por 40 hombres. El Santiago del Estero alcanzó un récord de 114 metros en inmersión.
    El primero fue el séptimo buque que llevó este nombre en la Armada Argentina, en homenaje a la Provincia de Santa Fe.
    Clase Balao
    En el año 1960, Estados Unidos traspasa en condiciones de préstamo y arriendo 2 sumergibles de la Clase Balao, conocido como tipo Flota que fueron bautizados ARA Santa Fe (S-11) ex USS Macabi y ARA Santiago del Estero (S-12) ex USS Lamprey. El armamento se componía de 10 tubos lanzatorpedos de 21´´ (6 a proa y 4 a popa), cargaban 24 torpedos Mk-14 (antisuperficie) y Mk-27 (antisubmarino) llevando 10 en los tubos y 14 en cunas, 1 cañón de 127 mm y 25 calibres y un cañón AA Bofors de 40 mm que fueron retirados a poco de su arribo. El S-11 realizó 2420 inmersiones y navegó 113 954 millas con el pabellón nacional, permaneciendo 3447 horas bajo la superficie. El S-12 cumplió 2382 inmersiones y 2997 horas bajo superficie.
     
    Clase Guppy 
    Submarino ARA Santiago del Estero.
    El rápido desfasaje de ambas naves y la pronta entrada en servicio de los nuevos submarinos de la Clase 209, obligaron a la Armada, en 1970 a adquirir dos sumergibles excedentes de la US Navy. Esta vez fueron también clase Balao modernizados a principios de 1950 a nivel Guppy II y GuppyIA (Greater Underwater Propuslion Program). Recibieron como nombres ARA Santa Fe (S-21) ex USS Catfish, y ARA Santiago del Estero (S-22) ex USS Chivo. Ambos tenían 10 tubos lanzatorpedos (6 a proa y 4 a popa), con 24 torpedos y contaban con un tripulación de 74/78 hombres. El ARA Santa Fe (S-21) tuvo una destaca operación en la Guerra de Malvinas a pesar de tener programado su retiro para agosto de ese año (1982). Participó en el desembarco de buzos tácticos durante la Operación Rosario, la noche del 1 al 2/04/1982. Luego recibe la orden de transportar refuerzos, armamento y abastecimiento a las Islas Georgias del Sur donde es atacado por un helicóptero inglés, recibiendo un impacto de un misil AS-12 lanzado por un helicóptero Wasp del HMS Endurance. El buque regresa a Grytviken donde amarra y se ordena la evacuación del mismo quedando escorado a babor con la proa sumergida. Finalmente, terminada la contienda, fue hundido en aguas profundas, durante el verano 84-85. El S-22 fue radiado del servicio en 1981.
     
    Clase 209
    Submarino ARA Salta.
    Formada por dos unidades, el ARA Salta (S-31) y el ARA San Luis (S-32) que se incorporaron en el año 1974. Estos tienen como armamento, 8 tubos lanzatorpedos de 21´´ en proa y transporta torpedos SST-4 filoguiados, Mk 37 Honeywell AS/Mk 48 y minas. Están tripulados por 36 hombres. En el año 1975 el S-32 cumplió por primera vez en la Armada una inmersión de 50 días completos donde desarrollo una patrulla, en la que llegó a Puerto Argentino (Islas Malvinas). En la Guerra de Malvinas el ARA San Luis (S-32), también tuvo como el S-21 una destacada acción, donde llegó a disparar 2 torpedos SST-4 y un Mk-37. Navegó durante 39 días en patrulla y 864 horas permaneció sumergido (equivalente a 36 días) en medio de un ambiente hostil, enfrentándose a una fuerza antisubmarina de la OTAN, la que no pudo detectarlo efectivamente. El S-31 no se encontraba en operaciones ya que tenía ruidos en su navegación, lo que hacía imposible su utilización en combate. El Salta luego de pasar por una modernización de motores, baterías y sistemas. en la década del 90 se encuentra en operaciones y a la fecha se encuentra amarrado en su apostadero en la Base Naval de Mar del Plata. El S-32 pasó a condición de reserva en 1985 y el 23 de abril de 1997 se lo declaró en desuso por la Armada.5​ Se encuentra resguardado en las instalaciones del Astillero Domecq García.
     
