https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

INVERSIONES EN POCAS LINEAS......BUSCA TU EMPRESA.......

Nicolás Burdisso y su mujer crearon Vinos de Potrero, una bodega boutique de alta gama en Gualtalarry, Mendoza, que ofrece productos de entre $ 240 a $ 800 al público.


El grupo español Alaisa realizó una propuesta formal a SanCor, ofreciendo u$s 130 millones por el 51% de la empresa. Además, prevé destinar u$s 100 millones en créditos para tamberos y se haría cargo del pasivo de la compañía, estimado en $ 8.000 millones. En tanto, sigue en pie el ofrecimiento de la neozelandesa Fonterra.



Mastellone Hnos, dueña de la marca La Serenísima, busca más fondos para apalancar su negocio y emitirá Obligaciones Negociables por hasta u$s 500 millones, con un plazo máximo de 5 años.



La empresa Hioilbing Franke Distillery, radicada en la provincia de Mendoza lanzó el primer gin del mundo que incorpora Malbec en su fórmula. Se trata de un estilo London Dry, en el cual se incorporaron uvas pasas de Malbec junto con diversos botánicos, propios de esta sofisticada bebida.



Costumbres Argentinas nació de la mano de una empresa panificadora y se destaca por su crecimiento exponencial en el país. La cadena ya cuenta con 45 locales en operación, sobre la base del ofrecimiento de ventajas en materia de precios y de calidad.



Coca-Cola decidió una inversión para las economías regionales: desembolsará un total de u$s 500 millones sólo en la adquisición de 400.000 toneladas de materia prima, que le servirán de insumos para la producción de sus bebidas. La inversión se canalizará a la compra de jugo concentrado de distintas frutas, tales como naranja, pomelo, limón, peras, manzanas, durazno y uva. En este segmento se adquirirán 37.000 toneladas para las que se prevé destinar la mitad de la inversión, o sea u$s 250 millones. Además, u$s 100 millones se destinarán a la compra de unas 167.000 toneladas de azúcar anuales, u$s 130 millones para unas 188.000 toneladas de jarabe de maíz.



Swiss Medical Group construyó en pleno casco urbano de la ciudad de Salta el sanatorio Altos de Salta, de 12.000 m2 de superficie y capacidad para 120 camas, con una inversión de u$s 50 millones.


El laboratorio Phoenix regresa a manos argentinas: el laboratorio Elea, propiedad en partes iguales de las familias Sigaman Gold y Sielecki, compró el 100% de Phoenix en u$s 150 millones a la multinacional GlaxoSmithKline, cuyo principal atractivo es una planta de última generación y el específico Pervinox, que lidera el segmento de desinfectantes y cicatrizantes.


El grupo Roemmers compró el laboratorio Elsium, propiedad de Gador y Casasco, en u$s 20 millones.


La alemana Stada, dueña del laboratorio de genéricos Vannier, pasó a manos de 2 fondos de inversión, Bain Capital y Cinven.


El laboratorio francés Sanofi anunció la adquisición de Protein Sciences, una compañía de biotecnología por la que pagará más de u$s 650 millones.


El laboratorio Pfizer inauguró su planta de producción de cápsulas blandas, la primera que la compañía biofarmacéutica tendrá a nivel mundial, y que significará la ampliación de sus instalaciones en Villa Soldati. Demandó una inversión de u$s 10 millones.



Ternium del Grupo Techint, completó la adquisición de una siderúrgica brasileña que fuera anunciada en febrero último, de Compañía Siderúrgica del Atlántico, perteneciente a Thyssenkrup por u$s 1.750 millones. Tendrá un contrato de suministro de planchones a una planta de laminación en Alabama, EE.UU. perteneciente a Thyssenkrup.


SICA Metalúrgica Argentina, una metalúrgica radicada en Esperanza, Santa Fe, especializada en el diseño y fabricación de recipientes sometidos a presión para la industria del petróleo, del gas y química, se asoció con 2 empresas españolas fabricantes de torres eólicas,  Tecnoranda y Haizea Wind.



Crearon en conjunto una nueva firma Haizea-SICA y construyen una nave industrial de 40.000 m2 que fabricará torres eólicas para abastecer al mercado nacional. La nueva planta se pondrá en marcha durante el primer trimestre de 2018 con una inversión de u$s 15 millones. Tendrá una capacidad de producción de entre 150 y 200 torres por año y creará 100 puestos de trabajo, que se sumarán a los 190 empleados que actualmente tiene SICA. Se calcula que esta planta podrá abastecer al menos la mitad de los requerimientos del mercado nacional con el actual desarrollo de las energías renovables.





concejo técnico de inversiones