Empezó el juicio contra Boudou por Ciccone, la causa más grave que enfrenta

Amado Boudou se sentó este martes nuevamente en el banquillo de los acusados, aunque en esta ocasión en una causa mucho más grave que la anterior, cuando fue sobreseídopor truchar papeles de un auto. Ahora, el ex vicepresidente es juzgado por presunta apropiación de la imprenta Ciccone, la causa más grave que enfrenta.

El ex vicepresidente kirchnerista se sentó junto a su amigo y empresario José María Núñez Carmona, mientras que más atrás quedó el abogado y líder de la firma The Old Fund SA Alejandro Vandenbroele, su presunto testaferro.Boudou ingreso esta mañana a los tribunales federales de la avenida Comodoro Py en absoluta soledad y poco después se sentó frente a los integrantes del Tribunal Oral Federal N° 4 -Pablo Bertuzzi, María Gabriela López Iñiguez y Néstor Costabel-, los mismos que juzgan a Julio De Vido por la tragedia de Once.
Vandenbroele ahora es representado por la defensora oficial Paula Viviani, ya que ayer renunció su abogada, Liliana Cobas,y esta mañana fracasó un pedido suyo de suspensión del juicio por este tema. Fue una maniobra más por dilatar el proceso, aunque la Justicia ya está dejando claro que no admitirá más recursos dilatorios, como adelantó LPO.
En el mismo sentido, ayer la defensa del ex vice intentó sin éxito postergar el inicio del proceso al pretender unificarlo con otra causa que aún se encuentra en etapa de instrucción, que es la que lo investiga por la firma de un contrato por parte del gobierno de Formosa con el fondo de inversión The Old Fund, el mismo que aparece en la causa Ciccone.
Pero el abogado defensor de Boudou, Eduardo Durañona, insistió este martes con esto y pidió la "nulidad" del inicio del juicio oral, logrando que los integrantes del TOF 4 dispusieran un cuarto intermedio hasta el próximo martes a la espera de que se resuelva el planteo.
Para la jornada de hoy estaba previsto que los magistrados y las partes escucharán la lectura de los requerimientos de elevación a juicio de la fiscalía y querellas. Recién para el martes de la semana próxima estaba planeado que se plantearan las llamadas "cuestiones preliminares" y, luego, comenzaran las declaraciones de los acusados, quienes tienen obligación de estar presentes al menos hasta esta instancia. Pero todo se demorará una semana.
Acusado de cohecho y negociaciones incompatibles, Boudou podría recibir hasta 12 años de prisión si es encontrado culpable. Como sucedió la semana pasada con De Vido, el juicio contra el ex vice llega en un mal momento para Cristina Kirchner ya que sucede en plena campaña electoral y a menos de 20 días de las elecciones.
Además de Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele serán juzgados Nicolás Ciccone, antiguo dueño de la imprenta; Rafael Resnick Brenner, ex jefe de asesores de la AFIP; y Guido Forcieri, ex funcionario del Ministerio de Economía. 
Boudou también irá a juicio por el presunto pago de sobreprecios en la compra de 19 vehículos de alta gama en el 2009 cuando estaba al frente del Ministerio de Economía.