    Clase TR-1700
    Submarino ARA San Juan.
    Los submarinos TR-1700 fueron entregados en las siguientes fechas:
    El ARA Santa Cruz (S-41), el 18 de octubre de 1983, el ARA San Juan (S-42) el 18 de noviembre de 1985. Como armamento estos buques cuentan con seis tubos lanzatorpedos, ubicados en la sección de proa y pueden lanzar dos clases de torpedos:
    a) El SST-4 torpedo antisuperficie del tipo “Swim out” (el torpedo no necesita se expulsado por aire sino que abandona el tubo por sus propios medios) es filoguiado con un alcance de 28 km y dos velocidades graduables (llega hasta 34 nudos).
    b) el Mk 37 que es antisubmarino y antiescolta, es programable y cuenta con un alcance de 8 km desarrollando una velocidad de hasta 25 nudos (que en la actualidad no se encuentra disponible en la Armada Argentina). Además cuentan con dispositivos para el sembrado de minas. La estiba a bordo es de 6 torpedos en los tubos y 16 en los calzos, en los que se pueden acomodar en cada uno: 1 torpedo SST-4 o 2 Mk 37. Para minar pueden transportar 80 minas del tipo AEG UGM 75-2, 60 AEG UGM 75-2 ó 40 AEG UMM 75-1.
     
    Imagen de euge1212_164283
    Argentina había  cerrado negociaciones de cooperación en materia de ensamblaje para 6 submarinos, de los cuales dos vendrían armados de Alemania mientras que el resto se construirían completamente en el país.  Los 4 submarinos fueron entregados por Howaldtswerke-Deutsche Werft de Alemania (HDW) al astillero Domeq Garcìa – único astillero para submarinos de la época en toda Latinoamércia – en los años 1984 y 1985.
     
    Tristemente el proyecto fue cancelado en la década del 90, bajo la presidencia de Carlos Saul Menem, ocasionando el cierre de las instalaciones y la detención total de la construcción de los cuatro submarinos.  Sin embargo, dos de los submarinos se encontraban en un alto grado de avance, el ARA Santa Fe (S-43) y el ARA Santiago del Estero (S-44).
     
    La construcción del ARA Santa Fe (S-43) fue suspendida en 1994 y se estima que actualmente habría avanzado hasta en un 74%. Asimismo, sigue tambaleando la idea dentro del Ministerio de Defensa de proseguir con la reconstrucción de los submarinos y  de equipar a uno de ellos con un reactor nuclear. Según especialistas, el candidato ideal para encabezar dicho proyecto sería el ARA Santa Fe, aunque se estima que el costo de la terminación rondaría los US$60-
     
    El trabajo sería realizado en colaboración entre el Ministerio de Defensa, encargado de la reconstrucción del buque, y la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica), encargados de la tarea de adaptar un reactor mediano CAREM al submarino.
     
    Por otro lado, también se encuentra el ARA Santiago del Estero (S-44), que se estima tiene un grado de avance del 35% y que también estaría en tentativas de reconstrucción. 
     
    Los esqueletos de los 2 submarinos sin construir no dejan de ser un llamado de atención a todo el arco político argentino, quien mantiene su desinterés e ignora los beneficios reales de tener activa su industria naval. Ambos submarinos proyectarían no solamente beneficios en cuanto a puestos de trabajo, sino en potenciar capacidades tecnológicas en un mercado global que envidia este tipo de expertise.

    De todas maneras, tanto el Santa Fe como el Santiago del Estero esperan, inconclusos, un apoyo que parece no querer aparecer.
     ARA Santa Fe

    Ubicación de los submarinos
    Imagen de sofianunes7_164284
    El estado del submarino ARA San Juan pareciera que era un secreto a voce. Viejo, deteriorado y reparado varias veces para salir a navegar eran características que seguramente en la Armada Argentina tenían conocimiento, pero que, seguramente subestimaron, y jamás pensaron que el país atravesaría una situación como esta: un submarino perdido en el océano con 44 personas adentro.  
     
    Hace cinco años, el Gobierno argentino aseguró que el submarino ARA San Juan tendría una vida útil de más de 30 años, por supuesto, el informe de la avería que según el vocero de la Armada, Enrique Balbi, se solucionó el mismo miércoles 15/11, deja en evidencia que la vida del submarino no era tan "útil" como decían. La hipótesis de Cristina Fernández, quien era la Presidente en ese momento, quedó totalmente destrozada este jueves 23/11: el submarino se explotó. 
     
    En septiembre de ese año (2011), CFK encabezó un acto en la Costanera Sur con motivo de la finalización de la primera etapa de reconstrucción del submarino. "Este submarino comienza sus tareas de alistamiento y en diciembre, pato al agua, funcionando. Es un gran orgullo porque su hermano el ARA Salta, no pudo tener esta reconstrucción en la Argentina porque se había desmantelado la industria naval. Esta puesta nueva nos permitirá una vida útil de más de 30 años para este submarino San Juan", fueron las palabras de la ex Presidente. 
     
