https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Moderados descensos para acabar una semana de infarto

Las acciones europeas cierran el viernes con caídas y una semana turbulenta por la incertidumbre política en España. Los débiles datos de empleo en Estados Unidos empujaron definitivamente a los mercados en terreno negativo.
Mute
El Euro Stoxx 50 se deja un 0,34 por ciento a 3.601,40 y el Ibex 35 pierde un 0,29 por ciento a 10.185,5 liderando los descensos el sector bancario tras el rebote de ayer.
La última lectura de nóminas no agrícolas, un dato clave para la Reserva Federal de Estados Unidos, mostró que los EE.UU. habían perdido 33.000 empleos durante el mes de septiembre.
Los economistas esperaban que agregara 90.000 nuevos empleos durante el mes pasado, después de que los recientes huracanes causaran estragos en la región. Al profundizar en los datos, la tasa de desempleo cayó al 4,2 por ciento el mes pasado y el número de puestos de trabajo para agosto se revisó al alza.
"El número general fue mucho peor que el pronóstico del consenso, pero no importa", dijo Naeem Aslam, analista de ThinkMarkets.
"El dato salarial fue positivo y los traders han prestado mucha atención a este número, porque esto muestra que la holgura del mercado de trabajo se está desvaneciendo".
En Europa, los rendimientos de los bonos del gobierno alemán a 10 años subieron después de los datos del mercado laboral, alcanzando un máximo de sesión del 0,49 por ciento, 3 puntos básicos en el día. La mayor parte de los rendimientos de los bonos de la zona euro también aumentaron tras la publicación de los datos.
Las acciones de Estados Unidos operan en rojo el viernes, con el S&P 500 amenazando con romper su racha alcista de ocho días consecutivos.
Volviendo a Europa, los sectores de construcción y materiales encabezaron los descensos el viernes.
Las mineras y petroleras cayeron después del descenso tanto de los precios de los metales como del crudo. El Brent y WTI se dejan más del 2,5 por ciento cada uno.
Las preocupaciones de Cataluña siguen en el centro de atención
En cuanto a las acciones bancarias, el sector cierra en territorio negativo, ya que los inversores mostraron preocupación por la inestabilidad política que se observa en España. El Tribunal Constitucional de España ordenó el cierre del parlamento regional de Cataluña el lunes, lo que suscita dudas sobre si la región podrá declarar su independencia de España.
Banco Sabadell dijo el jueves que trasladaría su sede fuera de Cataluña y Caixabank está decidido a tomar una decisión el viernes. Los dos bancos españoles estaban negociando cerca del fondo del índice del sector en el comercio de la tarde.
En medio de esta incertidumbre, las grandes empresas catalanas han iniciado el proceso de cambiar su sede y la última ha sido Gas Natural, que ha acordado en tanto se mantenga la inseguridad jurídica, cambiar su domicilio social a las actuales oficinas corporativas en Madrid.