100 años de la revolución que "demostró que los campesinos y los obreros podían tomar el poder"

Con motivo del centenario de la Revolución de Octubre que catapultó a los bolcheviques al poder en Rusia, RT dialogó con tres académicos latinoamericanos para comprender sus alcances y consecuencias. ¿Cómo influyó la primera revolución comunista en el resto del mundo? ¿Qué transformaciones desarrolló? ¿Cómo se recuerda hoy en día en distintas partes del planeta?
Se trató de "la primera ocasión en la historia en la que se demostró que los campesinos, los obreros, los trabajadores podían tomar el poder político", opinó el historiador venezolano Lionel Muñóz.
Por su parte, el sociólogo y profesor de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), Martín Ogando, consideró que es "el hecho político mundial más importante del siglo XX" ya que "el socialismo, en tanto transición a una sociedad poscapitalista, se convirtió en un horizonte posible que involucró a millones de seres humanos".
Asimismo, el también historiador y escritor mexicano Leopoldo Mendívil López analizó que "tuvo el mayor impacto económico en el mundo desde que surgió el capitalismo, en el siglo XVII". En pocos años, "30 países que anteriormente estaban ligados al comercio de Europa fueron parte de la gran esfera soviética".

De Marx a Lenin

Si bien existía el fugaz antecedente de la Comuna de París (1871), la Revolución rusa dio nacimiento a la primera experiencia exitosa de un gobierno socialista.
"Esa toma del poder estuvo relacionada con un desarrollo teórico importante por parte de las corrientes que venían inspirándose en los pensamientos de Karl Marx desde el siglo XIX", planteó Muñóz, quien también es director del Instituto de Estudios Hispanoamericano. Esas ideas encontraron "una vía de ejecución práctica" por medio de la de obra de Vladímir Lenin, "uno de los conductores de aquella revolución".
Comunistas rusos a través de una bandera con la imagen del líder bolchevique Vladímir Lenin / Eduard Korniyenko / Reuters
Para el intelectual venezolano, Lenin le dio "operatividad, aterrizó en el terreno político las teorías desarrolladas por Marx" y abordó "fenómenos nuevos de los que Marx no habló, como el imperialismo".
Muñóz subrayó que el líder ruso "le dio al marxismo una traducción política organizativa a través de una propuesta que terminó siendo la del ala radical –bolchevique– del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia".

El tercio socialista del mundo

Con el correr de los años y, sobre todo, tras la Segunda Guerra Mundial, la influencia de la Unión Soviética se expandió a gran parte del planeta. Para 1980, en las repúblicas soviéticas vivían alrededor de 400 millones de personas, "la octava parte de la población terrestre", señaló Mendívil López. 
Monumento dedicado a Vladímir Lenin en Kiev (Ucrania), antes de ser derribado en 2013 / Gleb Garanich / Reuters
Ogando, amplió la mirada y puntualizó que, luego de esa contienda, "un tercio de la humanidad habitaba Estados nación que reivindicaban, bajo distintas modalidades, una organización social identificada con el socialismo". Después, diferentes variantes revolucionarias o reformistas "organizaron movimientos de masas" y gobernaron "en los cinco continentes".
No obstante, el sociólogo argentino aclaró que "bajo la palabra 'socialismo' se agruparon las más diversas experiencias y se desarrollaron las más agrias controversias". Si bien "ha sido un núcleo de articulación hegemónica eficaz durante gran parte del siglo XX", su contenido específico "fue terreno de arduas disputas" y, "por momentos, se trató de un ensayo polifónico plagado de adjetivos: socialismo nacional, socialismo árabe, socialismo democrático, nuevo socialismo...".

En deuda con la Revolución


Pero más importante aún fue que surgió la URSS y "
derrotó el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial", un triunfo "abonable enteramente a la cuenta del esfuerzo heroico, sobrehumano" del pueblo soviético: "la humanidad entera tiene una deuda para con este pueblo y la Revolución socialista de 1917", concluyó el historiador venezolano. Finalmente, Muñóz destacó que "una de las más grandes contribuciones" que pueden contarse de la Revolución de Octubre es "haber transformado a la vieja Rusia zarista, sumergida en el atraso, en una potencia industrial y, más tarde, militar".
Santiago Mayor en colaboración con Ernesto J. Navarro y José Luis Montenegro

rt