    El entonces ministro de Defensa Agustín Rossi realizó la entrega oficial del submarino a la Armada Argentina en 2014, luego de que fuera reparado. Según Itatí Leguizamón, esposa de uno de los miembros de la fuerza, en 2014 tuvieron una falla grave con el submarino y "lo dieron una pintada por afuera y lo sacaron igual".  Por otro lado, según información oficial, aseguran que se cambiaron el motor, los generadores, las 960 baterías y se reemplazaron tuberías. 
     
    El navío fue reacondicionado entre diciembre de 2008 y junio de 2014, en una obra de media vida en los talleres de Tandanor. "Se reparó en su totalidad", le dijo a TN Fabián Cirocco, uno de los empleados que participó de los trabajos. Fueron 60 personas las que repararon el San Juan. 
     
    Los equipos de comunicaciones fueron mejorados y aumentados, además de que se le incorporó un radar portátil de navegación, también se modernizó el sistema de armas con que cuenta el sumergible. 
     
    En condiciones de óptimo funcionamiento, el San Juan puede alcanzar los 45 kilómetros por hora (25 nudos) en inmersión y los 27 (15 nudos) sobre la superficie, además puede descender hasta los 250 metros debajo del nivel del agua.
     
    El San Juan funciona con 960 baterías que se alimentan con motores diesel, es decir, tiene propulsión convencional y no nuclear. Si bien es un submarino de ataque, con seis tubos para lanzar hasta 24 torpedos, nunca participó en una acción bélica.
     
    Hace apenas seis meses, en un video realizado por el Ministerio de Defensa de Argentina, el capitán de navío Eduardo Cella Irigoyen describió el estado de la nave de ataque. El submarinista explicó que el periodo de "reparaciones de media vida" del sumergible ya fue realizado entre 2007 y 2014, y que desde entonces se encontraba "operativo 100% al servicio" de la Fuerza de Submarinos.
     

    Así está compuesto el submarino ARA San Juan. Infografía: BBC
     
     
    Imagen de sofianunes7_164284
    Un video del canal de televisón Encuentro, explica todo el proceso que llevó la reparación del submarino ARA San Juan

