Observatorio: en el corte final, Cambiemos gana la provincia


Por Juan Pablo Djeredjian
Las últimas diez encuestas pronosticaron una victoria de Bullrich. El impacto del caso Maldonado en la recta final.
Con las últimas encuestas publicadas antes del comienzo de la veda electoral, los números confirman que la elección en la provincia de Buenos Aires se definiría a favor de Esteban Bullrich.
Si bien sobre la recta final de la campaña el gobierno salió a poner paños fríos sobre el clima triunfalista, en los casi 20 días desde el último corte que hizo el Observatorio de Encuestas a fines de septiembre, Cambiemos mantuvo e incluso amplió levemente la diferencia sobre Cristina Kirchner. Ninguna de las encuestas publicadas durante el mes de octubre ubicó a la ex presidenta por encima de Bullrich.
Con los datos recabados hasta ahora, el promedio del Observatorio de Encuestas (y el promedio con proyección de indecisos) para la elección en la Provincia de Buenos Aires es: 
Es decir, la diferencia final entre Cambiemos y Unidad Ciudadana rondaría los 3,6 puntos porcentuales. Es un número claramente superior al 2% que manejan en el gobierno -siguiendo la estrategia de cautela de Marcos Peña-, y más cercano a las diferencias próximas al 4% que arrojaron en la última semana encuestadoras como Management&Fit -que publicó en Clarín-, González y Valladares y Query, del ex funcionario sciolista Gustavo Marangoni.
También arrojaron una diferencia relativamente cómoda a favor de Bullrich las encuestadoras Synopsis (3.2 puntos porcentuales) y Opolit Communis (3.3), cuyos pronósticos en las PASO fueron los que más se acercaron al resultado final a pesar de haber medido una elección por primera vez este año.
La reaparición de las encuestas de M&F en Clarín y Poliarquía en La Nación también son una señal contundente a favor del oficialismo. Así como su ausencia se hizo notar durante las PASO -y fue un efectivo pronóstico del triunfo de Cristina Kirchner- los trabajos que publicaron el sábado 7 y el domingo 8 en sus respectivos diarios confirmaron que el macrismo había pasado al frente con una diferencia lo suficientemente cómoda.
Cómo ya habían detectado las primeras encuestas post PASO, los indecisos siguieron jugando a favor del gobierno: todas las consultoras que insistieron y repreguntaron a los NS/NC a qué candidato o frente se inclinarían a votar, terminaron asignándole la mayor proporción a Cambiemos. Tal vez, una señal de que aún entre quienes no simpatizan con el macrismo se impone un antikirchnerismo latente que impulsa el voto hacia Bullrich.
Sin embargo, estos números felices a los planes de Macri deberán resistir el impacto de las novedades en el caso Maldonado: aunque no está claro aún cuál es el efecto electoral que tendría la confirmación de que el cuerpo encontrado en el Río Chubut efectivamente pertenece al joven, tampoco sería exagerado asumir que podría hacer peligrar el triunfo Cambiemos en la provincia.
Es que todas las consultoras vaticinaron triunfos de Bullrich, pero sus mediciones fueron realizadas durante las últimas semanas, que vieron florecer la "primavera" del macrismo en el poder. El caso Maldonado es el primer cimbronazo realmente importante para el gobierno en los últimos dos meses.
De hecho, los dichos de Elisa Carrió, candidata a diputada por la Ciudad de Buenos Aires, ya fueron amplia y rápidamente repudiados por periodistas y políticos y desde Cambiemos le ordenaron a la diputada no volver a aparecer en radio y TV hasta pasado el domingo.
La pregunta es si Carrió sentirá el efecto en una elección en la que se estaba perfilando para lograr un resultado récord. Hasta ayer, y sobre la base de las siete encuestas analizadas desde las PASO, el promedio del Observatorio de Encuestas le garantizaba a Carrió una diferencia de casi 34 puntos con Daniel Filmus: