Despidieron al jefe del VAR de la Bundesliga de Alemania

Hellmut Krug, jefe del centro de control encargado de supervisar el asistente de videoarbitraje (VAR), a prueba esta temporada en Alemania, fue despedido por la Federación (DFB), acusado de haber favorecido al Schalke 04, equipo del que es hincha.
La DFB nombró como sustituto al exreferí Lutz Michael Fröhlich, que prometió en un comunicado “transparencia en los procedimientos” criticados por la prensa germana en los últimos días.
El diario Bild informó que Krug intervino en dos ocasiones en un mismo partido para favorecer al Schalke contra el Wolfsburgo (1-1) el pasado 28 de octubre, cuando se recurrió al VAR para decidir sobre un posible penal.
Este lunes, la revista especializada Kicker dedicó su portada al VAR, que está siendo muy criticado en Alemania desde hace semanas.
“Creo que tenemos a la persona inadecuada en Colonia”, donde está situado el centro de control, remarcó el director deportivo del Augsburgo, Stefan Reuter. Krug, por su parte, negó las acusaciones de favoritismo.
“Para mí, lo importante es que el árbitro mantenga sus responsabilidades en la cancha y que tanto los jugadores como los espectadores tengan confianza en él”, explicó su sucesor Lutz Michael Fröhlich.
El VAR fue criticado sobre todo por el exceso de tiempo que hay entre que sucede una acción y se decide el castigo tras la consulta con el video.
A finales de octubre, el DFB pidió en una directiva que el VAR interviniese más en los partidos, incluso cuando el árbitro no haya cometido errores manifiestos.
La polémica en la Argentina
En la Argentina, el sistema se puso a prueba, por primera vez, en las semifinales de la Copa Libertadores de América en las series que disputaron River Plate frente Lanús, y Gremio, de Brasil, ante Barcelona, de Ecuador.
En el partido de vuelta disputado en Lanús, River cuestionó con dureza el funcionamiento del VAR por un penal no sancionado a su favor, que le habría posibilitado ponerse 3 a 0 en el marcador (4 a 0 en el global).
Sin embargo, sin la utilización del VAR, Lanús habría sido el equipo perjudicado ya que el árbitro de la revancha, el colombiano Wilmar Roldán, y uno de los jueces de línea no habían percibido una clara falta dentro del área a favor del conjunto ‘granate’ y debieron recurrir al sistema.
Precisamente, ese penal selló el 4-2  definitivo, resultado que le permitió a Lanús asegurarse un lugar en la final del certamen de clubes más importante a nivel continental.

cronista