Bitcoin alcanza cotizaciones récord y gana participación en Argentina

El directivo de Xapo Network, Carlos Maslatón, resaltó que no hay burbuja especulativa.
La criptomoneda de mayor circulación se encuentra en su máximo histórico luego de que su cotización creciera más de 7 veces en el transcurso de un año. Mientras el 15 de octubre del año pasado rondaba los 687 dólares, este lunes cada Bitcoin cotiza a 5643 dólares. Su crecimiento cada vez despierta más interés en el país.

Por eso, en estos momentos, el gran debate dentro la comunidad Bitcoin es cuánto más puede subir el precio de la criptomoneda y si lo que se viene es una estabilización o una abrupta corrección.El atractivo de Bitcoin suma factores: su emisión no depende de un gobierno, el crecimiento de su oferta está programado y no responde a ningún criterio discrecional, las transacciones que se realicen con bitcoins no son rastreables, es una moneda utilizada en todo el mundo, un bitcoin es imposible de robar y... es un activo cuya apreciación promete voluminosos rendimientos. Pero con una desventaja: la volatilidad de su cotización.
El abogado Carlos Maslatón, head de Xapo Network en Argentina, una suerte de banco de Bitcoins a nivel mundial, explicó a LPO que "Los mercados desarrollados -como el de Nueva York- están llenos de activos similares que crecen de esta forma, incluso si puede parecer exagerada y alocada para una persona que no familiarizada con el mundo de las finanzas".
"El Bitcoin es a la vez una moneda y un sistema monetario internacional con una característica única: su oferta. En el momento en el que se creó esta moneda en 2010 se estableció cuánto iba a existir. Al final de los tiempos iba a haber 21 millones de bitcoins de los cuales ya se emitieron poco más de 16,5 millones. Se emiten 12,5 nuevos bitcoins cada diez minutos. Como la oferta es conocida ex ante y es inalterable y cada unidad está identificada, el precio del Bitcoin depende exclusivamente de la demanda. Y la demanda continúa crecriendo, no es una burbuja", señaló el especialista.
Esta es una diferencia sustancial respecto de la emisión de monedas conocida hasta el siglo XX, que siempre fue realizada por Estados Nacionales que se beneficiaron del señoreaje en la emisión primaria. Y, si bien la emisión secundaria estuvo siempre en mano de los bancos, esta también estuvo regulada mediante encajes por el Banco Central. Así, las criptomonedas son la primera unidad de valor, intercambio y reserva autónoma de todos los Gobiernos.
"Sin embargo esta autonomía, desde 2014 ya no es un desconocimiento de las autoridades monetarias tradicionales del fenómeno de las criptomonedas. Consultado respecto de la veloz suba de la cotización del Bitcoin, Maslatón explicó que "Lo que ha sucedido es que desde el inicio fue muy demandado. Cuando nació cotizaba medio centavo de dólar. En este sentido hay dos etapas claramente diferenciadas. La primera va desde su creación en 2010 hasta noviembre de 2013, cuando alcanzó los 1.163 dólares. Esta etapa estuvo caracterizada por la total informalidad. A ninguno de la comunidad se le había ocurrido presentarlo a las autoridades. Lo sentían como algo clandestino".
"La segunda etapa comenzó con un 2014 con el precio en baja hasta los 157 dólares que se alcanzó en enero de 2015. En 2014 las empresas Bitcoin más serias del mundo se encargaron de contactarse con posibles reguladores con bancos centrales, ya que los bancos habían cerrado cuentas de empresas Bitcoin. Luego de crear un sistema anti-lavado de activos en línea con los estándares, comenzaron a tener licencias para otorgar tarjetas de débito de cuentas en Bitcoins adquiridos con transferencias provenientes de cuentas bancarias tradicionales y la demanda fue en alza", agregó.
"En los últimos seis meses la aceptación creciente de comercios y autoridades hace que ya no sea visto como una broma del mundo de los tecnológicos, sino como una moneda seria y con aceptación. Estos son los fundamentos sólidos por el aumento de la demanda", explicó Maslatón.
'En los últimos seis meses la aceptación creciente de comercios y autoridades hace que el Bitcoin sea visto como una moneda seria', explicó Maslatón.
En sus orígenes la criptomoneda se creía que iba tener aceptación en economías con monedas que perdían su poder de compra y que serviría precisamente como herramienta de ahorro, de preservación de valor, sin embargo su uso transaccional ha ido en aumento de la mano de la aceptación en comercios y de la posibilidad de usarla en todos mundos sin pagar spread de tipos de cambio entre monedas.
"La predicción era que iba a funcionar en países marginales, defaulteados, pero no fue así. Se usa tanto en Brasil Sudáfrica, India como en Suiza, Alemania y Estados Unidos, países que son líderes en el mundo Bitcoin. Y en Argentina también. Es universal y es verdaderamente sensacional", aseguró el experto.
De acuerdo a estimaciones, en Argentina hay 15.000 tarjetas de débito en Bitcoins y en manos de Argentinos hay aproximadamente 350 mil unidades de esta criptomoneda. Y el interés sigue en aumento: "La pasión por el Bitcoin que hay en Argentina es de lo más alto del mundo desde el inicio", resaltó Maslatón.