Se realizó la 116° reunión de la Comisión Nacional Alimentos con la mira puesta en la tecnología y las economías regionales

Con el objetivo de fortalecer el control de alimentos y de apostar por la incorporación de la innovación y la tecnología en el Código Alimentario Argentino (CAA). El encuentro estuvo encabezado por el secretario de Agregado de Valor de la Nación, Néstor Roulet y la subsecretaria de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo.

La CONAL es el organismo técnico que se encarga de las tareas de apoyo y seguimiento del Sistema de Control de Alimentos y tiene la tarea de proponer además las actualizaciones a las normas técnicas del Código Alimentario.

Durante la presentación, Roulet destacó que "bajo la premisa de ser el supermercado del mundo, tenemos que tener normas técnicas que den competitividad a las PYMES argentinas y para eso hay que simplificar los trámites, reducir los tiempos, bajar los vistos y tener un código alimentario que incorpore los adelantos tecnológicos".

En tanto, la Subsecretaria dijo que "es importante fortalecer el Sistema Nacional de Control de Alimentos y tenemos la necesidad de contar con el compromiso de las jurisdicciones en este nuevo paradigma que queremos llevar adelante, acompañando al sector productivo".

La bienvenida estuvo a cargo de la subsecretaria de Producción del Ministerio de Producción y Turismo de la provincia de Neuquén, Dora Cortes, quien destacó el trabajo mancomunado de los Ministerios con las provincias y explicó que, "es de esperar que las conclusiones del encuentro nos lleven a transitar por un camino de alimentos más seguros y de menos pérdidas, teniendo en cuenta que hay tanta población que no accede a una buena y sana alimentación".
Durante las actividades, las provincias de Catamarca y Tucumán se sumaron a Neuquén, al Programa Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos impulsado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, que tiene como meta principal promover sistemas alimentarios eficientes y sostenibles, en un trabajo conjunto entre el sector privado y público.
Temáticas de la jornada

Se abordaron algunos temas de suma importancia para el sector agroindustrial como la incorporación del quesillo al Código Alimentario Argentino (CAA); de criterios microbiólogo para la yerba mate; la inclusión del aceite de chía como mezcla para aceites comestibles; las hojas de moringa para infusiones y para el uso en yerbas compuestas, la incorporación de las buenas prácticas agrícolas para el sector de frutas y hortalizas, y la ampliación de aditivos para cervezas, muy solicitado y requerido por la industria cervecera, entre los más importantes.

Es destacable la importancia de trabajar en productos como el quesillo, un producto regional que se produce en el norte del país. La presentación y los estudios realizados se desarrollaron en forma conjunta entre las provincias de Catamarca y Tucumán y organismos de investigación como universidades y miembros del CONICET.

Esto abre la posibilidad de trabajar sobre su Indicacion Geografica y suma una oportunidad comercial para los pequeños productores que lo elaboran, dando lugar a comercializar en todo el territorio nacional un producto con agregado de valor en origen.

La presidencia actual que coordina Agroindustria ha permitido este año mejorar los procesos de análisis y aprobación de las actualizaciones del Código Alimentario y se encuentra trabajando en las propuestas para modificar el actual sistema nacional de control de alimentos, hacia uno más agil, moderno y sobre todo con el eje puesto en la simplificación y unificación de trámites, marcos regulatorios y criterios de control.

Participaron, además, autoridades del Instituto Nacional de Alimentos (INAL), del Ministerio de Salud y de la Secretaria de Comercio de la Nación, junto a autoridades provinciales de Catamarca, Chaco, Entre Ríos, La Pampa, Tucumán, Santa Fe, Neuquén, Río Negro, Córdoba, Jujuy, Mendoza, así como representantes de distintas áreas del Ministerio de Agroindustria.