    Imagen de edgar.admin
    Existen distintos protocolos de salvamento para submarinos, que dependen de cada país, o conjunto de países: protocolos de salvamento chinos, protocolos de salvamento rusos, protocolos de salvamento japoneses, protocolos de la RIMPAC y protocolos de la OTAN, recuerda Héctor Galisteo Streeksoff en su trabajo sobre Protocolos de Salvamento.
    Por ejemplo, en caso de que un submarino ruso sufriera un accidente (tal como ha sucedido con el Kursk en 2000), Rusia no querría que dicho submarino fuera rescatado por ningún país que no fuera Rusia, en resguardo de su tecnología. No es el caso de la Argentina porque es un submarino alemán. Cabe agregar que esto la acerca a los protocolos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que integra Alemania: el ATP-57.
    El manual internacional de los servicios aeronáuticos y marítimos de búsqueda y salvamento (IAMSAR), publicado por la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y el ATP-57 son los documentos necesarios para realizar una búsqueda y rescate de submarinos (Submarine Search and Rescue o SUBSAR).
    La Oficina internacional de salvamento y evacuación submarina (ISMERLO) (International Submarine Escape and Rescue Liaison Office), desde el principio es el coordinador de una operación SUBSAR, responsable de facilitar una acción de rescate cuando es necesario.
    Normalmente en un procedimiento estándar de salvamento y rescate (SAR) es la autoridad competente la que deberá llamar a los diversos Centros de Coordinación de Salvamento (RCC) para que ayuden en la operación SAR.
    Una operación SUBSAR se inicia cuando se da la alerta a causa de que hay indicios de que un submarino se ha hundido o se encuentra en peligro. La fase inicial es la búsqueda y localización del submarino siniestrado (DISSUB).
    Una vez establecida la alerta, la activación de los recursos de evacuación y rescate submarinos (Submarine Escape and Rescue)(SMER) debe comenzar tan pronto como sea posible.
    Mientras que la búsqueda se está llevando a cabo, la Autoridad de Búsqueda y Rescate del Submarino (SSRA) normalmente coordinará la movilización, embarco y el despliegue de las fuerzas de recuperación y salvamento.
    Imagen de edgar.admin
    Cuando un submarino tiene problemas bajo el agua es necesario conocer las causas por las cuales ha tenido dicho problema, dicen los manuales.
    También explican que los submarinos actuales están diseñados para tener una flotabilidad neutral cuando sus principales tanques de lastre están llenos de agua. Esto les permite sumergirse y operar de manera segura. Incluso si se pierde toda la energía de propulsión el submarino debe ser capaz de sacar el agua de los principales tanques de lastre y de otros tanques de compensación, para dar la flotabilidad positiva al submarino para llegar a la superficie. Sin embargo, si una gran cantidad de agua inunda el casco de presión del submarino después de un accidente o por el fallo de un sistema de agua de mar que no se puede aislar, se llegará a un punto en el que ninguna acción tomada por la tripulación del submarino puede compensar el aumento del peso del submarino y esté se hundirá hasta el fondo.
    Es entonces cuando la tripulación del DISSUB puede estar expuesta a varios peligros que limitan la capacidad de supervivencia y afectan directamente al tiempo de estancia antes de evacuar y/o producirse un rescate. Los factores más importantes son:
    - Inundaciones incontroladas.
    - Aumento de la presión.
    - Atmósfera tóxica.
    - Temperatura.
    - Pérdida de la capacidad de soporte de vida.
    Debe tenerse en cuenta que si la presión aumenta tras el incidente, las posibilidades de llevar a cabo una evacuación segura se reducen y que un gran número de la tripulación podría sufrir de Enfermedad de Descompresión (DCI).
    Imagen de edgar.admin
    Texto importante:
    "(...) Las condiciones en el submarino dependerán de la gravedad del accidente que ha causado el hundimiento y la capacidad de la tripulación para estabilizar la situación. Cualquier inundación submarina dará lugar a un cierto aumento de presión interna; por lo tanto, es imprescindible tratar de mantener la presión lo más cerca posible de la presión atmosférica.
    El aumento de presión, así como la temperatura, la contaminación atmosférica por falta de oxigeno o el hecho de que haya substancias toxicas, y la falta existencia de alimentos, afectará negativamente el rendimiento de la tripulación y reducirá sus posibilidades de supervivencia.
    (...) Los escenarios dentro del DISSUB pueden ser convenientemente divididos en las siguientes categorías:
    a. Submarino sin inundación y sin estar presurizado: En este escenario, el rescate es el mejor método para salvar vidas. En el caso de que el submarino no se encuentre, o exista algún otro evento o condición adversa, la evacuación puede ser necesaria.
    b. Submarino sin inundación y con sobrepresión: En este escenario, el problema principal para la tripulación del DISSUB es decidir si se evacua o no. En términos generales, si la presión sube, la probabilidad de enfermedad por descompresión aumenta cuando se efectué la evacuación.
    c. Submarino con inundación y sin sobrepresión: La temperatura ambiente disminuye rápidamente, el mayor problema en este caso es la hipotermia.
    d. Submarino con inundación y con sobrepresión: Sucede lo mismo que en el apartado b añadiendo además que la velocidad de caída de la temperatura será significativamente mayor. La hipotermia puede ser de nuevo un problema importante. (...)".
    Proceso de salvamento de un submarino hundido y posibles mejoras de rescate. Opciones de la Tripulación.
    Cuando el submarino yace en el fondo del mar las opciones disponibles para la tripulación dependerán de la profundidad en la que el submarino se ha hundido:
    1. Por debajo de la profundidad de colapso del submarino. El submarino hace implosión y no habrá supervivientes.
    2. Profundidad inferior que la profundidad de colapso, pero mayor que la profundidad máxima de escape. El rescate puede llevarse a cabo dependiendo de:
    a. El DISSUB está equipado con una escotilla de acoplamiento de la OTAN STANAG 1297. Los detalles de esta escotilla se encuentran en el documento ATP-57 parte II documentos de los submarinos de cada nación con sus especificaciones.
    b. El DISSUB se encuentra a menos profundidad que la de profundidad máxima de acoplamiento de los sumergibles de rescate disponibles. Los detalles de las capacidades de los sumergibles de rescate se encuentran en el documento ATP-57 parte II capítulo 1.
    c. La capacidad de purificación del aire a bordo del DISSUB es capaz de mantener la pureza del aire dentro de los límites de seguridad, en espera de la llegada de las fuerzas de rescate que podría durar varios días. Este período podría ampliarse mediante el envió capsulas de soporte de vida en el caso de que sea posible.
    d. Mamparos internos que sean capaces de soportar la presión del mar.
    3. La profundidad es menor que la profundidad máxima de evacuación. El rescate sigue siendo el medio más seguro para la recuperación de la tripulación del DISSUB. Sin embargo, si las condiciones en el submarino se están deteriorando y la tripulación no pueden arriesgarse a esperar a que las fuerzas de rescate lleguen, la tripulación tendrá que tomar la decisión, basándose en las instrucciones que haya a bordo del submarino, de realizar una evacuación. Para la toma de esta decisión se puede solicitar asesoramiento a expertos en la superficie, pero la decisión final dependerá del superviniente de mayor rango. (...)".
    Imagen de euge1212_164283

