https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La banca cree que las criptomonedas deben tener "una regulación específica"

La banca española considera que las criptomonedas, basadas en la tecnología virtual "blockchain" o de cadena de bloques, deberían tener "una regulación específica" que dé garantías a los usuarios y que permita a las autoridades "controlar" los riesgos que implican para el sistema financiero, según la AEB.
En un informe publicado hoy, el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, ha indicado también que las entidades observan "con interés" el "gran potencial" de estas monedas virtuales, como bitcoin, que "no se puede frenar", a la vez que están desarrollando las suyas propias.
Campuzano recuerda que varios bancos están impulsando, junto a empresas emergentes del sector, aplicaciones basadas en divisas digitales de acceso autorizado y "mayor facilidad de control" por parte de reguladores y supervisores, en un momento de "fase de experimentación" en múltiples actividades del ámbito financiero, especialmente las transacciones.
Sin embargo, la AEB ha resaltado que en el uso de criptomonedas aún hay "muchas cuestiones abiertas" en cuanto a la protección del usuario, la gobernanza, la transparencia, las limitaciones operativas o el uso indebido de las mismas, por lo que en el futuro requeriría "una regulación específica".
Este marco normativo, continúa el informe, "debe ser el adecuado para asegurar la protección de los usuarios de los medios de pago", tanto por "su elevada volatilidad" como por ser "un potencial riesgo" para la estabilidad financiera.
En este sentido, las autoridades "deberán controlar" estos riesgos para los consumidores y el sistema financiero, "especialmente del bitcoin dado su desarrollo actual", considera la AEB.
Y es que las cifras de transacciones en bitcoins, aunque representan una fracción "pequeña" en el sector de los pagos frente a los medios tradicionales, "están aumentando", así como su cotización, según reconoce Campuzano.
Por ello, también esperan que otras divisas virtuales "puedan ir apareciendo" en el futuro, aplicables a "casos de uso específicos", como las de los propios bancos para transacciones entre entidades.
La AEB destaca asimismo que la principal diferencia entre las monedas de curso legal y las divisas virtuales actuales es que estas últimas permiten realizar transacciones sin intermediarios como la banca o el respaldo y supervisión de instituciones públicas.

efe