CRECIÓ CASI 500% EN UN AÑO Y PIDE MÁS: ¿QUÉ PUEDE FRENAR EL AVANCE DE BITCOIN?

Bitcoin vio su valor incrementado en cerca de un 500%. Es una de las subidas más pronunciadas en términos nomimales de la moneda, que ya roza los  US$ 8.000 por unidad. A pesar de las subas y bajas, quienes apostaron al Bitcoin siempre con una alta rentabilidad. No hay dudas de que la criptomoneda está siendo cada vez más apreciada, pero esto mismo; junto a sus características técnicas, podría ser su propio talón de Aquiles. Al mismo tiempo, algunos expertos esperan que llegue a los US$ 10.000 para las festas de fin de año.

El problema está en la máquina

La semana pasada, el hard-fork (una separación del software de Bitcoin en dos programas diferentes) SegWit2x fue cancelada y la demanda creció inmediatamente empujando el precio de $ 7,200 a $ 7,800. Pero en una hora, el precio bajó y continuó cayendo aún más. Pocos días después, Bitcoin se había hundido a un mínimo local de $ 5,500, mientras que el rival Bitcoin Cash (nacido en otro fork anterior) se disparó de $ 600 a $ 2,600. En ese momento, una gran cantidad de mineros de Bitcoin se habían movido a Bitcoin Cash y el número de transacciones sin confirmar se elevó a más de 135,000. Los mineros son los encargados de verificar las transacciones de la criptomoneda sobre la Blockchain, por lo que a menos mineros menos poder de cómputo para asegurar las transacciones y más demora. Los honorarios aumentaron proporcionalmente, porque cada minero individual debía invertir más tiempo e incurrir en más costos (en particular, energéticos) para que se verificaran las operaciones.
Al ser Bitcoin una plataforma descentralizada, cuando se presentan problemas como la escalabilidad o la eficiencia, la responsabilidad de solucionarlos no recae como en las monedas tradicionales en manos de los líderes de un Banco Central o en la de un CEO y sus asesores. El protocolo SegWitx2, al igual que las otras alternativas, buscaba solucionar el problema de que las transacciones de Bitcoin que pueden hacerse en un "bloque" de la Blockchain está limitada a 1MB. La comunidad propuso aumentar el tamaño de los bloques o hacer más livianas las transacciones quitando información que hacen parte de la filosofía de Bitcoin: el anonimato y la transparencia. Este tipo de debates pueden llevar a que, en una bifurcación más violenta que modifique algunos principios básicos de la criptomoneda, muchos inversores se alejen al igual que muchos "Pools" de minería. Si esto problemas se agravan, puede aparecer una de las llamadas "espirales de muerte" de Bitcoin.

Espiral de la muerte en cadena, o cómo Bitcoin podría valer cero

La red Bitcoin actualmente agrega un nuevo paquete de transacciones, conocido como "bloque", aproximadamente cada 10 minutos. Cada "bloque" en la Blockchain es, básicamente, una compilación de códigos informáticos (específicamente, problemas criptográficos). La hora exacta está determinada por el tiempo que le lleva a un minero procesar un bloque de transacciones. Esto, a su vez, está configurado por algo llamado "dificultad" en la red.
La dificultad se ajusta automáticamente para que coincida con la tasa de hash para que las transacciones no tarden demasiado. Esta dificultad solo se ajusta cada dos semanas en la actualidad, por lo que, si la tasa de hash cae repentinamente en picado (todos los mineros se mueven a una alternativa más atractiva) , la dificultad podría volverse demasiado alta para la cantidad de potencia de procesamiento en la red. Nadie podría transaccionar Bitcoin y la moneda se volvería virtualmente inservible. Casi como tener cupones de descuento de un servicio que nadie quiere. 
"La espiral de la  muerte" comienza una vez que los retrasos son insoportables y los inversores deciden descartar la moneda como refugio de valor o activo financiero. Esto lleva a una caída de precios que finalmente lo hace poco rentable para los mineros, que cobran fees en la criptomoneda por asegurar las transacciones y minar criptomonedas nuevas, que luego se mueven a otras monedas.
Fuente: cointelegraph.com

 

El gráfico muestra como, durante el proceso del fork, los mineros se debatieron entre una y otra critptomoneda. Finalmente, el Bitcoin original ganó el terreno perdido.

Problemas sin Bits

La economía política que rodea a Bitcoin también puede poner un freno a la suba sin freno de la criptomoneda. Si bien hay debate respecto a si Bitcoin es un medio de resguardo de valor, como el oro, o una moneda como el peso, lo cierto es que conseguir Bitcoin no es tan sencillo como para que sea considero en el futuro cercano una moneda de intercambio que compita con las valores-papel locales. Es por esto que están apareciendo en escena jugadores como Square, que recientemente anunciaron la posibilidad de pagar algunos servicios desde su aplicación usando Bitcoin.
La contracara es que, a medida que Bitcoin se vuelve más popular; y sin dudas está en ese proceso como atestiguan las compañías de renombre que lo incorporan a sus plataformas de pago, algunas de las características definitorias de la moneda serían cuestionadas. Los recientes forks se tratan justamente de eso, ¿es viable volver a la criptomoneda menos anónima y descentralizada para que sea más atractiva como medio de intercambio? cualquiera respuesta alejará o acercará a diferentes inversores que especularán sobre el resultado futuro de ese cambio.
Finalmente, el proceso de creación y transacción de Bitcoins es mucho más costoso en términos monetarios que la impresión de billetes. Esto es así  porque es mucho más costoso energéticamente. Según un reporte reciente, una transacción de Bitcoin consume tanta energía como una casa estadounidense en una semana promedio.


infotechnology