BitFlyer lanza nueva tarjeta prepagada Visa de Bitcoin

Las tarjetas cargadas con BTC se están volviendo cada vez más populares en la industria, aunque ciertas soluciones están presentando fallas apenas en sus más primerizos pasos; BitFlyer desea empezar con algo de mesura.
BitFlyer, el más grande exchange de Bitcoin en Japón, anunció el lanzamiento de una nueva tarjeta de débito de BTC con el sello de Visa. El movimiento es de notable importancia porque impulsará a los simpatizantes de la criptomoneda a utilizar Bitcoin en numerosas ubicaciones que acepten tarjetas Visa. El producto ha sido posible gracias a la asociación de BitFlyer con Vandle Card, firma que emite tarjetas Visa prepagadas. Se sabe que habrá dos tipos diferentes de tarjetas: una Visa negra y una azul, aunque más allá de la estética no habrá diferencia entre ambos modelos.
De acuerdo a los representantes de la compañía, estas tarjetas facilitarán el uso de criptoactivos en “más de 40 millones de comercios repartidos entre 200 países y regiones”. Sin embargo, las compras no se realizarán con bitcoins sino con yenes japoneses, puesto que la función de la tarjeta es facilitar el intercambio instantáneo de BTC para la moneda respaldada por el gobierno en cuestión. Según portavoces de Bank Innovation, esta decisión podría marcar un punto de inflexión en los mercados Bitcoin de Asia Oriental, puesto que las criptomonedas, en esta región del continente, han servido más como un activo comercial y menos como un medio de intercambio.
Las solicitudes para la tarjeta fueron abiertas en el mismo momento de su anuncio y está previsto que finalicen el viernes 22 de octubre. De momento hay 1.000 tarjetas en juego y habrá un sorteo para determinar los posibles destinatarios. Aunque el producto traerá múltiples ventajas a la comunidad Bitcoin, es necesario resaltar algunos límites: $250 es el tope máximo de dinero para gastar en un momento dado y el monto mensual asignado es de $1000; la tarjeta tiene una vida útil que culmina con $7500 y transacciones que no pueden exceder la cantidad de $754,25 en cualquier compra. Al final, cada tarjeta expira después de sólo 5 años y esto refleja que los límites impuestos bien podrían significar la puesta en marcha de campos de prueba para futuros emprendimientos. Y es que al mantener el número total de clientes con tarjetas que solo permiten gastar $1000 en un mes, la empresa debería ser capaz de identificar y resolver los problemas que se originen en el proceso, de una forma efectiva y rápida.
Cabe destacar que las tarjetas de débito BitFlyer no son los primeros productos de Visa que pueden cargarse con Bitcoin. Ahora mismo hay algunas compañías con proyectos similares: BitPay, con sede en Atlanta, hace un tiempo anunció que ofrecería su propia tarjeta para ser utilizada en 131 jurisdicciones legales, y desde el lanzamiento han aparecido algunos problemas incapaces de permitir un funcionamiento óptimo, como el retraso pronunciado de las transacciones. Tal es el caso que en mayo se informó que más de cien mil operaciones ejecutadas en un intervalo dado aún permanecían sin confirmar en la cadena de bloques, y aunque algunos comerciantes deciden pagar tarifas para evitar que sus transacciones se queden en cola, la verdad es que estos cargos suelen ser muy abruptos: por ejemplo, una transacción que toma 400 bytes requiere de hasta $3 o $4, siendo inviable desde todo punto de vista; ahora mismo, empresas como CoinsBankXapo y Wirex también quieren ocupar el liderato en el área.
Sin embargo, una de las principales diferentes entre el esquema de BitFlyer y el de sus competidores es la ausencia de fees, pues la compañía anunció que no habrá comisiones anuales, de admisión o de uso, lo que rompe con el paradigma actual de la industria ya que los proveedores de servicios de terceros podrían ganar dinero con el financiamiento, las transacciones y otros fees relacionados con el servicio.