El mercado no se cree la posible independencia de Cataluña...¿cambiarán de opinión mañana?

Ligeras alzas al cierre de las bolsas europeas, en una sesión muy tranquila desde el lado macroeconómico, y en la que una vez, el “conflicto catalán” sigue siendo el principal foco de interés de los inversores.
Como en días pasados, haremos un análisis de la jornada europea, y otro aparte de la situación española.
Mute
En cuanto a Europa, como decíamos las bolsas han permanecido muy tranquilas en la sesión. El rango de fluctuación del Eurostoxx 50 ha sido muy escaso (3.600-3.618 puntos), lo que nos da una muestra clara de la baja volatilidad de la renta variable.
Desde el lado macro el primer dato que conocíamos era la producción industrial de Alemania en agosto, que subía un 2,6% frente +0,7% esperado. Datos mejores de lo previsto, peor que no tuvieron reflejo en las bolsas ni en el mercado de renta fija.
La apertura fue ligeramente al alza en Europa, con subidas de dos décimas porcentuales, las cuales se mantendrían durante el resto de sesión.
A primera hora de la mañana se conocía el dato de confianza del inversor de la Eurozona Sentix en octubre, que se situaba en 29,7 frente 28,5 esperado. No tuvo efecto en los mercados.
Todo el mundo está esperando en Europa a qué pasará mañana en Cataluña.
A media sesión el Eurostoxx 50 se mantenía completamente plano, y con un bajo volumen de negociación. “Todo el mundo está esperando en Europa a qué pasará mañana en Cataluña. Si finalmente el gobierno de la Generalitat declarará la independencia o no. Si lo hiciera, que parece el escenario más probable, aunque el efecto jurídico sería nulo, se acelerarían las salidas de empresas del territorio, y aumentaría un grado más la incertidumbre por la posible reacción del gobierno central. Evidentemente es algo que afecta a la hora de decidir si tomar activos españoles o no”, nos comentaba un operador londinense a media mañana.
Posteriormente Wall Street abría prácticamente plano, y así sigue, aunque con unos índices que se resisten a corregir desde zona de máximos históricos.
De ahí al cierre se mantenía la tranquilidad en las bolsas del viejo continente, sin salidas de papel o entrada de dinero relevantes.
Respecto a la bolsa española, ya saben, el tema catalán. Hemos escrito muchos artículos sobre este hecho en el día de hoy, con análisis de repercusión, comentarios institucionales, opiniones de analistas económicos y políticos. Pero quizás el que consideramos más interesante, que reproduciremos a continuación, es el que ha realizado UBS, y en el que nos expone las dos opciones a las que nos enfrentamos, una vez que la independencia inmediata de Cataluña hay que descartarla. Estas dos opciones son:
. Vuelta del sentido común y búsqueda de soluciones de compromiso. Los partidos independentistas son capaces de mantener un alto grado de movilización pero no logran un levantamiento en favor de la independencia. Mientras tanto, se evidencian daños económicos y la presión internacional aumenta para alcanzar un compromiso. A pesar de que los partidos más radicales probablemente no aceptarán entrar en negociaciones a menos que se otorgue la independencia, las discusiones sobre un sistema de financiación regional equilibrada, una mayor autonomía, y un reconocimiento de las singularidades históricas y culturales, atraen a los nacionalistas. La tensión disminuiría temporalmente, pero podría empeorar en cuando se inicien las negociaciones.
2. Escalada de la confrontación sin solución a la vista en todas las direcciones: Se intensifican los disturbios civiles, y los partidos independentistas rechazan cualquier compromiso sino es la secesión. El gobierno español se ve obligado a tomar el control de la región (artículo 155 de la Constitución), y el estancamiento político a nivel regional y nacional se agrava.
Elecciones generales y regionales podrían ser la única solución en este escenario. La incertidumbre daña la economía a nivel global.

capitalbolsa