CUÁL ES LA TECNOLOGÍA DE PUNTA QUE TRAJÓ EE.UU. PARA BUSCAR EL SUBMARINO PERDIDO

La Armada Argentina informó a través de un comunicado de prensa los distintos medios que han movilizado para realizar la búsqueda del submarino que está perdido desde el miércoles de la semana pasada con sus 44 tripulantes a bordo.
Según lo informado oportunamente por la Armada, 15 vehículos aéreos y 17 navales rastrillan un área de 482.507 kilómetros cuadrados en el Mar Argentino.
Por un lado aparecen los medios desplegados por la propia fuerza de mar:
- Las corbetas Rosales, Espora, Robinson, Spiro, Drummond y Granville;
- Los destructores La Argentina, Sarandí y Almirante Brown
- Distintos buques de apoyo e investigación: el logístico Patagonia, los oceanográficos Puerto Deseado y Austral y el aviso Puerto Argentino.
- Varios aviones B-200, un avión Turbo Tracker (cuya misión es la búsqueda de submarinos enemigos) y un helicóptero Fennec.
Además aparecen los recursos externos brindados por las restantes fuerzas armadas así como el Estado nacional: un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea; un avión de exploración B-300, un patrullero y un buque de apoyo de la Prefectura, un sonar de barrido lateral de la Secretaría de Agroindustria.
Otros países han puesto a disposición distintos buques y aviones de Alemania, Chile, Brasil, Francia, los Estados Unidos, Inglaterra, Uruguay, Perú y Colombia; así como varias empresas privadas como Enap Petrol y Total.

El operativo de rescate de los Estados Unidos e Inglaterra

El fin de semana se desplegaron tres aviones estadounidenses C-17 Globemaster III y un C-5 Galaxy transportó una cámara de rescate de submarinos (SRC, por sus siglas en inglés) y varios vehículos operados remotamente (ROV, por sus siglas en inglés) desde Miramar (California) hasta Comodoro Rivadavia. La utilización de este sistema es posible porque el ARA San Juan adopto una forma estándar de escotilla que había sido propuesta por los Estados Unidos justamente para facilitar este tipo de rescates.
El SRC fue desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial y todavía se utiliza hoy. Puede rescatar hasta seis tripulantes a una profundidad de 260 metros (850 pies).  Además, ayer llegó un módulo presurizado de rescate que puede rescatar a 16 submarinistas a 670 metros (2.200 pies).
Los ROVs están habitualmente desplegados en la base que los EE.UU. tiene en Pearl Harbor, Hawaii, y, según el comunicado que el comando Sur de ese país distribuyó a la prensa, los vehículos “pueden ser desplegados rápidamente para buscar amplias zonas del océano utilizando un sonar de barrido lateral”, de acuerdo a lo reportado por el portal Popular Mechanics.
Son, en total, cuatro ROVs: un submarino autónomo Bluefin 12D y tres Iver 580. El primero puede operar a tres nudos a una profundidad máxima de 1.500 metros (5.000 pies) durante 30 horas; mientras que los segundos pueden operar a una profundidad de 100 metros (325 pies) a 2,5 nudos por hasta 14 horas.
Los ingleses, por su parte, enviaron un equipo especial, el grupo de asistencia de submarinos (SPAG, por sus siglas en inglés), a bordo del HMS Protector, un patrullero polar.  

¿Para qué sirve el Sonar de Barrido Lateral?

Se trata de un sistema sonar que se usa para lograr obtener una imagen de grandes porciones del suelo marino. Habitualmente se lo utiliza para arqueología marítima así como para detectar obstrucciones en el lecho marino que pueden representar un riesgo para la navegación  o para la instalación de equipos petroleros.
¿Como funciona? El equipo emite una serie de pulsos sonoros de alta frecuencia con un perfil cónico hacia el sueño marítimo en un ángulo amplio. Según la Wikipedia: "La intensidad de las reflexiones acústicas en el suelo marino de este haz en forma de abanico es detectado por elementos electrónicos que forman el sensor y procesado para obtener un registro en una serie de secciones transversales. Al ser ensambladas en la dirección de desplazamiento, estas secciones transversales forman una imagen del fondo marino dentro del rango de alcance del haz".



infotechnology