Automotrices celebran buen 2017, pero piden más reformas para competir



Los representantes de las cuatro principales automotrices que producen en el país coincidieron en que el 2017 fue un buen año para el sector y celebraron las reformas en materia fiscal y laboral que está llevando adelante al Gobierno, aunque reconocieron que se necesita mayor competitividad para poder equipararse con otros productores poderosos como son Brasil y México.
Reunidos en el marco del 10 Encuentro de los Líderes organizado por El Cronista y Revista Apertura, los presidentes de Ford, Renault, Toyota y FIAT señalaron además que las expectativas para el 2018 son todavía mejores y revelaron que trabajan en proyectos para avanzar en el sector de los autos eléctricos y de energías renovables.
“Este es el primer año en que estamos todos sonriente. Esperamos que el año que viene vaya a ser mejor”, destacó Daniel Herrero, máximo responsable de Toyota Argentina, quien planteó la necesidad de reducir  asimetrías para poder exportar "ya que con el mercado doméstico solo no se puede sobrevivir”.
En este sentido destacó: “Si no somos globales no vamos a tener una industria”.
Cristiano Ratazzi, presidente de FCA Argentina (FIAT), subrayó que “siguen los signos de crecimiento” y señaló que una mejora de la competitividad permitirá al país salir a buscar otros mercados como México y Europa.
“México es grandísimo en materia competitivo, es el mayor productor de autos del mundo. Nosotros todavía tenemos problema impositivos, tenemos ingresos brutos que en Europa desapareció hace 80 años, tenemos el impuesto al cheque, solo nosotros tenemos el impuesto al sello, sumado a las tasas provinciales, Hay impuestos distorsivos por todos lados”, enumeró.
Por su parte, Enrique Alemañy de Ford Group Sur coincidió en que existen “buenas expectativas” para el próximo año y destacó los cambios en materia de impuestos y laborales que realiza el Gobierno, aunque sean de carácter gradual.
“Entendemos que hay un déficit que reducir y creemos que se va por el camino correcto aunque se hace de forma gradual”, analizó.
Luis Fernando Pelaez Gamboa, presidente de Renault reconoció que el 2017 fue un año que mostró “que la tendencia es positiva y que las ventas indiscutiblemente crecen”. Sin embargo, advirtió que todavía producir un vehículo en Argentina es “25% más costoso que en Brasil y 65% más caro que en México”.
“Las reformas van en la buena dirección, dan previsibilidad. Una vez que seamos competitivos hay que crear un volumen que se pueda desarrollar más el mercado”, reconoció.
Los empresarios coincidieron en que la situación impositiva si es “muy favorable” para producir autos híbridos y eléctricos, lo que es “una señal de hacia dónde el Gobierno quiere que vayamos”.
En materia laboral, sostuvieron que una reforma debería ayudar a bajar un problema que afronta el sector como es el ausentismo, además de esquemas de contratación más flexibles que permitan reducir los costos y salir a colocar otra vez los autos argentinos en el mercado mundial.

cronista