    Familiares de las víctimas
     
    “Mataron a mi hermano, hijos de puta. Mataron a mi hermano porque los sacan a navegar con alambre”,el grito fue proferido por un hombre que iba en el asiento del acompañante de un Renault Clio gris que salió de la Base Naval de Mar del Plata y era una fiel muestra del impacto que causó entre los familiares de la tripulación del ARA San Juan tras el último comunicado de la Armada.
    “No dijeron que estén muertos, pero es una suposición lógica, desde el miércoles están ahí. Y a 3.000 metros”, dice la esposa de uno de los 44 tripulantes desaparecidos.
     “No van a volver nunca más”, sentenciaba otra familiar Jessica Gopar, esposa del cabo principal Fernando Gabriel Santilli.
    La tristeza se mezcla con la indignación y la sensación de engaño entre los familiares, algunos de los cuales estallaron de rabia tras la notificación de la Armada.
    “La gente se puso agresiva”, relató Leguizamón, esposa del operador de radar Germán Oscar Suárez, en declaraciones a la prensa en la base naval de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, a donde debería haber llegado el buque el pasado lunes y donde permanecen desde el fin de semana los familiares de los submarinistas del ARA San Juan.
    Jessica Gopar, también es crítica con las autoridades de la Armada por la “falta de información”, pero en cambio la mujer se mostró agradecida a todos los países que están colaborando en la búsqueda del submarino. “En este momento se olvidó Inglaterra de que habíamos tenido un conflicto con las Malvinas. Vinieron de todos los lados y lo agradezco de corazón”, subrayó. “Eso me da confianza, que lo salieron a buscar, pero bueno, el mar es traicionero y no se sabe que puede haber pasado”, continuó, para afirmar que desconocía si el sumergible tenía una avería cuando salió a la mar.

    Imagen de sofianunes7_164284
    Como era de esperarse, ante el comunicado de Enrique Balbi esta mañana 23/11, los familiares reaccionaron no sólo con el dolor natural, sino con mucha bronca hacia la Armada, "nos mintieron", "mataron a mi hermano", "no dijeron que están muertos, pero es una suposución lógica, yo me siento engañada, son unos hijos de puta, perversos", fueron algunas de las reacciones. 
     
    "Entendemos a las familias, es un momento crítico", dijo el vocero de la Armada cuando dio el último parte oficial la tarde de este jueves 23/11.  "Queremos resaltar que es prioridad para la Armada el respeto y la contención de los familiares de nuestros 44 tripulantes. Los acompañamos en la preocupación e incertidumbre. Estamos haciendo lo humanamente posible para contenerlos, brindarles asistencia psicológica y médica", agregó. 
    "Si dijeron que era una falla leve, como salen hoy, después de una semana que hubo una explosión, eso es lo que no me cierra, siento que nos engañaron", dijo la esposa de una de las víctimas. 
     
    Antes de desaparecer, el San Juan realizaba tareas de control en la zona económica exclusiva de Argentina. La Armada argentina ahora enfoca la búsqueda en una área, a 430 kilómetros de la costa de la provincia de Chubut, cerca de donde se registró la última comunicación con el buque.
     
    Imagen de euge1212_164283
    Imagen de euge1212_164283
    Imagen de sofianunes7_164284
    IMPLOSIÓN DEL SUBMARINO
     
    El ARA San Juan es un submarino oceánico, es decir que, gracias a su gran desplazamiento (2336 toneladas sumergido) que permite almacenar gran cantidad de combustible y provisiones además de otorgar mayor comodidad a la tripulación, puede operar en el océano abierto durante largos períodos. La autonomía  de la clase TR-1700 es tal que permitiría dar la vuelta al mundo en la latitud de Mar del Plata en inmersión y sin reabastecer.
     
    Acá algunas imágenes de lo que fue la reparación del submarino:
     

    El submarino ARA San Juan fue reparado por 60 personas.

    Según varias informaciones, la falla en el submarino se generó en el área de las baterías.

    Reparación del ARA San Juan.

    Torpedos del ARA San Juan


    urgente24